Archivo de la etiqueta: vuelta al cole

Etiquetas para la vuelta al cole de Petit Fernand: sorteo

etiquetas termoadhesivas petit fernand

Con la terrible vuelta al cole los padres nos volvemos un poco locos con los preparativos: volver a instaurar rutinas y horarios perdidos en la vorágine del verano (bendita vorágine), comprar ropa y calzado nuevo que dure prácticamente todo el curso, los libros y material escolar o marcar la ropa. El año pasado probé las etiquetas termoadhesivas para hacerlo más fácil y ahorrarme trabajo y este año, vuelvo a repetir.

He probado las etiquetas personalizadas de Petit Fernand y me han gustado. Sobre todo, las termoadhesivas, que me resultan muy prácticas: las despegas del envoltorio, las colocas sobre la ropa, planchas y ya está. Todavía no ha pasado demasiado tiempo, pero no tienen pinta de despegarse pronto de la ropa.

Las de este curso las he elegido con mi hijo, para él y su hermana, y aunque le ha costado decidirse, los motivos que elegidos han sido el pirata, el camión de bomberos y algunos animales (tienen 80 para elegir). Sigue leyendo

Una de esas tardes

Hacía tiempo que no tenía una de esas tardes en las que la única salida posible es meterse bajo tierra y no salir. Una de esas tardes en las que te preguntas en qué andaba pensando yo al meterme en el berenjenal este de la maternidad. Una de esas tardes en las que te acuerdas de aquellos tiempos de tranquilidad de una época pasada en la que todo era más sencillo.

Pero como suele pasar en esto de la maternidad, y me temo que está comprobado por muchísimas madres, en cuanto te confías y crees que todo va como la seda, la realidad te vuelve a poner en tu sitio. Cuando crees que lo tienes controlado, que puedes hacer recados en un tiempo más o menos razonable, por ejemplo, descubres que todo era un espejismo y que nunca has tenido el control. ¿En qué película decían eso de que nunca has tenido el control, es sólo que te habían hecho creer que lo tenías? Porque han dado en el clavo.

Me quejaba yo en su día de que ir de tiendas con un bebé era un infierno, pero me temo que todo es susceptible de empeorar y que sólo el tiempo demuestra que los agobios de los primeros meses son sólo para ir cogiendo fondo para lo que viene después. Aquello era un paseo de rosas comparado con acercarse a un centro comercial en plena vuelta al cole y con la operación pañal descontrolada, además de un niño de dos años que huye de la mano de su madre y escapa a investigar por su cuenta y riesgo.

palmeras Sigue leyendo