Pañales más ecológicos y sostenibles: Pingo

bebé con pañales ecológicos

Hay una opción alternativa a los pañales tradicionales y son los pañales ecológicos. No me refiero a los de tela reutilizables (que no los he probado porque lavar a mano no es lo mío), sino a los desechables ecológicos, como los pañales Pingo, mejores para el planeta y para el bebé. ¿Habías oído hablar de esta alternativa? En casa los hemos probado y nos han convencido desde el primer minuto.

Tanto, que sorteamos una caja de dos paquetes al final del post para que alguien más pueda probarlos.

Son ecológicos porque para hacerlos se necesitan menos recursos y emplean materiales muy suaves, sin tratamientos químicos agresivos. No llevan cloro, perfume, ni PVC. Por supuesto, no tienen parabenos. De hecho, pueden ser utilizados por niños con dermatitis atópica e incluso por personas con sensibilidad química múltiple, porque la piel del bebé no está en contacto con ningún químico nocivo. Son más suaves y blancos que otros (a pesar de que están blanqueados con agua oxigenada)

Son pañales que abrazan muy bien al bebé, amplios y altos y esto evita muchos escapes. Además, esto les hace más cómodos, incluso en la cintura, donde a veces, y si apretamos mucho, suelen quedar marcas rojas. Yo he probado con la pequeña la talla 4 y nos han funcionado muy muy bien.

pañales ecológicos pingo

Lo que más me ha sorprendido y convencido de estos pañales es su extrema suavidad. Sin duda, son los más suaves y sedosos que he probado nunca y eso se tiene que notar en el culito del bebé. Los hemos usado en periodo de dermatitis y ésta ha mejorado y también por las noches, cuando está más horas sin cambiar. Son pañales que aguantan perfectamente secos 12 horas (y más, comprobado en nuestra casa) y que evitan irritaciones y rojeces en la piel.

En esta imagen aparecen los pañales Pingo a la derecha y los de Dodot a la izquierda (Activity) Como se ve, así puestos de perfil son más blancos y del mismo tamaño que los otros. La suavidad no traspasa la pantalla, pero se nota enseguida.

pañales ecológicos pingo bebé

Su desventaja está en el precio, son más caros que otras marcas, pero yo lo veo como una inversión para niños con problemas de dermatitis o piel sensible. A diferencia del mayor, mi hija solía tener temporadas con el culito muy mal, incluso en carne viva, pero lo hemos atajado con cremas de pasta al agua y estos pañales. Tampoco es mala idea, si se quiere contener el gasto, combinarlos con otros y reservar estos pañales para la noche, usando unos más económicos para el resto del día. Y si no, he encontrado una página web, Nappy, en la que los venden a un precio mucho más económico (se venden también en farmacias, tiendas ecológicas y en establecimientos de crianza o puericultura).

Para que alguien más pueda probarlos, sorteamos una caja con dos paquetes entre los lectores del blog. ¿Quieres que te llegue un envío de pañales de la talla que elijas? Sólo tienes que dejar un comentario en este post diciendo que participas antes del 21 de diciembre, así de fácil. 

Anunciaré el ganador del sorteo el próximo día 22. Si no toca la lotería, al menos pueden tocarte más fácilmente una caja de pañales, ¿te apuntas? Y si quieres, después de un mes usándolos me cuentas qué tal te han ido y si te han gustado. Yo creo que sí 😉

88 pensamientos en “Pañales más ecológicos y sostenibles: Pingo

  1. Mamá Pîngu

    ¡Participo! A mi me gustan mucho los pañales ecológicos. He usado varias marcas, entre ellas Pingo y es cierto que el material es super transpirable, no da esa sensación plástica, pero eso de que aguantan más de 12 horas secos… Será en tu caso, en el mío desde luego es el pañal que más hay que cambiar porque enseguida se llenan, si no la zona queda húmeda y al final hasta el mismo pañal se va “desintegrando” lentamente.

    No lo digo en plan son lo peor del mundo, de hecho participo y me gusta esta marca pero me gustaría puntualizar ese detalle porque en mi experiencia es así.

