Archivo de la etiqueta: gigantes de Pamplona

Amar y temer a la vez a los gigantes de Pamplona

gigante de cartón de Pamplona

Los gigantes de Pamplona y alrededores son toda una institución. Si eres navarro, sabrás de sobra que causan furor en los más pequeños y en muchos mayores. Están de moda y encima son de la tierra. Y como en otras cosas de la vida, ocurre que, o los adoras, o los aborreces y rechazas sin entender el fervor que despiertan. Eso les pasa también a muchos niños, algunos que incluso se debaten entre los dos sentimientos a la vez. Ése es el caso de mi hijo: adora a los gigantes y compañía, se declara fan de Caravinagre, se devora los libros de Kilikids, tiene una verga de espuma para practicar en casa y un cabezón de cartón, me pide que escuchemos la famosa canción con la que bailan… pero no quiere verlos ni de lejos.

Le aterra que los kilikis le peguen. Le despiertan un miedo atroz, ingobernable, se me deshace en lágrimas y me pide que le lleve a casa a toda pastilla. Da igual el madrugón, las prisas mañaneras, la media hora larga de villavesa (nuestro querido autobús urbano) y los codazos que hemos dado y recibido para ver en primera fila el baile de las seis parejas de gigantes por el Casco Antiguo de Pamplona.

En Sanfermines lo tenemos vetado, qué le vamos a hacer. Pero el resto del año, con la paz que da el ver las fiestas aún lejanas, yo le sigo diciendo que los kilikis no hacen daño, que si corres no te pillan, y que las vergas con las que pegan son blanditas. Sigue leyendo

Pensando en San Fermín (I): las zapatillas de Carlotta

A partir de estas fechas, a los de Pamplona nos suele empezar un cosquilleo en la tripa. Sale el sol, se acerca el verano, y ya nos ponemos a mirar de reojo el reloj de Kukuxumuxu de la calle Estafeta. Faltan aún menos de 50 días para San Fermín, pero elegido el cartel anunciador de las fiestas, ya sólo queda ir restando los días y pasar por el mal trago de probarse los pantalones blancos y descubrir que los bajos siguen negros o que no atan ni aún metiendo la tripa como haciendo un abdominal hipopresivo. Menos mal que elegir la ropa de los peques no es tan desalentador y que a ellos el blanco les queda muchísimo mejor.

Este año me he propuesto encontrar el mejor atuendo sanferminero para mi hijo y voy a empezar por los pies. En el showroom infantil organizado en Hegan & Dream el pasado 10 de mayo descubrí las preciosas zapatillas que diseña Carlotta con la imagen de los gigantes, cabezudos y del santo y tenía que compartirlo.

coleccionok

Carlotta es una arquitecta pamplonesa que hace tres años empezó a aficionarse a la costura y, tras probar cosas nuevas, terminó pintando sobre tela. Primero fueron los trajes para bebés, y desde hace un año, se dedica a pintar a los emblemáticos gigantes de Pamplona y al santo en sus zapatillas blancas. Dice que pinta a los gigantes por la pasión que despiertan en los niños y porque su baile es uno de los momentos más emocionantes de la fiesta. Sigue leyendo