Archivo de la etiqueta: viajar con un bebé

El nacedero del Ebro: un lugar para portear

El nacedero del Ebro, en Fontibre (Cantabria), es una de esas bonitas excursiones ideales para llevar a niños pequeños en un día soleado. Estuvimos el verano pasado y nos gustó mucho, y a pesar de que había bastante gente no molestaban. Es un lugar perfecto para portear a los más pequeños, como hicimos nosotros con nuestra Boba Air, pero para los que ya andan solos es muy también muy accesible, porque sus senderos son muy cómodos.

Es una excursión sencilla pero muy bonita: puedes andar por los caminos que bordean el bosque hasta llegar al pequeño lago que se forma abajo, junto al manantial, pero también hay recorridos más largos para quienes quieren caminar más entre puentes y cascadas. Abajo del todo, tras cruzar la zona de árboles, encuentras un lago precioso de todos los colores, con agua transparente y en el que los patos corren en tu búsqueda para que compartas tu almuerzo. Un lugar de esos que casi ni te los crees. 

lago del nacedero del Ebro Sigue leyendo

El primer sistema de retención infantil para autobuses

Tengo pendiente contar muchas novedades de la Feria ExpoBaby celebrada este fin de semana en el BEC de Barakaldo, pero antes me adelanto con una noticia muy positiva. Esta semana se presenta a nivel nacional el primer SRI (Sistema de Retención Infantil) para autobuses, un arnés de cinco puntos creado por el emprendedor Mikel Garrido, presidente de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil que viene a llenar un vacío legal.

SRI montado

Este sistema, que se presentó en la feria primero, ha sido testado y es el único homologado en Europa. A pesar de que desde 2005 es obligatorio que todos los padres viajemos con un sistema de seguridad para niños y bebés en los coches, en el transporte en autobuses y taxis todo el mundo mira hacia otro lado. No hay legislación al respecto, pero no deja de ser contradictorio o paradójico que las exigencias sean cada vez mayores en automóviles (algo positivo y que se agradece), pero no en otros medios de transporte. Y si encima, piensas en autobuses escolares (en los que tres de cada cinco no tiene ni cinturones), el tema escuece. Sigue leyendo

Costa Brava para niños: un destino cómodo y lleno de encanto

La Costa Brava es un destino precioso y muy cómodo para viajar con un bebé. Tiene playa, naturaleza, paisajes, pueblos llenos de encanto y un contraste entre el azul del Mediterráneo y el blanco de las casas y barcas marineras que te hacen soñar con volver de nuevo dentro de poco.

No podía haber elegido un destino mejor para viajar con mi hijo de 19 meses. Nos alojamos en Roses, un pueblo muy cómodo, bien comunicado, con una playa kilométrica y un paseo marítimo plagado de restaurantes, bares de tapas y tiendas. Un lugar turístico no tan masificado como otras zonas del Mediterráneo situadas más al sur y que se ha convertido en un lugar perfecto para las familias. Su preciosa bahía y su mar en calma la hacen perfecta para darse un baño o dedicarse a hacer castillos de arena. Quizá sea por eso que no dejan de verse por todos lados silletas y carritos o tripas de embarazadas.

Roses, Costa Brava, Mediterráneo

Una zona de palmeras de la playa de Roses.

En Roses nos alojamos en el Hotel Mediterráneo, de cuatro estrellas. No está en primera línea de playa (está en Santa Margarida, la zona residencial, pero a tres minutos andando del mar) pero cuenta con una zona ajardinada y piscinas que ya lo quisieran el resto. El buffet es para hacer una mención aparte, nunca hemos probado una comida de tanta calidad y variada, es algo que todo el mundo destaca de este hotel. No es el más barato de Roses, hay opciones más económicas, pero dispone también de apartamentos (tres estrellas, en un edificio enfrente) que comparten la piscina y la comida. En la zona de Santa Margarida hay muchos apartamentos y un camping cercano. Otra opción es el Camping la Ballena Alegre, en San Pere de Pescador, más abajo, y en primera línea de playa.

Sigue leyendo

Viajando con un bebé: cómo cambian las vacaciones

Cuando mi bebé tenía pocos meses, apenas me atrevía a salir de casa. Pero pasado un tiempo, es necesario hacer una escapada y es muy beneficioso para todos. Superado el miedo inicial a salir con media casa a cuestas (ropa, pañales, calientabiberones, potitos, juguetes, silleta, cremas…) hay que plantear las vacaciones, que ya no tienen nada que ver con las que hacíamos de solteros. ¿Qué buscan los padres que se van de vacaciones?

♦ Viajar con un bebé supone adaptarse a sus ritmos. Cambian los planes (olvídate de las noches de fiesta o las excursiones fuertes), pero eso no significa renunciar a ellos. Básicamente se trata de hacerlo todo con más tiempo, buscando más descansos y siendo más flexibles y atentos al ritmo del bebé o el niño. Habrá que amoldarse a sus periodos de siestas y tomas, sobre todo a la hora de viajar en el coche o en el avión (como hicimos aquí), siempre es mejor hacerlo coincidir con su periodo de sueño. Con tranquilidad quedará tiempo para tomar un baño en la playa o la piscina, visitar un museo o pasar un rato en una terraza.

♦ Una de las cosas que más cambian es el tipo de alojamiento de las vacaciones. En nuestros últimos viajes optamos por recorrer Croacia y Portugal con el coche, durmiendo en casas de alquiler. Esto, con un bebé, se nos ha acabado, al menos por el momento.

piscina regadera bebé niño

Sigue leyendo

Una excursión familiar por el valle de Yerri y el monasterio de Iranzu

Hay veces en las que eso de subirse al coche con ganas de excursión pero sin nada programado termina muy bien. Si tienes una tarde libre y te apetece visitar un pequeño rincón de Navarra, te propongo una excursión familiar que te dejará buen sabor de boca: el valle de Yerri, junto a la sierra de Urbasa.

Nuestra excursión empezó en las bodegas Aroa, en Zurukuain (cerca de Estella) y a unos 40 minutos de Pamplona. Comer en su restaurante Le Naturel es muy recomendable, la comida está deliciosa y te aseguro que no saldrás de hambre (el menú de 25 euros, lleva tres entrantes delicioso y un segundo plato, carne o pescado). Eso de comer divisando sus viñedos ecológicos y campos de cereales de Tierra Estella acompañado de un buen vino lo hace aún más agradable (y que tuviéramos la suerte de que el nene se portara bien y aguantara más de la mitad de la comida royendo un trozo de pan, también).

Los pequeños pueblos del valle de Yerri están llenos de casas de piedra con rincones preciosos. Y cogiendo un desvío por aquí y otro por allá, terminamos en el monasterio de Iranzu, junto a Abárzuza, un lugar perfecto para ir con niños.

monasterio iranzu

Junto a la sierra de Urbasa, el monasterio está rodeado de campos con merenderos, tiene servicios y un bar. Pero lo que más le gustó al enano, que se moría de ganas de salir de coche y corretear un poco, fueron los caballos y las vacas del campo de al lado. Se volvió loco de contento al ver cómo se acercaban para que les diéramos de comer hierba y manzanas a la boca.

caballos

Sigue leyendo