Un álbum de fotos quitapenas para el colegio

En septiembre del año pasado publiqué esta entrada sobre nuestro álbum de fotos para la escuela infantil. Un año después, nos han vuelto a pedir un libro con fotos significativas del niño para el colegio y vuelvo a repetir la experiencia.

El libro de fotos va a cumplir una función muy importante: que mi hijo, en un nuevo entorno al que no está acostumbrado, el colegio, siga teniendo cerca fotos de su familia, de momentos divertidos, que le traigan buenos recuerdos y de las cosas que le gustan. Algo familiar a lo que aferrarse cuando lo necesite, una referencia que le dé alivio cuando se sienta nostálgico, triste o aislado. Pero también, -y esto lo descubrí en el último año de escuela infantil-, algo que mostrar a los otros niños de su clase, algo que intercambiarse para curiosear y entretenerse.

álbum guardería colegio4

Me sorprendió mucho descubrir en la guardería cómo los niños trataban estos álbumes como tesoros. Se sentaban en el suelo y los repasaban, miraban por encima del hombro cuando otro niño los abría, y, lo mejor de todo, funcionaban como quitapenas: cuando mi hijo se quedaba llorando en la clase después de que nos despidiéramos de él, no faltaba una amiguita o amiguito que le llevara corriendo su álbum o una foto de la familia. Me enternecía. Y al recogerle, le descubríamos abrazando con fuerza la foto plastificada de los tres o regañando a otro amigo porque estaba leyendo su libro de fotos. 

Podría haber usado el mismo álbum del año anterior, separando la espiral e intercalando alguna hoja nueva, pero he preferido empezar uno nuevo. Con fotos actuales en las que se reconozca más y con imágenes de sus últimas aventuras del verano. Así, además, guardamos cada libro de fotos de recuerdo de estos años tan importantes.

álbum de fotos para la guardería y el colegio

He repetido el mismo formato: cartulinas de colores tamaño Din A4 cortadas por la mitad y fotografías a tamaño normal (10×15 y 13×18)y justo a la mitad (7×10) para combinarlas y que una página no esté ocupada sólo por una, alternando colores y usando el mismo tono para portada y contraportada. La estructura también es la misma: primero fotos de la familia, padres, abuelos, primos y tíos, y segundo fotos de las cosas que le gustan (tractores, animales, trabajar en la huerta, los cumpleaños…) pero he cambiado los materiales.

álbum guardería y colegio

He usado papeles estampados para darle un aspecto más creativo y pegatinas de animales y plantas que tenía por casa para animar las páginas, además de decorarlas con algún que otro washi tape y dibujos a mano. Su página preferida, de momento, es la de los tractores.

álbum de fotos guardería y colegio

Como la experiencia es un grado, he optado por seguir plastificando las páginas. El álbum del año pasado se mantiene intacto, aunque por el uso que le dieron los niños hubo que cambiarle la espiral hacia mitad y final de año, pero eso es una buena señal 🙂 El miércoles, primer día de cole, veremos si cumple si función.

Así quedó el del año pasado:

espiral álbum de fotos

album de fotos de guardería y colegio

¿Os gusta el resultado? ¿Cómo es el vuestro?

25 pensamientos en “Un álbum de fotos quitapenas para el colegio

  1. Entremishoras

    Te ha quedado muy chulo, le va a encantar! En la guarde nos piden una foto de la familia para tenerla allí colgada, y las profes hacen un álbum con los niños de clase. Y en el cole nos piden una foto de las vacaciones y las cuelgan en el tablón de fuera de clase.

    Responder
  2. correolacajitademusica

    En la Escuela Infantil del pipiolillo tiene cada niño un libro viajero; las profes pegan fotos y cuentan cosas de su día a día allí, y en casa hacemos lo mismo… ¡A mí me encanta! Me parece una idea preciosa 🙂

    Responder
  3. Pingback: Las doce uvas del blog - Y, además, mamá

  4. Aureliaynusina

    Es buenísima idea, y no solo para los niños que comienzan el cole…. Para algún viaje largo y alejado de los seres queridos es genial. Personalizar un álbum que podamos abrazar cuando añoramos a familiares y amigos es genial. Y el plastificado muy recomendable hasta para adultos.

    Responder
  5. Myriam

    Hola Idoia bonita!
    Te leí hace tiempo el post, y ya lo dejé aparcado (que no olvidado) porque se que llegaría el día…jeje. Y estoy en ello, y no se si encargarlo en tienda de fotos, o hacerlo yo (que mola más, pero no se de dónde voy a sacar el tiempo sinceramente…). Una preguntica: ¿plastificas y encuadernas tú? ¿O lo llevas a una librería/papelería?
    Es que si me compro todos los materiales…se me va de precio.
    Aunque el precio de la tienda de fotos….tampoco es barato que digamos.

    Gracias de antemano
    Un saludo y besiko!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Yo lo plastifico en la tienda y me lo encuadernan ahí. No recuerdo que fuera caro (a no ser que lo hagas con muchas hojas) ¡Seguro que te queda chulo!

      Responder
  6. Myriam

    Ay, que se me olvida! jeje.

    ¿A las cartulinas les cortas el borde y se lo dejas ya redondeado, y luego lo plastifican así redondeado…o las dejas con esquina pero luego redondean ellos al plastificar? Tengo un lío! jaja. No he empezado aun. Tengo cartulinas de colores, y ayer fui a la tienda a imprimir y casi me caigo del susto al ver el precio de las fotos de 7×10. Yo siempre las imprimía a esa medida, pero claro, cuando imprimía…que hace mil que no lo hago (lo se, mal. Pero lo voy dejando…lo voy dejando….Yo creo que ya no me acordaba de los precios jaja). Y la chica me tentó con el álbum de ellos digital…. Pero claro sin ordenador en casa, pues lo tengo que hacer en la tienda, y creo no voy a tener paciencia. Y hacerlo casero…pues algo de idea tengo de cómo quiero las hojas, pero luego eso de plastificar, redondear puntas y encuadernar…ni idea.
    Gracias de antemano! :*

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Si lo haces casero, ya sabes que triunfa. Está bien porque puedes hacerle dibujitos a mano, ponerle pegatinas, washi tape… Sobre las esquinas, te las redondean al plastificarlo. Porque si las redondeas antes (que queda muy mono) hay que volver a redondearlas sobre lo plastificado. ¡A ver si te animas!

      Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!