Una preparación al parto entre dos

preparación al parto método sueco heli

¿Es necesario volver a hacer una preparación al parto durante el segundo embarazo? En mi caso, era casi imprescindible. La anterior preparación que hice por la Seguridad Social se me quedó escasa y, puesto que el parto fue inducido, me veía en este segundo embarazo tan primeriza como hace unos años.

Así que hace unas semanas me animé a hacer la preparación alternativa del Centro Maternalia que sigue el método sueco Heli (Confident Birth), del que ya había hablado antes en el blog (en este post) pero que tenía ganas de probar de primera mano. Es una clase intensiva de una tarde o una mañana y que, por este formato, nos encajaba mucho mejor.

La experiencia ha sido muy buena y era justo lo que necesitaba en este momento: me ha dado fuerzas y ganas para afrontar un segundo parto después de uno traumático y me ha devuelto la seguridad en mí misma para hacerlo. Ahora me veo con las herramientas necesarias para sobrellevar un dolor que conozco ya bien y he repasado los pasos que hay que dar desde que se rompen aguas o empiezan las contracciones, algo que no pude vivir en el anterior embarazo.

Pero sobre todo, y es por lo que más me ha gustado trabajar con la matrona Susana, he vuelto a conectar con el bebé y también con mi pareja en este momento, uniéndonos más. Quien haya hecho estas clases sabe que emocionan y que hay momentos en los que es difícil reprimirse las lágrimas.

De hecho, durante las cuatro horas que duraron las clases, fui de pronto consciente, -y no me había dado cuentas antes de ello-, de que en mi anterior parto también hubo cosas bonitas y buenas, como sentir el apoyo de mi pareja y el trabajo juntos que hicimos a pesar de los malos momentos. Sólo por descubrir esto y arrojar una nueva luz positiva a aquel momento, tengo la sensación de que ya ha merecido la pena.

No quiero desvelar mucho, por si alguien se está planteando hacer estas clases en el futuro, pero son muy recomendables. Son clases muy prácticas, en las que se enseñan movimientos y ejercicios que ayudan durante el parto: a que el bebé se coloque antes, a acelerar la dilatación y a calmar el dolor. Y todo ello en pareja, porque se considera que el parto es un trabajo de dos. Y por pareja, se refiere a dos personas, sea el marido o la madre.

Lo cierto es que salimos de allí con la sensación de que él tiene que hacer buena parte del trabajo de parto: masajearme espalda, cadera y aliviarme el dolor, calmarme, ayudarme con las respiraciones (en esta preparación son diferentes a las que nos enseñan tradicionalmente) y sobre todo mantener la cabeza fría para que todo vaya bien y hacer de enlace con los sanitarios para que se siga el plan de parto previsto.

Estoy muy de acuerdo en el importante papel que juegan las parejas durante el parto y de lo mucho que pintan en ese momento. Por eso, creo que ellos también necesitan estas clases, sentirse partícipes del nacimiento de su bebé y tener las herramientas adecuadas para hacer algo más que “no estorbar”.

Gracias a esta preparación tengo una idea diferente del parto a la que ya llevaba: quiero probar nuevas posturas, hacer el trabajo de dilatación en casa con mi balón de Pilates y vivirlo de otra forma más intima. Si todo esto ayuda, bienvenido sea.

¿Sentisteis la necesidad de volver a prepararos para un segundo o tercer parto?

24 pensamientos en “Una preparación al parto entre dos

    1. Raquel

      Que vaya todo genial! Ya te queda muy poco!! Me gusta mucho leer tu blog, para las que aún no nos hemos estrenado en la maternidad nos viene muy bien para “adentrarnos” en estos lares. Aparte de los consejos desde tu propia experiencia, el toque de humor cuando toca me encanta. Sigue así 😉 Un abrazo de tu compi de clase.

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Mil gracias por todo, Susana. No sabes qué ganas tengo de que todo vaya bien y pueda aplicarlo… ¡Besos!

      Responder
  1. Leire

    Hla.
    Yo conocí el método heli en tu anterior blog. Ante la llegada de mi segundo hijo, y también como tú, después de un parto traumático inducido, me sentía aterrorizada ante la posibilidad de otro parto igual. A mi no me pillaban en otro igual.
    Fuimos mi pareja y yo al curso con Susana y salí con la misma sensación que tu. Decirte que no sólo es una sensacion. Funciona y ayuda. Llegó el di del parto, y otra vez tuvo que ser inducido. Pero nada que ver. Pusimos en práctica lo aprendido y lo recuerdo como un parto maravilloso.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Leire, no sabes cómo agradezco tu comentario y cómo me ha emocionado. Ojalá me quite la espinita como tú. Muchas gracias por contarlo 🙂

      Responder
  2. Planeando ser padres

    Esto es una cosa que me cuestiono bastante, porque durante el primer embarazo no tenía ninguna duda de que yo necesitaba esos cursos de preparación al parto porque no podía llegar a ese momento sin conocimiento ninguno. Y fueron súper útiles y yo sigo estando súper agradecida por la ayuda que me dieron. Pero después de haber sido madre ¿iré a clase la próxima vez? No sabría decir, sobre todo porque la organización para ir de forma presencial, en pareja y tener que colocar a mi bichilla en algún sitio no sería sencilla. Pero ya lo valoraremos en su momento.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Una de las cosas de este taller es precisamente eso, que dura una tarde o una mañana y es muy fácil organizarse así. Yo recomiendo volver a prepararse, todo lo que sea información viene bien, sobre todo si es diferente o proviene de otro punto de vista.

