Algo hizo clic en mi cabeza

Me había autoconvencido de que así, los tres juntos, estábamos bien. En nuestra pequeña casa, con todo el tiempo para nuestro hijo y pudiendo llevar una vida cómoda, disfrutando de vacaciones cada año. Me autoconvencí de ello porque el miedo a ampliar la familia era muy grande. Pero me reconcomía la duda.

Este verano, sin esperarlo, algo hizo clic en mi cabeza. El miedo a volver a las noches sin dormir parecía más pequeño. El pánico a un mal parto de nuevo, a palabras como bajo peso, cirugía o prematuro ya estaba casi olvidado. E incluso la sombra de la preeclampsia (alargada sombra) empequeñecía en mi mente. Fueron ocupando su lugar recuerdos de nuestras vacaciones juntos, de los primeros días de mi bebé, de su olor, de sus movimientos en mi tripa, de nuestra inocencia de primerizos. Y me sonreía.

embarazo primer trimestre

La pereza que sentía ante la idea de volver a vivir un embarazo se iba convirtiendo en ilusión. Un golpe de arrojo barría de mi mente los apuros económicos, la falta de tiempo, y otras tantas excusas a las que me aferraba. ¿No merece la pena arriesgarse? Al mirar a mi hijo, ya no veía que iba a quererle menos, sino que traer otro bebé al mundo sería darle el mayor de los regalos: un hermano.

De pronto, algo hizo clic en mi cabeza. De pronto, mi camino tenía más luz con un propósito tan grande. El agotamiento y los malabarismos del día a día pasaron entonces a un segundo plano. Habrá que mudarse, habrá que rascar horas de donde se pueda, pero se conseguirá. Definitivamente algo hizo clic y ya no hay vuelta atrás. ¡Estamos embarazados!

P.D. Ya entrando en el segundo trimestre 🙂 ¡qué ganas tenía de soltarlo!

69 pensamientos en “Algo hizo clic en mi cabeza

  1. javi

    Felicidades “mamá”. Agrandar la familia agranda el corazón de todos los miembros. Y el hermano lo va a agradecer muchísimo.

    Responder
  2. amordebatmami

    enhorabuena guapetona! Me alegro mucho! Ya verás que todo va a salir perfecto, y aunque nadie dijo que fuera fácil merece mucho la pena. Los hermanitos/tas son el mejor regalo y verlos crecer juntos es amor!
    Te deseo lo mejor y que salga santa/o! 😛 Besotes

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Eso quiero yo, un santo en casa, jaja. Puestos a pedir… No te van a caer sólo a ti los bebés dormilones, ¿no? Jaja, ¡me pido un santo/a como la tuya! :-*

      Responder
  3. María José,mamá de Manuela

    Enhorabuenaaaaa!!!!! Yo también estoy en ese click! Ojalá esté cómo tú prontito y tengamos ese super regalo! Disfrutaaaaa!!!!Mucha suerte y muchos bss!!!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Mil gracias, Lydia. Ahora bien, mejor que los meses anteriores, jeje, pero no me puedo quejar. Ahora bien, no tiene nada que ver el embarazo sin hijos mayores que esto, ufff…

      Responder
  4. nosoyunadramamama

    Enhorabuena guapa!!! es el mejor regalo que puedes darle a tu hijo! Y realmente, si lo piensas, vivir cómodamente se hace sin ningún hijo, jajaja…por lo que, una vez que tienes uno, pues eaaa, a seguir!!!jaja

    Responder
  5. enelsombrerodemama

    MUCHISIMAS FELICIDADES!!!! Y qué bien sienta ese arrojo, ese tirar adelante que ya lo demás se andará… Y se andará, no lo dudes!!! Mi más sincera enhorabuena y bienvenida a una aventura de la que, te lo aseguro, no te vas a arrepentir jamás!

    Responder
  6. Pasuco a Pasuco

    Muchísimas felicidades!!! Vaya alegrón!! Va a ir fenomenal, ya verás. Recuerdo un comentario tuyo de hace mucho en el que me decías que sería bonito volver a tener las sensaciones del embarazo pero que tú ya no podrías experimentarlas otra vez, más o menos, recuerdo que me transmitiste mucha tristeza y resignación y ahora…ahora me das una inmensa alegría al saber que de nuevo lo estás viviendo, y además con ilusión!! Felicidades de todo corazón. Disfrútalo, aunque lo mejor está por venir.
    Muaks.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Resignación, sí, tú lo has dicho. El miedo era grande pero bueno, nos hemos iorado a la piscina y veremos qué tal sale. ¡Espero que salga bien! Muchísimas gracias, guapa. Vaya año emocionante nos espera.

      Responder
  7. Anne

    Que hermosas palabras, cuanta razón tienes. Ponemos demasiadas escusas y le estamos dando un regalo maravilloso a nuestros hijos.
    Abrazo
    Anne

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Gracias, Anne. Hay veces en las que es mejor no pensarlo mucho (aunque le hemos dado mil vueltas, jeje)

      Responder
  8. correolacajitademusica

    Te lo dije en insta y lo repito por aquí… ENHORABUENA!! Qué alegría!!! Me muero de ganas de conocer tus experiencias de primera mano como mamá de dos 🙂

    Feliz día!

    Responder
  9. Paula (Sin Chupete)

    Ayns! Acabo de verlo Idoia! Esta vida loca me tiene fuera de todo! Enhorabuenísima! Yo ya tengo mi premio en brazos, aunque también me ha tocado el rollo de la preeclamsia y el bajo peso… Besotes y cuídate mucho!

    Responder
  10. Pingback: Donde caben tres, caben cuatro

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!