Un cuento para introducir la operación pañal

Pensando en el reto que se nos viene encima en verano para quitar el pañal, estos días hemos empezado a prepararnos para ello como nos gusta hacerlo, con un cuento. Nos quedan varios meses aún hasta agosto, el momento en el que creemos que empezaremos a intentarlo, pero ya voy sembrando el terreno para familiarizarle con el tema.

Desde hace unos días, me estoy dedicando a hablarle del tema con tranquilidad y, cada vez que voy al baño, a enseñarle el resultado (dicho finamente). A él le hace mucha gracia verlo y yo le animo a que tire de la cadena para hacerle partícipe. Puede parecer algo escatológico, pero así le acostumbro a ver cacas y le muestro que es algo natural y que todos lo hacemos. Todo con evitar que vea sus deposiciones como algo ajeno o que se siente extraño por ello. De momento está claro que no le dan asco, así que vamos por buen camino.

Además, es un tema que les produce una curiosidad increíble. El otro día, un niño del parque que está superando la operación pañal se puso a mear junto a un arbolito y mi hijo y otro niño se quedaron embobados viendo cómo lo hacía y la mancha que dejó en la tierra. ¿Cómo no aprovechar estos momentos de curiosidad para ir sembrando poco a poco?

Esto mismo es lo que estamos haciendo con un libro que nos ha encantado: ¿Quieres ver mi pañal?, de Guido Van Genechten (aquí enlace a Amazon).

¿Puedo mirar tu pañal?

Es una historia sencilla pero muy efectiva: la de un ratón extremadamente curioso que se dedica a mirar dentro de los pañales de sus amigos. Sus compañeros de pañal son animales de granja con sus diferentes cacas, y es toda una sorpresa descubrir su forma, tamaño y color al abrir sus pañales. Porque la gran sorpresa de este libro (que ni yo lo sabía la primera vez que lo leí) es que el niño puede curiosear dentro de sus pañales, como hace el ratón protagonista.

La primera vez que leí este cuento con mi hijo y nos dimos cuenta de que los pañales eran una pestaña que se podía abrir nos reímos mucho. Con sus manos pequeñas, y con un cuidado que me extrañó, fue abriendo los pañales como sino quisiera tocarlos, casi asustado. Ahora, en cambio, va directo a abrirlos y en los que le parecen más apetecibles hace el gesto de llevarse el regalito a la boca y todo 😉

¿Puedo mirar tu pañal? caca de perro

Mi favorita es la caca de perro, pero a mi hijo, a juzgar por las risas que se echa, le pirra la del cerdo y la del caballo, que siempre comparamos con unos cocos. Es un libro tremendamente divertido y que guarda otra sorpresa: ¿cómo será la del ratón curioso? ¿por qué su pañal está vacío? Mi hijo se quedó boquiabierto al darse cuenta.

El cuento, por cierto, ha estado unos días en la escuela infantil y a los compañeros de mi hijo y a las educadoras les ha encantado. Ahora que están un buen número de niños en plena faena y que todos corren a los váteres a mirar lo que hacen los unos a los otros, les ha venido de perlas.

El próximo paso, antes de meternos en faena, será presentarle a mi hijo a su próximo amigo: el orinal, y de paso también a su osito, a ver si le convenzo para que además de limpiarle el culete, lo siente también a hacer aguas mayores.

¿Conocíais este cuento? ¿Os ha gustado? 

 

30 pensamientos en “Un cuento para introducir la operación pañal

    1. yademasmama Autor

      Gracias, jaja. Este libro está genial y hay que aprovecharlo para la operación pañal. Si funciona, ¡qué más queremos!

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Yo también creo que contar las cosas a través de cuentos funciona, lo estoy poniendo en práctica ahora con mi hijo con otros temas. ¡Gracias!

