Archivo de la categoría: Bebés y mamás

Cosas de bebés y mamás. Salud, crianza, alimentación, lactancia, sueño…

Las primeras matemáticas, a través del juego infantil

regletas material didáctico goula

Ahora que el mayor ha empezado a aprender a hacer pequeñas sumas en el colegio (aunque todavía se líe contando a partir del número 10) en casa hemos empezado a buscar algunos juguetes o materiales que le ayuden a entenderlo todo mejor o a practicar un poco más. Soy una convencida del poder del juego.

Nos hemos hecho con dos materiales buenísimos para empezar con conceptos sencillos de matemáticas en la tienda de Material escolar, en la que hay todo tipo de juguetes y materiales y artículos de papelería para niños a muy buen precio. ¿Por qué no aprender jugando? Sigue leyendo

Celos a la inversa (del hermano pequeño al mayor)

celos entre hermanos

Desde que nació nuestra benjamina, hace poco más de un año, estábamos preparados para el fantasma de los celos. Lo trabajamos para evitarlo, ya desde el momento del nacimiento, y tratamos de estar atentos a las primeras señales, como si fuera algo inevitable en nuestras vidas.

Pero lo cierto es que, salvo en ocasiones contadas, el mayor apenas se ha sentido celoso. Sí, en momentos puntuales, como cuando celebramos el primer cumpleaños de la pequeña por todo lo alto durante tres días seguidos. Ahí sí que el mayor se nos hartó y lo vimos triste por tanta atención dirigida a su hermana. Pero poco más que eso, al menos de momento.

Lo que no esperábamos -y además ni contemplábamos ni sabía que podía existir-, era que la pequeña tuviera celos del mayor. Estamos atónitos. Sigue leyendo

Cómo hacer niños lectores

libros infantiles niños leyendo

Mi hijo, con casi 5 años, adora los libros. Nos pide que se los leamos y se los lee a solas a cualquier hora del día. Su hermana, de un añito, tiene de momento una librería a mano con sus cuentos y muy buena disposición hacia ellos. Suelen decirnos que es una suerte que les guste tanto leer, pero no es suerte, ha sido trabajo.

Nunca sabremos si, a pesar de lo que nos lo hemos currado estos años, es todo mérito del niño y ya venía predispuesto en su carácter; pero el hecho es que, de momento, tenemos a un gran lector entre nosotros. En casa no obligamos a leer a nuestros hijos ni somos machacones con el tema, pero sí es cierto que estamos rodeados de libros y en un entorno en el que valoramos mucho la lectura y la escritura.

Cada vez soy más consciente de que la lectura no es un medio o herramienta para aprender cosas, sino que su valor está en que es un fin en sí misma. Leer nos hace más inteligentes y empáticos, además de mejorar nuestras habilidades sociales. Pero además, es beneficioso para los niños porque les hace más curiosos, les enseña a concentrarse, mejora sus habilidades lingüísticas y les da un mayor conocimiento del mundo.  Sigue leyendo

Cómo ven los niños pequeños las vacaciones: un tractor y ositos de gominola

niño mirando la playa

Cinco horas y media de coche con el maletero a reventar y dos niños pequeños. Al llegar a nuestro destino, mucho calor, ganas de desembarcar todos los bártulos y nervios por empezar a disfrutar. Dos horas después, ya situados y tirados en la piscina, el mayor suelta la bomba: “¿Cuándo volvemos a casa?”

Las vacaciones son algo que nos hacen una ilusión loca a los padres y que creemos que los niños van a compartir ciegamente con nosotros. Pero su visión del mundo es muy diferente, y también de las vacaciones. Casi me caigo de espaldas cuando el mayor nos preguntó, después del viaje y de estar una hora descansando en la piscina, que si en la vuelta a casa podría ver dibujos en el coche. Y más al verle la cara de angustia que se le puso al enterarse de que íbamos a estar en ese camping una semana. Sigue leyendo

Se acabó la paz

bebé en la piscina

Desengañémonos, la etapa del carrito y los primeros meses de silleta son los más tranquilos con un bebé. Meses de poco dormir, de tomas a todas horas y de lloros, pero también son tiempos de paseos en paz.

Esa paz se acabó. La pequeña se ha destapado con el carácter y la rebeldía que achacan a los segundos hijos, y que desde ya confirmo. El primero, a su lado, fue un bendito.

Todo lo tranquila que fue los primeros meses, lo es ahora de mujer de genio y figura. Cómo nos tenía de engañados. Suelo repetirme eso de ‘que me quiten lo bailao’, pero ya no reconforta mucho más. Sigue leyendo

Ser bebé con un hermano mayor

bebé agarrando un dinosaurio

Ser un bebé con un hermano mayor no es fácil. Un bebé con un hermano mayor aprende a sonreír y a hacer pedorretas un poco antes, como mecanismo de supervivencia para luchar por unos minutos de atención exclusiva de sus padres. Sabe captar mejor que nadie las miradas ajenas y es un embaucador y enamorador nato. Grita para recordar que sigue ahí, dentro del carrito o de la cuna y siempre tiene una sonrisa a punto para recibir más caratoñas.

Lo primero que aprende a agarrar con sus manitas no es un suave peluche, sino un horrible velociraptor de su hermano. Duerme  a pesar de los gritos del mayor y por su cabeza han cruzado varias veces pequeños coches de juguete o muñecos de juguete sin que se inmutara. Sigue leyendo