      Responder
  3. Norgwinid

    Yo he ido a clases de preparación al parto las dos veces: la primera porque no tenía ni idea de dónde me metía y quería algo de información y la segunda por no repetir los errores del primer parto y por compartir experiencias y tiempo con otras madres (esto último sin duda lo mejor). No tuve ocasión de hacer una preparación diferente a la que ofrecen en la Seguridad Social (bastante excasita, además), pero me hubiese encantado!!!!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Sí, esa es la pena, a mí la de la Seguridad Social también me parece un poco escasa. Es curioso cómo en la segunda preparación te das cuenta de las cosas que se hicieron mal o que no ayudaron en el parto, me refiero también a cosas que hicimos nosotras mismas pensando que eran lo mejor. A ver qué tal va esta experiencia. ¡Gracias por el comentario!

      Responder
  4. Itziar

    Yo tb hice la prep al parto con Susana! Y fue genial, me sentí preparadísima y mi pareja también. Además tuvimos la suerte de que todo saliera rodado en el parto y disfrutamos de un parto natural precioso. Vamos, que llegué al hospital dilatada de 9cm (tras un largo trabajo en casa) y en 1h ya teníamos a nuestra bitxilla en brazos. Qué recuerdos! Volvería a prepararme para una sefunda vez sin duda. Mucha suerte y a disfrutar de vuestro momento!

    Responder
  5. amareselmotor

    Qué bueno!! En mi caso, soy mamá de 2, y recomiendo vivamente prepararse para cada parto. Todos son únicos e irrepetibles y no por tener una experiencia o más previas está de más la preparación. Yo también sentí la necesidad de prepararme de nuevo.

    Efectivamente, por desgracia, desde mi punto de vista la preparación en los centros sanitarios públicos sigue siendo escasa. Así que no queda otra que prepararnos por nuestra cuenta o con ayuda de profesionales ajenos al sector público.

    Por otra parte, si el embarazo y la preparación al parto te está suponiendo una unión mayor con tu marido me parece que estás yendo por muy buen camino. Lo considero esencial. Efectivamente esto es cosa de dos y la preparación también debe serlo. Sin duda, el apoyo emocional de tu chico contribuirá enormemente a que te sientas con fuerzas y paz para asumir la llegada al mundo de tu bebé.

    También considero muy importante la fase del postparto. Es un momento muy delicado en todos los sentidos y que lo llevemos bien dependerá de los cuidados que tengamos en cuenta. Para mí han sido fundamentales una vez más el apoyo de mi marido y los ejercicios de recuperación de suelo pélvico y faja abdominal. Te dejo por aquí el post que escribí sobre los abdominales hipopresivos por si te sirve. Por desgracia la información al respecto también es escasa o nula en la Seguridad Social (https://amareselmotor.wordpress.com/2016/06/20/abdominales-hipopresivos-suelo-pelvico-salud-postparto/).

    De nuevo enhorabuena por esa preparación ENTRE DOS, que sin duda os traerá tantos beneficios. Que sigas genial y te deseo un parto precioso. Un beso

    Responder
    1. yademasmama Autor

      ¡Muchas gracias! Sí, es verdad que no se habla tanto de los hipopresivos como se debería. Yo los hice para recuperarme del primer embarazo y parto y fueron mi salvación porque tuve muchos problemas con el suelo pélvico. Estoy segura de que dentro de poco los retomaré.

      Responder
  6. correolacajitademusica

    Muy interesante el post! Ya sabes que yo también tuve un primer parto traumático.. Aún así no me había planteado hacer de nuevo preparación. Viendo tu post he cambiado de idea y si en el futuro me quedo embarazada voy a buscar algo así (lo de la ss no pienso repetirlo!)

    Gracias!

    Feliz día!!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Gracias, María. No pensaba hacerlo tampoco pero después pensé que era justo lo que necesitaba, pero hacer algo diferente y alternativo. Y de verdad que me siento más preparada y con ganas. Veremos qué pasa ^_^

      Responder
  7. No sin mis patucos

    Yo con el segundo embarazo no hice preparación al parto por falta de tiempo, pero sinceramente creo que sería necesario con cada embarazo, porque hay muchas cosas que se olvidan y eso que mis hijos solo se llevan 19 meses.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Sí que se olvidan, y además, según el tiempo que pase entre un embarazo y otro, hay cosas que cambian y que merece la pena tener en cuenta. ¡Besos!

      Responder
  8. ¡Y yo con estas barbas!

    ¡¡¡Hola morena…!!! ¡¡¡Que hace mucho que no te escriboooo…!!! Oye, me ha parecido muy interesante lo de la clase esta… Veo que lo recomiendas, entonces. Me lo apunto para investigar por aquí, por siaca, que nunca se sabe… 😉 ¡Un besazo enorme!

    Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!