Archivo del Autor: yademasmama

Dibujos de nuestra infancia para volver a ver con nuestros hijos (y ponernos nostálgicos)

dibujos animados de nuestra infancia

Los dibujos animados de hoy en día tienen poco que ver con los de nuestra infancia. Son de colores más vivos, más rápidos, las tramas son un pelín más retorcidas, introducen temas de los que no se hablaban en nuestra época… Por eso pensamos que los de nuestros tiempos ya no funcionan. De hecho, si los volvemos a ver décadas después (como nos ocurre con algunas de esas pelis míticas de los 80 o 90, sobre todo las malas), nos abochornamos escuchando algunos diálogos y nos reímos de los fallos de raccord, las chapuzas de efectos especiales o el ritmo lento y plagado de imágenes repetidas.

Pero, ¿de verdad no funcionan con nuestros hijos? ¡Sí, y mucho! Cuando se los vuelves a poner a tus niños ocurre la magia y veinte y treinta años después les encantan, ¿no es increíble? Su inocencia no es tan diferente a la nuestra.

Algunos dibujos tendrían que reponerse en televisión, porque siguen siendo una maravilla para todos los sentidos. Están llenos de valores y en ellos aparece (a diferencia de muchos de hoy en día) un malo malísimo al que se enfrentan los protagonistas. A veces es terrorífico, sí, pero como en los cuentos infantiles tradicionales. Me quedo también con esta reflexión: ya no hay malos como los de antes… Sigue leyendo

La vuelta al cole y las modas cortas

armario niña vuelta al cole

Estos días estoy estudiando con atención un fenómeno que se da en nuestra casa y no sé si responde a la edad de mis hijos o es pura coincidencia: la de las manías y rarezas de los niños con la ropa, que no son pocas. Así que en nuestra querida casa tenemos un cóctel explosivo: a la vuelta al cole le sumamos que las modas son muy cortas, ahí es nada.

Hacia los dos años de edad, el mayor empezó a decidir cómo quería vestirse y a censurarme conjuntos. Ahí empecé a darme cuenta de que esto no iba a ser tan fácil como cuando jugábamos a vestir nuestras muñecas. Lo que antes encantaba, en una semana puede convertirse en una aberración del vestir. Y esto no hay industria de la moda que lo soporte.

Desde entonces, hemos pasado por todas las fases. La de la alergia a los pantalones vaqueros, por ejemplo, ha estado salpicada de todo tipo de excusas: “pican”, “son duros” y ya directamente “no me gustan”. También por la manía a los botones y al rechazo a las telas de chándal de poliéster que recuerdan ligeramente a los de táctel de nuestra infancia (tiempos aquellos). Sigue leyendo

El arco iris Waldorf, ¿realmente merece la pena?

arco iris waldorf

Llevamos más de un año en casa con el arco iris Waldorf y ya ha pasado tiempo suficiente como para poder valorar si es un juguete en el que merece la pena invertir o no. De hecho, y aunque me atraía muchísimo, -como lo siguen haciendo otros materiales como el árbol musical y la mesa de luz-, no me animé a dar el paso hasta que nació la pequeña. Así, tenía ya el doble de posibilidades de triunfar con el regalo 😉

En primer lugar, el arco iris Waldorf cuesta unos 60 euros en su versión grande (los más pequeños son más baratos), un desembolso importante, pero no tanto visto desde el punto de vista de su versatilidad y de que es un juguete para siempre. Si sumáramos lo que nos han costado coches, cromos y otros juguetes de plástico que se han perdido y roto rápidamente, veríamos cómo éste sí sale a cuenta. Sigue leyendo

Pelis y toboganes: la sala Junior de Cines Yelmo de Itaroa

Ayer domingo estrenamos en familia la nueva sala Junior de los cines Yelmo del Centro Comercial Itaroa, en Huarte. Nos invitaron a probar esta sala pensada para las familias, más espaciosa y llena de juegos y nos animamos a ir los cuatro en familia por primera vez, llevando a una bebé de 15 meses por primera vez al cine, todo un experimento.

Elegimos la película de Disney Coco, una película preciosa y que no necesita de ningún artificio ni sala especial para verla, porque es maravillosa: bonita de ver, emocionante, divertida y sorprendente… A los adultos nos encantó, y mi hijo de 5 años se emocionó mucho al final, y eso que estoy segura de que no la entendió del todo porque tiene una parte compleja. Por si alguien está en duda, es una película muy recomendable para estas navidades, que toca la fibra sensible.

Pero volviendo al tema de la sala, ¿merece la pena? ¡Sí! Es una sala muy cómoda y espaciosa, pensada para las familias. Puesto que hay menos butacas, hay más espacio para los espectadores. A mí, sólo con eso ya me ganan. Sigue leyendo

Pañales más ecológicos y sostenibles: Pingo

bebé con pañales ecológicos

Hay una opción alternativa a los pañales tradicionales y son los pañales ecológicos. No me refiero a los de tela reutilizables (que no los he probado porque lavar a mano no es lo mío), sino a los desechables ecológicos, como los pañales Pingo, mejores para el planeta y para el bebé. ¿Habías oído hablar de esta alternativa? En casa los hemos probado y nos han convencido desde el primer minuto.

Tanto, que sorteamos una caja de dos paquetes al final del post para que alguien más pueda probarlos.

Son ecológicos porque para hacerlos se necesitan menos recursos y emplean materiales muy suaves, sin tratamientos químicos agresivos. No llevan cloro, perfume, ni PVC. Por supuesto, no tienen parabenos. De hecho, pueden ser utilizados por niños con dermatitis atópica e incluso por personas con sensibilidad química múltiple, porque la piel del bebé no está en contacto con ningún químico nocivo. Son más suaves y blancos que otros (a pesar de que están blanqueados con agua oxigenada) Sigue leyendo

En nuestra casa tenemos el mejor cojín del mundo

cojín personalizado con un dibujo

No exagero. En nuestra casa tenemos el mejor cojín del mundo. Es suave y agradable, pero sobre todo, nos ha conquistado porque es el más tierno, divertido y entrañable. El nuestro es un cojín diseñado por el artista de la casa, un recuerdo para siempre y el mejor retrato de nuestra familia posible.

Empezó siendo un dibujo gracioso y ha terminado siendo un recuerdo familiar y el elemento decorativo estrella en nuestra casa. Sigue leyendo