      Responder
  1. ana de cestaland

    Muy buena idea ir preparando el terreno con un cuento…
    En la guarde de mi hija les cuentan un cuento también sobre las cacas de los animales y un topo al que le hacen caca en la cabeza. Cuando me lo contó no me lo podía creer pero me lo confirmaron sus profesoras y me dijeron que es un libro que a todos les encanta… Y les ayuda a dejar el pañal. Y todo lo que ayude, bienvenido sea!
    Yo he retirado ya dos pañales y lo cierto es que, como todo en mis hijos ha sido tan distinto, he ido descubriendo muchos trucos y cosas… ya lo conté en el blog, por si te ayuda leerlo y te da algunas ideas.
    Mucha suerte y mucha paciencia! Que el proceso puede ser un poco arduo a veces… pero siempre satisfactorio y liberador en cuanto tu bebé lo consigue.
    El premio es fantástico: ¡No limpiar más pañales! 😉
    Gracias por el post y la idea.
    Un abrazo, Ana

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Síi, el cuento del topo es también el que usan en nuestra escuela infantil y les gusta mucho. Tengo ganas de leerlo porque no sé cómo es. Me pasaré por tu blog a coger ideas y mil gracias por tu apoyo. Yo también quiero ese premio, jaja, aunque signifique terminar por fin con la etapa de bebé, y eso también da mucha pena… ¡Besos!

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Sí, es muy gracioso, les encanta ver que hay debajo de los pañales y jugar a adivinar por qué son así sus cacas. Al mío le chifla…

      Responder
  2. estilodefreepass

    Hola 🙂
    No conocía este cuento pero me encanto lo simple que es; sin duda puede ayudarnos en el proceso de dejar el pañal. Lo buscaré en las librerías para tenerlo en un futuro para mi pequeña.

    Saludos 🙂

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Es muy simple pero funciona porque es muy divertido, les encanta. ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Responder
  3. Paula (Sin Chupete)

    Yo tengo uno parecido que se llama “El libro de los culitos”, aunque éste no tiene solapas. Pero la temática es la misma, jeje. Nosotros no estamos aún en el verano crítico, pero ya estamos tratando de que entienda algunos principios básicos (va con nosotros al baño, si alguna vez se hace pis en directo se lo explicamos, etc.). Besotes y mucho ánimo!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Uy, pues está genial que ya se vaya familiarizando con ello. Mi intención es quitarle el pañal en agosto, o al menos intentarlo, porque está muy verde y no quiero forzarle sólo porque empiece el cole. Veremos qué pasa…

      Responder
  4. La cesta de mi bici

    Genial la idea de ir preparándoles para este reto con un cuento. Suele ser una herramienta bastante efectiva. Desde mi experiencia en la escuela, no se ni la de pañales que he ayudado a quitar, es que el proceso se viva de forma tranquila, respetando el ritmo del niño, viendo si esta preparado para este nuevo reto. Seguro que os va fenomenal Idoia!! Un beso.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ay, ay, pues veremos, porque está muy verde. Todavía no avisa cuando tiene ganas, sólo después de hacer cacas, y desde hace poco tiempo. Así que lo intentaremos este verano, y si no llegamos, pues nada, esperaremos. Le voy diciendo que cuando sea mayor no usará pañal y dice que sí, pero creo que me sigue la corriente, jaja. ¡Besos!

      Responder
  5. marifififi

    En casa lo tenemos y le encanta! Se lo regalaron en su cumple y lo mira cada dos por tres, le encanta la parte escatológica del tema y contar las cacas de los animalillos una y otra vez, jajaja. Besicos

    Responder
  6. mimamaviveennormandie

    me parece una idea genial, yo también intento ser natural con este tema; y con con 15 meses mi hija me “va contando” cuando hace pipi y caca, asi que pronto lo intentaremos.
    Desde luego hay libros para todo, también me parecen muy practicos los de “ordenar”

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Sí que hay libros para todo… Jaja. El mío aún está verde, lo intentaremos pero a ver qué pasa. ¡Gracias por tu comentario!

      Responder
  7. Pingback: ¡Salgo en Madresfera Magazine 2! - Y, además, mamá

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!