Archivo de la etiqueta: running

Pilates para recuperarse del embarazo y el parto

Llevo casi dos meses practicando Pilates y en este poco tiempo no puedo estar más contenta con el resultado. Desde el parto, hace ya dos años, he buscado volver a ponerme en forma sin conseguirlo por problemas de horarios. Los meses de baja maternal me apunté a un gimnasio con horario flexible, y me fue muy bien, aunque tuve que dejarlo al volver a trabajar. Tampoco me llegaron a convencer del todo las palizas que me daba, la sensación de cansancio constante y cómo llevaba todo esto con la lactancia. Un año más tarde empecé a correr, pero lo dejé por el mal tiempo.

Tengo la sensación de que el Pilates estuvo de moda hace un tiempo pero ahora no tanto, y de que se está dejando de lado por actividades como la zumba, por ejemplo. Pero a mí siempre me ha funcionado, y ahora que tengo poco tiempo y una vida más complicada con la maternidad, se ha convertido en mi gran descubrimiento.

Pilates posparto

He tenido la suerte de encontrar un espacio donde se practica Pilates cerca de casa, con muy pocas alumnas y un profesor que sabe mucho y se explica de maravilla. Y en dos meses he conseguido fortalecer mi cuerpo en general, sobre todo la zona del abdomen y mi suelo pélvico, justo donde quería incidir. Pero además, me siento mejor, menos cansada y más relajada, que no es poco. Bendito efecto el del deporte. Desde que empecé con Pilates me siento mucho mejor y estoy recuperando mi figura de forma más evidente. Sigue leyendo

El running y el suelo pélvico

El running está de moda entre las madres y las mujeres que quieren recuperarse tras el parto. Es un deporte sano y completo, se puede realizar en cualquier momento y encima es barato. Tonifica los músculos, ayuda a adelgazar y libera endorfinas que relajan y nos hacen sentir mejor. Pero, y aunque lo pueda parecer, no es bueno para todo, no para el suelo pélvico.

No está recomendado empezar a correr tras un parto sin comprobar antes si el suelo pélvico está dañado, como se defiende aquí. Porque el ejercicio del running es de impacto para los músculos que sujetan la vejiga, vagina y útero y el recto y los debilita más. Le ocurre a corredoras de maratones que no fortalecen esta zona, a mujeres que llevan muchos años corriendo o a madres que se encontraban bien pero que tras varios partos empiezan a correr y descubren que tienen escapes de orina que, si no se tratan, pueden llegar a convertirse en prolapsos.

corriendo

Tras mi parto, mi suelo pélvico quedó muy debilitado. Después de varios meses realizando ejercicios hipopresivos recuperé fuerza muscular, tonifiqué la zona y conseguí corregir un cistocele y un diafragma que se había caído durante el trabajo de parto, como conté aquí. Sólo con unos ejercicios sencillos realizados cada día. Pero en mayo, empecé a correr (fue un entrenamiento muy ligero) y volví a sentir que mi suelo pélvico estaba debilitado, lo notaba sin fuerza y más hundido. Sigue leyendo

¿Envidias a las mamás runners?

Imagen

Imagen de Blog de madre, de Eva Quevedo.

Siempre he tenido manía a la gente que sale a correr, y más desde que se ha convertido en una moda y se llaman a sí mismos runners. Pero en el fondo es pura envidia por no ser capaz de hacerlo. Para mí, que soy carne del baile y el aerobic, correr es el deporte más duro. Hasta que hace dos semanas se me cruzó el cable y pensé en eso de que, si no puedes contra ellos, únete a ellos. No quiero ser una runner, pero sí sentirme capaz de correr más de cinco minutos sin que me dé el flato y un ataque de asma.

En esas estoy. De momento me levanto media hora antes por las mañanas y me centro en correr un metro más que el día anterior. Todavía tardo más tiempo en los prolegómenos, en vestirme y bajar a la calle, que en recorrer una distancia en sí. Puede que en dos meses sea toda una experta o seguramente lo haya dado por perdido, pero al menos he empezado algo. Hasta me he descargado la app ‘Runtastic’ para motivarme batiendo mis ridículas marcas y me han regalado un brazalete para llevar el móvil en el antebrazo (runner no seré, pero sí tecnológica).

El caso es que la moda runner me ha dado en qué pensar y he descubierto una nueva tribu a la que envidio profundamente, las #mamisrunners (aquí su manifiesto) Porque muchas de ellas no han aparcado el deporte al tener un hijo, y a pesar de los pesares, siguen saliendo a correr con el carrito.

Sigue leyendo