Archivo de la etiqueta: jornada reducida

La trampa de la jornada reducida

La jornada reducida es una trampa mortal. Un espejismo de un horario más reducido que, sobre el papel, permite conciliar la vida personal y la laboral. Una engañufla para seguir llevando dinero a casa, mantenerse en activo y (no) dejar de lado la crianza de un hijo ni dejar escapar entre los dedos sus primeros mejores años. Un concepto que, si se cumpliera a rajatabla, podría ser la solución para una sociedad y un mercado que castiga a las madres recientes dándoles la espalda.

Podríamos tener bajas maternales más amplias, facilidades para coger más excedencias o ayudas económicas para permanecer los primeros meses junto a nuestros bebés. De esta manera, no habría prisa por dejar de amamantar, por llevarles a la escuela infantil y la vuelta al trabajo sería más cómoda, menos dolorosa y traumática. Y, por lógica, las trabajadoras estarían bastante más motivadas en su vuelta al trabajo y menos preocupadas por sus bebés enfermos día sí, día no y por hacer malabarismos para poder atender todo.

En lugar de ello, tenemos la posibilidad (y dando gracias) de reducirnos nuestra jornada laboral. Los dos primeros años, cotizando al 100%, y los diez restantes, como un derecho que ninguna empresa nos puede retirar. Una solución que para muchas madres es la única posible. Pero que choca de bruces con una realidad en la que (muchas veces, y no siempre afortunadamente) hay que hacer horas extra, consultar mails durante la tarde, acabar una cosa urgente o meter alguna «horilla de nada» por la noche. Una reducción de sueldo, y en pocos casos, de horario. Un timo institucionalizado que no se respeta más que en algunas empresasSigue leyendo