Archivo de la categoría: Bebés y mamás

Cosas de bebés y mamás. Salud, crianza, alimentación, lactancia, sueño…

‘Baby brain’ o cómo volverse tonta en el embarazo

volverse tonta en el embarazo

Los ingleses tienen una palabra para referirse a ello: baby brain. Cada vez hay mas estudios que corroboran que durante el embarazo las mujeres se vuelven más olvidadizas y despistadas porque hay cambios en sus cerebros. Que analicen el mío, porque es más que evidente. El otro día dudé sobre cómo se escribía el apellido de mi marido, algo que habré escrito centenares de veces, y me sale más humo de la cabeza que nunca para hacer las cuentas de la compra.

Me paro a pensar cómo se escriben las palabras y tengo faltas de ortografía garrafales, algunas por las que hace unos meses se me habrían caído los ojos. Así que sí, me voy volviendo un poco más tonta a cada día que pasa, además de estar físicamente más torpe. Derramo la leche y el agua continuamente y me golpeo al andar con los muebles, lo que achaco a la monumental barriga y a la desviación de mi centro de gravedad, al descontrol que siento sobre mi cuerpo (y los 15 kilos de peso que llevo ganados, ahí es nada) y, por supuesto, a la falta de sueño que arrastro desde hace meses. Soy una joyita de chica.

Mi pareja suele decirme que estoy más ausente que presente y que me quedo mirando al infinito mientras comemos sin poder seguir la conversación. Lleva toda la razón, pero a esto le respondo que bastante tengo con llevar una persona dentro con vida propia e intenciones ajenas a mi voluntad. Es bastante difícil mantener una conversación mientras sientes volteretas y patadas traicioneras en la vejiga, ombligo y riñones. Se hace lo que se puede, dadas las circunstancias. Sigue leyendo

Adiós pañal, hola calzoncillo: hacerse mayor en un día

un verano sin pañal

Este verano, el enano se ha hecho mayor de golpe. Supongo que es así como ocurre: los cambios en la infancia son vertiginosos, suceden de semana en semana o incluso de un día para otro. Sólo basta con esperar. Con la retirada del pañal, nos ha pasado lo mismo. Se lo quitó de un día para otro. Un día llevaba pañal y body, y al otro vestía calzoncillos y nos pedía pis con toda naturalidad. Sin escapes, sin prisas y como quien lleva haciéndolo toda la vida.

Todavía no salimos de nuestro asombro, pero pensándolo bien, es normal que haya ocurrido así. Personalmente, tenía un miedo terrible a la dichosa operación pañal después de hacer un intento catastrófico el verano pasado: estaba muy inmaduro y sólo conseguimos desesperarnos después de una semana con seis cambios de ropa diarios. Empezó el primer año de cole con pañal y creímos que hacia Navidad podríamos hacer un segundo intento, pero no fue así.

En todo este tiempo, estuvimos apoyados por el centro educativo y, a pesar de ser el único niño del colegio con pañal en clase, no nos pusieron problemas. Sigue leyendo

Una preparación al parto entre dos

preparación al parto método sueco heli

¿Es necesario volver a hacer una preparación al parto durante el segundo embarazo? En mi caso, era casi imprescindible. La anterior preparación que hice por la Seguridad Social se me quedó escasa y, puesto que el parto fue inducido, me veía en este segundo embarazo tan primeriza como hace unos años.

Así que hace unas semanas me animé a hacer la preparación alternativa del Centro Maternalia que sigue el método sueco Heli (Confident Birth), del que ya había hablado antes en el blog (en este post) pero que tenía ganas de probar de primera mano. Es una clase intensiva de una tarde o una mañana y que, por este formato, nos encajaba mucho mejor.

