Archivo de la categoría: Cosas para peques

Cosas para bebés y niños que nos gustan, hemos probado o descubierto, que recomendamos o criticamos

Las primeras matemáticas, a través del juego infantil

regletas material didáctico goula

Ahora que el mayor ha empezado a aprender a hacer pequeñas sumas en el colegio (aunque todavía se líe contando a partir del número 10) en casa hemos empezado a buscar algunos juguetes o materiales que le ayuden a entenderlo todo mejor o a practicar un poco más. Soy una convencida del poder del juego.

Nos hemos hecho con dos materiales buenísimos para empezar con conceptos sencillos de matemáticas en la tienda de Material escolar, en la que hay todo tipo de juguetes y materiales y artículos de papelería para niños a muy buen precio. ¿Por qué no aprender jugando? Sigue leyendo

Dos juegos que no pasan de moda: construcciones y pinchitos

construcción magnética

Últimamente nos cuesta sacar a mi hijo del único juego que le tiene absorto, que es hacer peleas con sus dinosaurios y otros animales y recrear con ellos escenas que ha visto en algunos dibujos o en los libros. Es un juego creativo e imaginativo excelente, pero queremos proponerle también otros para que desarrolle otras habilidades, como la lógica, la orientación espacial y la concentración.

Sin obligarle, pero animándole a que a veces cambie de registro cuando estamos en casa. ¿A alguien más le pasa que sus hijos estén en esa fase en la que sólo quieran jugar a una cosa en el mundo?

Por eso, cuando me propusieron desde Noé Didácticos que probara alguno de sus juegos, lo tuve claro. Me fui directa hacia los juegos de construcción para aprovechar la ocasión y encontrar algo que le gustara al mayor, de cuatro años. Después de descartar algunos juegos de lógica a los que le tengo muchas ganas, porque no son adecuados todavía a su edad, me decidí por el juego tradicional de las construcciones, pero magnético.

Quería también encontrar un puzzle que le gustara (porque los odia) y di con un clásico que nunca falla, el de los pinchitos.

Sigue leyendo

Nuestro cesto de los tesoros

cesto de los tesoros

Dicen que un bebé no necesita juguetes, ni uno sólo, teniendo manos y objetos que explorar y llevarse a la boca. La pequeña tiene ocho meses, el momento de proponerle nuestro cesto de los tesoros, ahora que ya se mantiene sentada perfectamente y sin ayuda y se entretiene mucho cogiendo fichas o piezas pequeñas, golpeando con ellas, chocándolas entre sí e intentando meterlas y sacarlas de recipientes más grandes.

Con el mayor no lo hice, pero con la nena tenía muchas ganas de preparar un cesto o panera en condiciones, con el que diera rienda suelta a sus ganas de conocer mundo y de llevarse a la boca todo lo que quiera. El cesto de los tesoros está indicado para bebés de entre 6 y 12 meses (momento en el que ya no quieren explorar lo que hay en una misma cesta, sino el resto del mundo, y en el que piden más movilidad) y es el paso previo al juego heurístico, una actividad de exploración, manipulación y clasificación básica para los bebés. Sigue leyendo

El disfraz del lado oscuro de Disney, ¿lo quieres?

Mi hijo está absolutamente fascinado por los malos de las pelis. Cuanto más malos, mejor, tanto en cantidad como en calidad. De hecho, se pide todos los villanos: Skar, Jafar… incluso la malvada Úrsula de la Sirenita. Le fascinan por su risa malévola, sus malas ideas y sus poderes y armas. Así que cuando contactaron para que eligiéramos y probáramos uno de los disfraces de Disney Store, lo tuve claro. Queríamos al más malo de toda la galaxia: a Darth Vader.

Y puesto que era una gran oportunidad para tener un disfraz excepcional y no se nos podía escapar, solicitamos la talla de adulto. En realidad, siempre he querido que toda la familia nos disfracemos de Star Wars (yo de Princesa Leia, por supuesto), y ahora estoy más cerca de conseguirlo. Ya me veo con mis dos trenzas y mi vestido blanco paseando del brazo del comandante en jefe de las fuerzas del Imperio, seguidos muy de cerca de una pequeña Yoda y de un R2-D2 de cuatro años. Sigue leyendo

El oso que comía helados, un cuento convertido en Mini

 

mini oso comía helados

Hace ya dos veranos, durante una tarde de agosto en la playa de Orio en la que mi hijo mayor no paraba de pedirme que le contara cuentos, nació una sencilla historia sobre un oso solitario al que le encantaban los helados, como a mi hijo. Y como en el cuento salían helados, muchos helados, abrió los ojos como platos y se echó a reír. Hoy este cuento se ha hecho realidad en papel y a todo color, convertido en un precioso Mini, un libro pequeñito para primeros lectores. Sigue leyendo

Un traje de casera para bebé (hecho en casa)

traje de casera para bebé

A todos los padres nos encanta vestir de caseros a nuestros hijos por estas fechas, con sus trajes típicos, chalecos de borreguito y bastones de madera, y a ellas, con sus faldas y pañuelos a la cabeza, como es tradición hacerlo en País Vasco y Navarra en Nochebuena. Este año me he empeñado en vestir a la pequeña también, aunque sea sólo para una foto y para acompañar a su hermano en la fiesta del colegio de Navidad, así que me puse a buscar por las tiendas de Pamplona un traje de casera de talla bebé.

Haberlo, lo hay (talla 0), pero es bastante caro para usarlo tan sólo unas horas. Merece más la pena comprar ya la talla de 1 año, que ya de por sí es más grande y que generalmente sirve a las niñas hasta los 3 años, más o menos. Pero para bebés más pequeños, como la mía, que entonces tendrá casi cuatro meses, no me iba a valer.

falda del traje de casera

Así que decidí esperar al año que viene para comprar uno de esa talla y amortizarlo los años siguientes, pero hacer algo yo misma para estas Navidades. Pensé en hacer una falda sencilla, pero a pesar de ser mi primer proyecto de costura, terminé animándome a hacerle algo más. Busqué una tela bonita y me puse a cortar y coser para confeccionar para la pequeña una falda y pañuelo a conjunto como en el traje típico. Sigue leyendo