    Responder
    1. Un papá en prácticas

      En nuestro caso los combinamos con pañales de tela y nos pasa como a Idoia. Nos aguantan horas y horas. Y lo mejor es que la humedad, por lleno que esté el pañal, no cala. Al margen, con nuestra hija tuvimos un montón de problemas con irritaciones del pañal. Con el peque, usando de tela y Pingo, ninguna.

      Responder
    2. yademasmama Autor

      Gracias por dar tu impresión. A mí me han durado más de 12 horas y sin notar eso que dices de desintegrarse, de hecho es que ni huele mucho a pis como con otros, pero como dices, cada experiencia es un mundo. ¡Suerte!

      Responder
  2. Silvia

    Yo también participo, he probado las toallitas Pingo y me gustan. Mi peque tiene dermatitis atópica y no me atrevo con cualquier marca…

    Responder
  3. Vicky Gallego

    Hola! Participo en el sorteo.
    Los compramos en nappy junto con un pedido de dodot y nos han sorprendido. Sin suaves, acoplan muy bien, nada de fugas y aguantan toda la noche. Y es verdsd que el pañal no huele a pipí.
    Repetiremos.

    Responder
  4. Sofia

    Participo clarisimo!!!con mi hijo solo usamos Dodot pero ahora que tiene que nacer su hermanita en marzo queremos probar una opción mas ecológica, siempre sin descuidar la suavidad y absorción!

    Ojalá nos toque!!
    Un abrazo.
    Sofia

    Responder
  5. Vanessa

    Participó! Trabajo en una escuela infantil y son muy buenos estos pañales. Ahora voy a ser mamá y me encantaría probarselos a mi peque.

    Responder
  6. Nagore

    Participó, me encantaría probarlo con el mayor la verdad que la cosa fue fácil , pero el peque tiene 10 días y ya estamos teniendo problemas , he leído sobre estos pañales y todo cosas buenas.

    Responder
  7. Maria Asens

    Participo! La verdad q tengo ganas de probarlos, utilizamos pañales de tela pero por las noches los alterno ya que no aguanta toda la noche. Ahora usamos por las noches Dodot 12h pero me gustaria una opción mas eco. A ver si hay suerte!

    Responder
  8. LauraTuero

    ¡Me apunto! Llevo tiempo queriendo probarlos pero con tanto lío al final siempre acabo cogiendo los primeros que pillo en el supermercado o bajando corriendo a la farmacia del barrio XD A ver si me gustan y pillo un arsenal por Internet y así me olvido de pañales por una temporada.

    Responder
  9. Elena

    Me encantaría probarlos.
    «Mi pequeño angelito» usa la talla 4.
    Participo en el sorteo y comparto públicamente el post.
    G·R·A·C·i·A·S

    Responder
  10. Irene

    Participo! La verdad q no los conocía y cualquier alternativa más ecológica es bienvenida. Me encantaría probarlos. Gracias x el sorteo!

    Responder
  11. ¡Y yo con estas barbas!

    ¡Hola Idoia! ¡Qué afluencia de público, oye…! Jajaja ¡Qué guay! Mira por dónde, que poniéndome al día me encuentro con esta entrada, y un sorteo sencillito ¡Maravilloso…! Pues dejando de lado mi urticaria natural hacia los sorteos, fíjate que a este sí que me apunto, oye, por siaca… Recuerdo que con la niña, a lo largo del primer año, ya estuvimos informándonos sobre pañales ecológicos, y en su día probamos alguna marca, pero no recuerdo la experiencia como algo maravilloso precisamente, porque sí que nos pasaba algo de lo que comentas, y era que las cacurrias de lactante/sueltecillas sí que se nos terminaban escapando con bastante más facilidad que con nuestros pañales habituales, así que no seguimos por esa vía, porque al final era arruinar bodys cada dos por tres. Y oye, yo, como tú… Lavar a mano, lo justo. Pero si estos funcionan bien, me molaría mucho probarlos. ¡Talla cuatroooo…! Jaja
    ¡Besazo prenavideño enooooooorme, guapísima! 😉

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, es que yo tampoco me apunto a sorteos que te piden el oro y el moro, sólo a los muy sencillos como éste, se nota, ¿no? Vamos, que te apunto encantada de la vida. A ver si tienes suerte y los pruebas 😉 ¡un beso enorme!

      Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.