Archivo de la categoría: Otras cosas nuestras

El disfraz del lado oscuro de Disney, ¿lo quieres?

Mi hijo está absolutamente fascinado por los malos de las pelis. Cuanto más malos, mejor, tanto en cantidad como en calidad. De hecho, se pide todos los villanos: Skar, Jafar… incluso la malvada Úrsula de la Sirenita. Le fascinan por su risa malévola, sus malas ideas y sus poderes y armas. Así que cuando contactaron para que eligiéramos y probáramos uno de los disfraces de Disney Store, lo tuve claro. Queríamos al más malo de toda la galaxia: a Darth Vader.

Y puesto que era una gran oportunidad para tener un disfraz excepcional y no se nos podía escapar, solicitamos la talla de adulto. En realidad, siempre he querido que toda la familia nos disfracemos de Star Wars (yo de Princesa Leia, por supuesto), y ahora estoy más cerca de conseguirlo. Ya me veo con mis dos trenzas y mi vestido blanco paseando del brazo del comandante en jefe de las fuerzas del Imperio, seguidos muy de cerca de una pequeña Yoda y de un R2-D2 de cuatro años. Sigue leyendo

Como un lienzo en blanco

pasillo

Confieso que tengo un síndrome del nido adelantado y exorbitado. La nueva casa y la mudanza ha hecho que no tenga un nido, sino dos, que mantener en orden y una llega a lo que puede. Esta semana 26, en la que prácticamente me encuentro a las puertas del tercer trimestre, la tripa pesa más que nunca y los calores de junio hacen mella, y a pesar de ello, dentro de pocos días habremos comenzado de nuevo.

La nueva casa es ahora mismo como un lienzo en blanco. En sentido literal, porque está pintada y las puertas lacadas en este color y también en sentido figurado, porque supone una oportunidad nueva para rehacer la casa a nuestro gusto. Como enfrentarse a un libro por escribir.

Pasada la etapa del papeleo (hipoteca, seguros, poner la nuestra en alquiler, buscar inquilinos, hacer el cambio de domicilio…) estamos terminando la etapa de reformas y prácticamente nos queda la última fase: la mudanza propiamente dicha y la nueva decoración. No tenemos aún marcado en rojo el día en que pasaremos nuestra primera noche en casa, pero será este mes. Ya está hecho lo mayor, aunque soy consciente de que quedarán flecos que iremos cerrando en este verano de espera (¿Cuánto tiempo se puede vivir sin cortinas?) Sigue leyendo

Abril, te has ido volando

Abril ha pasado volando, algo que ya no es una novedad. Sin darme cuenta, ya he superado la mitad del embarazo y aunque se me está haciendo muy duro, más que el primero, se me olvida con nuestro segundo gran proyecto de este año: el cambio de casa. Estamos en plena faena de reforma, así que ahora, más que nunca, los días siguen siendo largos-larguísimos pero los años cortos, como se dice sobre la vida con hijos.

Este mes que está a punto de terminar me hubiera gustado escribir más, también sobre todos esos libros que vamos leyendo y que recopilo en la página de facebook bajo el hastag #hoyleemos. Lo dejo apuntado para hacerlo muy pronto, un top ten (o más) de los libros más recomendables que han pasado hasta la fecha por nuestras manos. Mientras tanto, y entre otras cosas pendientes, dejo aquí un listado de cosas curiosas, interesantes o reseñables con las que termina este mes. ¡A por mayo!

Para tener en cuenta. En este artículo de Verne hablan de lo que es una estafa piramidal más, la de iniciativas como el árbol de los libros. Al igual que en economía, algunos siempre salen perdiendo con este sistema, ahí está el problema. Cuando se trata de libros para niños, el daño no es tan grande (si envías dos libros y recibes un par, no pierdes mucho) a pesar de que la intención es muy buena, pero las piezas siguen sin encajar.

Un juguete que no me importaría que fuera para mí. Es de madera, con animales del bosque que encajan y precioso. Decorativo y educativo, y hablan de él aquí.

Una entrevista con una visión esperanzadora sobre la educación. Cuenta verdades como puños y da gusto leer a este profesor, considerado el mejor de España. Después de leerla, no me extraña.

Sigue leyendo

11 cosas que he aprendido empezando a tejer

aprendiendo a tejer

Después de hacer varias pruebas usando diferentes lanas, el día de Nochebuena emprendí mi primer proyecto de punto, una bufanda cerrada, un cuello calentito tejido a punto bobo para iniciarme en el knitting. Para Año Nuevo, ya estaba terminado y se convirtió en un regalo de Reyes handmade precioso. A través de esos cientos o miles de puntos (perdí la cuenta de cuántos llevaba en la vuelta número 20) he cogido soltura con las agujas, he aprendido a identificar y resolver errores, me he enganchado a la lana y ahora veo los jerseys con otros ojos.

En mi pequeña y primera incursión como futura tejedora he aprendido varias cosas, 11 en concreto: Sigue leyendo

Diciembre, ¡hasta la próxima!

Mi mejor diciembre en años se ha ido despacito, despacito pero deja muy buenos recuerdos y la sensación de haber descansado y disfrutado muchísimo. La boda, el viaje, los cumpleaños… son vivencias que tardaremos en olvidar. Mientras tanto, reúno en este post mis recomendaciones, cosas curiosas e interesantes del mes. ¡Qué poco nos queda para empezar 2016!

Algún día. Me encantaría tener espacio en casa suficiente como para que mi hijo tenga una habitación de juegos donde dar rienda suelta a sus intereses, con un rincón para los coches, otro para la cocina, otro de lectura, y uno para manualidades. Sería algo sencillo pero creativo, como este rincón de arte de Con botas de agua.

Otra forma de contar historias. No lo he probado, pero los kamishibai tienen muy buena pinta y creo que a mi hijo le encantaría. En este enlace, explican en qué consiste esta forma de contar cuentos popular y con mucha historia en Japón.

Una duda. La que surge tras leer este artículo en el que aseguran que la epidural tiene un efecto sobre los bebés, tan grave como la polémica de las tasas de cesáreas de la que se habla en este reportaje. La tasa de cesáreas en los centros públicos y privados es del 21 y del 35%, respectivamente.

Para tomar conciencia. Este tema me preocupa como madre, y es que mi hijo me ve siempre apurada, con prisa, y últimamente sólo me escucho decir “venga, que no llegamos”, “vamos ya”, “date prisa”…

Una curiosidad. Ahora que mi hijo empieza a dibujar, me quedo maravillada viendo cómo hace sus primeros garabatos. Esta madre ha ido más lejos y ha aprovechado esos esbozos y los convierte en pinturas que merecen la pena ser vistas.

Para reírse. En este artículo de Verne se reúnen los mejores tuits de 2015. El humor y los memes campan a sus anchas por Twitter, da gusto.

Mis fichajes del mes:

fichajes de diciembre Sigue leyendo