La experiencia ha sido muy buena y era justo lo que necesitaba en este momento: me ha dado fuerzas y ganas para afrontar un segundo parto después de uno traumático y me ha devuelto la seguridad en mí misma para hacerlo. Ahora me veo con las herramientas necesarias para sobrellevar un dolor que conozco ya bien y he repasado los pasos que hay que dar desde que se rompen aguas o empiezan las contracciones, algo que no pude vivir en el anterior embarazo. Sigue leyendo

Normalizando la lactancia materna: Congreso Lacta 21

Congreso Lacta 21

Este pasado fin de semana se celebró en Pamplona el Congreso Nacional de Lactancia Materna Lacta 21, una oportunidad para que profesionales sanitarios y público en general se pusieran al tanto de todo lo relativo a la lactancia materna y que demostró que la reivindicación sigue activa: es necesario normalizar la lactancia.

La socióloga Ana Carmen Irigalba lo dejó muy claro en su intervención: para dar el pecho hay que querer, saber y poder. Como mujeres, estamos muy influidas por otros (opiniones que son como gotas de lluvia, dijo) y nosotras también vamos a influir en nuestras hijas con nuestra experiencia. “Creemos que la lactancia es una decisión individual, pero en realidad no es así, estamos condicionadas por la influencia social y las expectativas que hay sobre nosotras“. Interesante, ¿verdad?

Como también lo es la opinión que se tiene en el feminismo sobre la lactancia (o feminismos, porque hay muchos). Rosario Quintana Pantaleón, ginecóloga obstetra, explicó que una postura feminista es la de que amamantar nos esclaviza y dar el biberón nos libera, mientras que la contraria reivindica la lactancia como disidente contra un mundo patriarcal y productivo. Sigue leyendo

El infierno del embarazo en verano

Por estas tierras llevamos, como quien dice, cuatro o cinco días de calor, pero han sido más que suficientes para probar en mis carnes los rigores del verano. En mi anterior embarazo me tocó de pleno el invierno, pero en éste no va a haber quien me libre de sudar la camiseta.

Ahora sé por qué otras madres que han pasado por un tercer trimestre veraniego me miran con pena: esto es un infierno. Las embarazadas llevamos encima, por regla general, unos grados Celsius por encima que el resto de los mortales. Los sofocos, sudores y cambios de temperatura nos matan más rápido que al resto. Yo en concreto, que siempre he sido Doña Calores, duro dos segundos de pie a más de 30 grados.

Lo peor es que el calor trae consigo picores insoportables en el pecho (sobre todo los pezones, y es terrible rascarse con disimulo) y en la barriga. Las piernas se hinchan y los pies sufren aún más: todo un espectáculo, y o me visto con vestidos que dejen pasar el aire, o el choque de los muslos al andar se hace insoportable. La piel está más sensible, hasta reactiva diría yo, y cada vez veo más lejos que ningún otro verano el estar morena.

embarazo en verano

Sigue leyendo

La congelación de óvulos como seguro

congelación de óvulos

¿Congelarías tus óvulos de joven para usarlos más tarde cuando tengas la posibilidad de quedarte embarazada? La congelación de óvulos (mejor dicho vitrificación, ya que realmente la técnica es diferente) no está reservada sólo a mujeres que van a someterse a tratamientos oncológicos o con otras enfermedades. Hay quienes abogan por hacerlo extensivo a todas las mujeres en edad fértil como un recurso para ganar tiempo al reloj biológico y evitar futuros problemas de infertilidad.

En definitiva, se trata de seguir teniendo óvulos de calidad y jóvenes como un “seguro” para cuando la mujer esté preparada para tener hijos con unos años más (por temas económicos, laborales, de pareja o los que sean) De este tema nos hablaron a un grupo de blogueras en IVI Pamplona, con motivo de que este mes de junio es el mes de la infertilidad. Según nos explicaron, el año pasado 700 mujeres en España preservaron sus óvulos en esta clínica. Tenían entre 33 y 39 años, muchas cargas laborales y buscaban una válvula de escape ante la llamada de su reloj biológico.

Los óvulos congelados no tienen caducidad y se pueden usar o no en el futuro para una fecundación in vitro, aunque muchos de ellos terminan siendo donados (según IVI, la mitad de las mujeres que consiguieron ser madres con ellos fue gracias a la ovodonación). La vitrificación de óvulos es una forma de solucionar la discordancia entre el momento reproductivo de la mujer (el mejor momento para concebir es con menos de 30 años) y el de concepción, que cada vez se retrasa más.  Sigue leyendo