Archivo de la etiqueta: dentición infantil

El susto de la encía negra

Qué tontería, pero me había imaginado que los dientes de los bebés crecen todos en el orden que les corresponde, como cogiendo la vez en la carnicería. El enano me tenía muy bien acostumbrada, y aunque se hicieron esperar 12 meses, a él le han crecido todo los dientes muy bien ordenados. Primero las dos paletas de abajo, -estaba graciosísimo-, y después las dos de arriba, -como un conejito que aprende a chocar los cuatro para empezar a usar sus nuevas armas a diestro y siniestro-. Y todos ellos le han salido de dos en dos, muy sincronizados y preparados para las fotos. Los otros dos incisivos laterales (los que están pegados a las palas superiores) también asoman a la vez y ordenados. Vamos, de libro.

dream designes

Hasta el momento no habíamos tenido ningún problema: ni fiebre, ni dolores, casi ni lo habíamos notado. Sólo el típico babear y a veces que se frotaba más de la cuenta en las encías con la comida. Me las prometía muy felices y creía que, una vez crecidos los incisivos, el resto de dientes sería coser y cantar. Pero no contaba con los molares: el primero ha venido dando guerra.

El otro día, en pleno lloro, descubrí que tenía un bulto negro en la encía. Superado el susto inicial (¿Habré visto bien? ¿se ha tragado un boli y le ha explotado en la encía? ¿se habrá dado un golpe en la boca?) y tras consultarlo con el doctor Google -sé que no se debe hacer, pero mejor eso que ir corriendo a Urgencias creyendo que tiene escorbuto o la lepra-, llegamos a la conclusión de que es un moratón por un diente que le estaba saliendo.

Una tumefacción blanda y circunscrita, lo que se denomina hematoma por erupción y al parecer es muy común (también desagradable). Consultando con una amiga odontóloga nos dijo que suele ocurrir en ocasiones, y que tan sólo hay que vigilar que no se forme un quiste o que no se infecte, lo cual es misión imposible en un bebé que no se deja abrir la boca más que para zampar galletas. Sigue leyendo