Dibujos de nuestra infancia para volver a ver con nuestros hijos (y ponernos nostálgicos)

dibujos animados de nuestra infancia

Los dibujos animados de hoy en día tienen poco que ver con los de nuestra infancia. Son de colores más vivos, más rápidos, las tramas son un pelín más retorcidas, introducen temas de los que no se hablaban en nuestra época… Por eso pensamos que los de nuestros tiempos ya no funcionan. De hecho, si los volvemos a ver décadas después (como nos ocurre con algunas de esas pelis míticas de los 80 o 90, sobre todo las malas), nos abochornamos escuchando algunos diálogos y nos reímos de los fallos de raccord, las chapuzas de efectos especiales o el ritmo lento y plagado de imágenes repetidas.

Pero, ¿de verdad no funcionan con nuestros hijos? ¡Sí, y mucho! Cuando se los vuelves a poner a tus niños ocurre la magia y veinte y treinta años después les encantan, ¿no es increíble? Su inocencia no es tan diferente a la nuestra.

Algunos dibujos tendrían que reponerse en televisión, porque siguen siendo una maravilla para todos los sentidos. Están llenos de valores y en ellos aparece (a diferencia de muchos de hoy en día) un malo malísimo al que se enfrentan los protagonistas. A veces es terrorífico, sí, pero como en los cuentos infantiles tradicionales. Me quedo también con esta reflexión: ya no hay malos como los de antes…

Podría hablar de La vuelta al mundo de Willy Fogg, Sherlock Holmes, los Diminutos, la Aldea del Arce, los Fraggel Rock, los Fruittis, Campeones: Oliver y Benji… Pero muchos de estos títulos no los hemos visto en casa y no sé cómo funcionarán. En cambio, estos cuatro dibujos animados que sin duda conocerás puedes probar a ponérselos a tus hijos y, además, da gusto volver a ver en familia (y nos vuelven nostálgicos). Por suerte, podemos seguir viéndolos en Youtube:

DAVID EL GNOMO

David el gnomo

¿Quién no lloró a mares con el final de David el Gnomo? Posiblemente estos dibujos fueron uno de los detonantes por mi amor por los animales y la naturaleza. Están cargados de mensajes ecologistas y aunque muchos nos quedábamos con el enfrentamiento entre gnomos y trolls (cómo olvidar a estos seres tan malos y asquerosos), esto va calando poco a poco en los niños. Tiene sus partes lentas y la canción del principio es más larga de lo habitual hoy en día, pero es una delicia de principio a fin, a pesar de que vista desde adultos es una serie de fuertes valores tradicionales con un papel de la mujer que choca demasiado hoy en día. Por estas cosas siempre es mejor ver los dibujos en familia.

Están todos los capítulos en Youtube. Ah, una curiosidad que seguramente no conocerás: en Estados Unidos hubo que retocar estos dibujos por un sorprendente motivo.

Les gustarán a tus hijos… si son amantes de los animales, el bosque o los seres mágicos.

DRAGONES Y MAZMORRAS

Dragones y mazmorras

Apenas recordaba nada de estos dibujos, tenía la idea de que eran una fantasmada, pero mi pareja se los ha puesto a mi hijo mayor y ha habido un flechazo en casa. No me extraña: ocurren cosas increíbles, aparecen dragones, magia, y unos niños que se quedan solos en un mundo desconocido y saben sacarse las castañas del fuego. Para los padres, es importante saber que aparecen valores como el trabajo en equipo, la solidaridad, la paciencia, el cuidar a otros… La canción es muy pegadiza, -es la banda sonora familiar de nuestros viajes-, y se pueden encontrar libros y cómics buceando un poco en Amazon. En Youtube pueden verse todos los capítulos, tanto en latino como en español.

Les gustarán a tus hijos… si les gustan los dinosaurios, la magia o los malos malísimos.

ÉRASE UNA VEZ… LA VIDA

Érase una vez la vida. El cuerpo humano

Con estas series de dibujos aprendimos muchísimo los de mi generación sobre historia, el espacio, los inventores o las américas. Mi preferidos (y los que se convirtieron en un bombazo en su época) son los del cuerpo humano, sin duda. Cuando vuelves a verlos te das cuenta de que no entendías ni papa, pero te divertía la lucha con los virus y bacterias y estabas deseando que hicieran desaparecer a la pareja de malos, siempre cometiendo fechorías en la forma que fuera. Por eso, a nuestros hijos les siguen gustando. Son perfectos para ir viendo, en pequeñas píldoras, con niños de más de 4 o 5 años, sobre todo si empiezan a estudiar el cuerpo humano. En este caso, han vuelto a remasterizar para venderlos en DVD y la serie tiene muy buena calidad de imagen, aunque los capítulos de toda la vida pueden verse también en Youtube.

Les gustarán a tus hijos… si empiezan a estudiar o a interesarse por el cuerpo humano y son curiosos.

LOS TROTAMÚSICOS

Los trotamúsicos de Bremen

Mi hijo descubrió por casa un libro sobre estos dibujos y enseguida quiso conocer más. Escuchó las canciones y, en cuanto vio al famoso cuarteto de animales y conoció a la temida banda de ladrones, comenzó a devorar los capítulos. En estos dibujos se habla de música, de amistad, de la naturaleza y de perseguir nuestros sueños, buenos valores para nuestros pequeños. Se pueden ver con niños a partir de los dos años y seguramente les engancharán, porque entenderán todo, tienen momentos bonitos y también divertidos. Cuidado con el principio de la serie, visto ahora sorprende que no recordáramos las penurias iniciales que pasan estos animales; menos mal que todo se arregla y la vida acaba sonriéndoles gracias a su esfuerzo y trabajo. Está también remasterizada y en Youtube.

Les gustarán a tus hijos… si les gustan los animales, la música o bailar.

¿Cuáles les gustan a vuestros hijos?

5 pensamientos en “Dibujos de nuestra infancia para volver a ver con nuestros hijos (y ponernos nostálgicos)

  1. Silvia

    Me encanta el post, yo soy un poco más viejica…aparte de los que nombras, me gustaban Belfy y Lillibit, La pequeña Lulú, El inspector Gadget, Los diminutos, Fraggle Rock… a mi hermana (más pequeña) La aldea del Arce, los Snorkels…y me dejo un montón

    Incluso Candy Candy, qué horror me parece ahora tan romántico y trágico…

    Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.