El movimiento en nuestros peque√Īos comienza a desarrollarse desde temprana edad, incluso aun antes de nacer exploran las capacidades de movimiento de su cuerpo d√°ndonos peque√Īas pataditas. Pero una vez fuera del √ļtero es momento de ayudarlos en su desarrollo, y lo podemos hacer a trav√©s de actividades sencillas.

La motricidad gruesa se refiere a los grandes movimientos, aquellos que activan los m√ļsculos del cuerpo, mantener el equilibrio, trabajar en la fuerza al levantar objetos con peso, e incentivar la agilidad y velocidad. En general los ejercicios de motricidad gruesa trabajar√°n con diversos m√ļsculos del cuerpo y habilidades espec√≠ficas.

Dependiendo de la edad de tu peque√Īo tenemos algunas actividades que incentivaran su desarrollo motor grueso.

0-1 a√Īo

  • Tocar las palmas

Una vez que tu peque√Īo sea capaz de sostener su cabeza puedes sentarlo frente a ti y cantar una canci√≥n en la cual lentamente juntas tus palmas. Toma las suyas y gu√≠alo para que poco a poco aprenda el movimiento.

  • Alcanzar objetos

Durante el tiempo boca abajo o de pancita, coloca juguetes u otros objetos interesantes para tu peque√Īo a una distancia que pueda alcanzar estir√°ndose. Recostado sobre su espalda e incluso sentado puedes colocar objetos a una altura mayor al nivel de su cabeza para que logre alcanzarlos estir√°ndose.

  • Girar y gatear

Coloca al peque√Īo sobre su espalda en una superficie blanda, pero firme, mu√©strale un juguete interesante y col√≥calo a un costado para incentivarlo a girar su cuerpo para alcanzarlo y quedar en posici√≥n de gateo. Ahora lleva el objeto contigo frente a tu peque√Īo para que comience a perseguirte, una vez que te alcance entrega el objeto como recompensa.

1-2 a√Īos

  • Obst√°culos

Aprender a utilizar sus extremidades y realizar movimientos ser√° de vital importancia en esta etapa. Coloca libros o cajas peque√Īas en el piso y mu√©strale como puede pasar por encima de los obst√°culos. Puede ser gateando sobre ellos o de pie colocando un pie antes que el otro y tomando tu mando en un principio.

  • Salir de un obst√°culo

Coloca un par de sillas juntas y rod√©alas con cuerda de colores llamativos creando una especie de laberinto, lleva al peque√Īo a la entrada del laberinto y esp√©ralo del otro lado habl√°ndole e incentiv√°ndolo para atravesarlo. Esta actividad le mostrar√° los l√≠mites de su cuerpo, donde cabe y donde no.

Otra gran idea es colocar un par de aros salvavidas inflables en un tapete, apilados uno encima del otro. Tu peque√Īo en el centro sentado, tomas sus manos para ense√Īarle como salir de ah√≠ y dejas que haga el resto.

2-3 a√Īos

  • Construcci√≥n

Con cajas de cartón vacías comiencen a construir una pared o torre, una vez finalizada pídele que la derribe de una patada, este movimiento pondrá en prueba su equilibrio y habilidades para cargar objetos grandes.

  • Caminar sin ayuda, en distintas direcciones

Permite que tu peque√Īo camine sin sostenerse de objetos o tu mano, busca una superficie adecuada para ello. Puedes jugar a caminar hacia un costado y hacia atr√°s para desarrollar sus habilidades de equilibrio.

  • Tocar la punta de los dedos del pie

Un ejercicio b√°sico para mantener la flexibilidad, de pie lentamente curva tu espalda para tocar tus rodillas y pide a tu peque√Īo que te imite. Despu√©s contin√ļen bajando hasta alcanzar la punta de los dedos del pie sin doblar demasiado las rodillas.

3-4 a√Īos

  • Saltar

Una actividad que parece simple, como caminar, pero que involucra muchos m√ļsculos y requiere coordinaci√≥n y equilibrio. Realicen juegos para saltar con ambos pies o con uno solo, puedes dibujar c√≠rculos y cuadrados en el piso, los c√≠rculos se saltan con dos pies y los cuadrados con uno.

Los saltos de rana son otra divertida actividad, encuentra una superficie ideal como el césped o un tapete. Muéstrale la posición en cuclillas y permite que te imite, si es necesario corrige la posición. Una vez en cuclillas es hora de saltar, es posible que en un principio no lo logre o solo pueda hacerlo un par de veces sin perder el equilibrio, poco a poco vayan incrementando la duración hasta lograr diez saltos sin caer.

  • Caminar en l√≠nea recta

Dibuja una l√≠nea sobre el piso con cinta adhesiva de color y gruesa, por lo menos de 5 cent√≠metros. Intenten caminar sobre ella manteniendo el equilibrio. Conforme pase el tiempo podr√°n agregar una mayor dificultad al sostener una pelota mientras caminan, o un aro en cada mano. 

4-5 a√Īos

  • Beisbol

El juego de beisbol es ideal para desarrollar la fuerza en los brazos y la coordinaci√≥n del movimiento y la vista. Pueden comenzar atando una pelota a la rama de un √°rbol fuerte o alg√ļn poste, de esta forma podr√° practicarlo sin tener que recoger la pelota cada vez.

  • Carretillas

Un juego muy divertido especialmente cuando se hacen competencias. P√≠dele a tu peque√Īo que se recueste en el pasto y despu√©s se sostenga con sus manos y rodillas. Expl√≠cale que √©l ser√° la carretilla y t√ļ sostendr√°s sus tobillos. Comiencen la carrera. Seguramente ya ca√≠ste en cuenta cuan f√°cil es ayudar a tu peque√Īo en su desarrollo, ya que en su mayor√≠a son juegos divertidos. Recuerda que los lineamientos de edad son generales, pero es posible que tu peque√Īo logre hacer algunas actividades antes o despu√©s. Esperamos hayan sido de utilidad nuestros consejos y tengas mayores opciones para incentivar el desarrollo de la motricidad gruesa.