Aprovechando los pantalones durante el embarazo

Es un hecho científico eso de que la barriga sale antes con el segundo hijo. No me lo podía creer, pero antes de las 8 semanas ya estaba ahí la tripita que, con mi primer hijo, tardó en salir lo menos 12. En mi caso, además, se me empezó a notar el embarazo enseguida en la cara, más regordeta, y en la cadera. Me gustaría ser como esas mujeres a las que sólo les crece la tripa, pero al parecer esa no es mi genética: en los embarazos cojo mucho peso y por todos lados. La cintura desaparece casi en el momento en el que me hago el test de embarazo y mis muslos empiezan a aprovisionarse desde el primer segundo para que nada le falte al bebé.

Por eso me cuesta mucho aprovechar mi ropa, aunque en este segundo embarazo lo estoy llevando mejor: ya me había hecho con muchas prendas anchas (jerseys, camisetas, vestidos) y también ha ayudado el hecho de que sea invierno y lleve abrigos y fulares que lo disimulan. De momento, me siguen valiendo mis pantalones y no he tenido que aumentar de talla (toco madera). En el primer embarazo me compré unos de premamá desde el tercer mes, pero en éste me estoy resistiendo para seguir viéndome como siempre.

Las primeras semanas tiré del truco de la goma de pelo en el ojal para sentirme más cómoda, pero ya me he profesionalizado (la experiencia es un grado) y ahora uso un alargador de cintura profesional, que me sienta mucho mejor y cubre mucho más. Me costó un poco cogerle el tranquillo, pero ahora lo uso a diario y me parece un inventazo.

Del truco casero al adaptador profesional:

goma en el ojal

adaptador de cintura

El mío es éste de Tutete, y me gusta porque viene con todo tipo de adaptadores (para botones de los pantalones y enganches de las faldas, por ejemplo, aunque éste no lo he probado) y pedazos de tela vaquera, negra y blanca. Como se puede usar con distintas prendas y tiene varias posiciones de ajuste para adaptarse al tamaño de la barriga, tiene mucha vida.

Eso sí, requiere tener un poco de cuidado en disimular la cremallera de los vaqueros y llevar partes de arriba largas que cubran esa zona, pero eso de sentirte en tus pantalones y que no se vea la braga, no tiene precio (al menos, al principio).

Ahora bien, no negaré que estoy deseando que llegue la primavera para quitarme algo de ropa e ir más ligera con vestidos.

¿Cuánto tiempo os duraron los pantalones de siempre?

16 pensamientos en “Aprovechando los pantalones durante el embarazo

  1. marifififi

    Los vaqueros me duraron bien poco, porque ademas venia de una super dieta y eran bastante pequeños jejeje. Eso si, los elásticos y los legging me duraron todo el embarazo, creo que pantalones propiamente de embarazada compré solo un par. También es cierto que soy mucho de vestidos y aproveché todos los anchos que tenía hasta el final. Besicos

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Vestidos es lo más cómodo, pero claro, depende de la época del año que te toque. Ya ves que yo los estiro al máximo (al menos ahora) 😉

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, gracias por el piropo, suerte que en la foto no se ve la cara de agotamiento… Tengo un cansancio mortal… Ufff. ¡Mil gracias por estar ahí al otro lado!

      Responder
  2. diasde48horas

    Yo conocí tarde el invento, ya acabando mi segundo embarazo, y me quedé con ganas de probarlo. Además, en mi primer embarazo me pasó como a ti, cogí peso por todas partes, pero esta vez que sólo me creció la barriga me habría venido de perlas. En fin…

    Responder
  3. laura

    No lo conocia!!
    Yo que era primeriza a los dos meses o menos tuve que tirar del invento goma de pelo pero se me clavaba la cinturilla del pantalon igualmente asi que compre dos vaqueros premama que me acompañaron todo el embarazo. Los dos de la talla 38 y eso que cogi 17kg!!!
    En verano mucha falda y vestido. Alguno lo tuve que dejar de poner porque de repente al crecerme la barriga se subia por delante demasiado!! Un dia pase apuro cuando me di cuenta en la oficina jajajj

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, qué apuro, qué bueno. A mí también me sirvieron los pantalones premamá todo el embarazo y eso da subidón, ¿verdad? Aunque luego cuesta muucho volver a la 38 real, jeje, al menos a mí 🙁 A ver en este si mantengo el peso a raya, pero no sé yo…

      Responder
  4. correolacajitademusica

    En mi caso ya sabes que solo tengo 1… Y me pasé a los vaqueros premamá en cuanto me hicieron la eco de las 12 semanas. Qué cosa tan cómoda…! Hasta entonces solía llevar los míos y cuando me sentaba desataba un botón. Me gusta esta idea que nos comentas!

    No la conocía además…

    Feliz día!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Yo también me pasé a los premamá en ese momento, pero ahora espero estirar la vida de mis pantalones un poco más 🙂

      Responder
  5. lasonrisadespeinada

    En el primer embarazo aguanté bastante, ya con el segundo la tripa salió enseguida, aunque es cierto que yo no he sido de coger mucho peso. En invierno leggins y en verano vestidos corte imperio y faldas hippies elásticas, poca ropa premama que es muy cara y no suele ser muy de mi gusto , vivan los mercadillos jejejje

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Qué bien te has apañado 😉 Yo necesito verme bien, así que algo de ropa premamá acabo picando, jeje.

      Responder
  6. Pingback: Los doce posts más leídos de 2016 - Y, además, mamá

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!