Una cena diferente y sencilla para la familia: milhojas de calabacín con jamón y queso

calabacines con jamón y queso

El otro día preparé una de mis cenas preferidas y más resultonas: un milhojas de calabacín con jamón y queso al horno que está para chuparse los dedos. No pensaba compartir la receta, porque no tiene ningún misterio, pero después de que me preguntaran por ella, aquí va. Porque a todas se nos agotan las ideas y siempre viene bien variar un poco.

La complicación de esta receta está únicamente en cortar en láminas finas el calabacín, de un grosor justo para que no se deshaga (si es muy fino) o quede crudo si está demasiado grueso. Es mejor hacerlo con un calabacín pequeño o mediano, porque con los más grandes el centro suele ser más blando y se deshace al montarlo.

Tan sólo se trata de colocar una lámina de calabacín en una bandeja de horno, sobre un poco de aceite, e ir añadiendo “pisos”. Yo lo monto así: calabacín, una o dos rodajas de tomate natural cortadas finas, calabacín de nuevo, jamón y una loncha de queso, calabacín y queso rallado por encima.

El toque personal lo pongo echándole también hojas de albahaca recién cortadas de nuestra jardinera, que también meto entre el milhojas. Después de montar los calabacines (los que quepan en la fuente), le echo tiras de cebolla, a veces puerro… lo que se me ocurra. Va al horno durante unos diez minutos a 180º ( o hasta que veamos que se dore el queso rallado de encima y que el calabacín está hecho).

Y entre los pisos he probado también a echarle jamón serrano (queda más fuerte, pero delicioso), distintos tipos de queso… A mí me encanta el calabacín y es una forma de comerlo que se sale de lo común: puré o frito en rodajas. A los peques, les encanta.

¿Te animas a probarlo?

10 pensamientos en “Una cena diferente y sencilla para la familia: milhojas de calabacín con jamón y queso

  1. mamirecientecuenta

    me encantan el calabacín. Yo esto lo hago muchas veces, pero con berenjenas. Probaré de hacerlo con el calabacín! 🙂 Seguro que está delicioso

    Saludos

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Yo empecé haciéndolo con berenjena, pero como el calabacín es más suave, me quedé con él. La verdad es que me encanta 🙂

      Responder
  2. en el sombrero de mama

    Pues me viene perfecta esta receta!! El jueves es el cumpleaños de mi marido y quería preparar una cena especial… Me arriesgaré con esta, qué pinta tiene!! Ya te contaré! Gracias por compartirla!

    Responder
      1. en el sombrero de mama

        Receta puesta a prueba… Con gran éxito!

        Efectivamente es muy sencilla de elaborar y queda deliciosa, el queso por encima que se gratina ayuda a que quede de tal modo compactado el plato que es muy fácil de servir.

        Mi temor era sobre el tema de cocción, más aún porque a mi horno hay que tratarlo de usted (solo te digo que para hacer pizza, primero ponemos la masa sin nada por un lado, y después por el otro, y cuando ya está hecha, añadimos los ingredientes y la volvemos a introducir en el horno). El caso es que hice previamente “las tiras” de calabacín en un recipiente tipo lekkue, de silicona, al microondas, ahí puestas, con aceite y sal, 5 minutos a máxima potencia. Y después al horno con todo el montaje, pero ya me aseguraba que no quedaría crudo… Y quedó estupendo!

        Responder
        1. yademasmama Autor

          Ay madre, qué lío tienes con el horno, ¿no? La verdad es que cada uno tiene su aquel y hay que cogerle el tranquillo. Me alegro mucho de que lo hayas probado y de que te hayas animado a contar cómo te ha quedado. ¡Así ya se puede! 🙂

    1. yademasmama Autor

      A 180 grados, 10 minutos en el horno o hasta que veas que el queso de arriba està fundido 😉

      Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.