Yo también dejaré de ser una madre que mola

Aún molo, o eso creo. Porque dos años es poco tiempo para dejar de ser una madre molona. Pero el otro día, una tarde cualquiera en la que daba de cenar a mi hijo, me sobrevino la sensación de que pronto voy a dejar de molar. Yo, que a mis 31 años de juventud me creía una madre moderna, de pronto me encontré con una sensación fría que me recorría la espalda y una certeza: cada día es una cuenta atrás hasta el momento en el que me convierta en una carroza, una madre carca o como quieras tú llamarlo.

La cosa empezó sin más. El peque tenía hamburguesa de espinacas para cenar y me animé a poner un poco de música para hacer algo diferente mientras le cortaba en trocitos la carne. Primero Adele, y después Coldplay, hasta terminar con un tema movido de Rihanna en los que fui enseñándole cuáles eran los instrumentos musicales principales.

Pero al llegar a la guitarra, como nos pasa a todos, me fui animando y acabé cantando y bailando como una rockera de los 80 en la cocina, todo sea para soltarle una sonrisa. Pero no llegaba.Y aquello sí que era raro en un niño que se ríe hasta con una piedra.

Su reacción fue un jarro de agua fría. Se llevó una mano a la frente y agachó la cabeza. Por si había sido un gesto involuntario y sin el significado que me resistía a darle, se lo pregunté directamente, “¿Quieres que me calle?”. “Siiiií”, fue su seria respuesta. Para no hablar con dos años, el tío dio en el clavo.

avestruz mola

¿Qué es eso de que ya no molo?

Quizá estaba desafinando o dando más pena de la necesaria con mi actuación, pero aquello, de pronto, desató una tormenta de recuerdos que creía olvidados: la imagen de mis padres, como tantos otros, en la plaza del pueblo, durante las fiestas de verano, dándolo todo como si no hubiera un mañana y como si siguieran siendo lo más. Y yo, como tantos otros hijos, mirando desde lejos abochornados por la imagen.

Aquello me va a pasar a mí también. En algún momento, más tarde o más temprano, voy a engrosar la lista de padres modernos venidos a menos. O, peor aún, perteneceré al grupo de padres y madres que se resisten a que pase su momento y creen seguir en la cresta de la ola. Ay amá.

En algún momento dejaré de molarle a mi hijo. A él y a todos los de su clase. Ya me lo avanzó la hija de unos amigos el verano pasado, cuando le pregunté si quería que le enseñara algún paso de baile y ella me contestó que “el baile ha cambiado mucho desde entonces”. Otro zas en toda la boca que volví a revivir mientras mi mente ataba cabos.

Pero, ¿no se produce ese desencantamiento hacia los padres con la adolescencia o con la preadolescencia? ¿Y esto qué es, un pequeño adelanto de lo que está por venir? Al tenerme como una madre joven me creía libre de esta sensación, o al menos pensaba que tardaría mucho más en hacer acto de aparición.

Quizá le haya dado demasiadas vueltas, pero si hay algo claro es que esto no hay quien lo frene. A seguir molando, que son dos días.  

71 pensamientos en “Yo también dejaré de ser una madre que mola

  1. anitasuperstarr

    aix, molar es tan relativo! creo que es imposible no parecerles viejo aunque duela la idea, somos viejos para ellos, sus viejos. Su punto de referencia por otra parte…no te preocupes, siempre les parecerás la más sabia aunque a los 15 les dé rabia…

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Sabia de momento le parezco y mucho, o eso creo yo. Veremos en unos años cómo es la caída del pedestal. Uff… Somos sus viejos, tú lo has dicho.

      Responder
  2. ¡Y yo con estas barbas!

    Solamente puedo decir una cosa…: -“¡OOOOOOOOOOOSTRAS!”- Y eso que, efectivamente, eres una yogurina. Yo ya paso, chica… SÉ que me van a ver como un carroza. Así que mi lucha será otra; mi lucha será por hacer que el CARROCISMO MOLE.

    😉

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, yo te apoyo porque visto lo visto vamos a terminar todos en tu club de fans del carrocismo. No se me ocurre qué hacer para que mole, salvo dejar pasar el tiempo, jaja. Ya ves en qué reflexiones me hallo estos días. ¡Besos!

      Responder
  3. mum_in_troubles

    Madre mía!!! si es que nos meten unos cortes que nos dejan mudas, la mía lléva mucho tiempo diciendome que no cante y se cabrea sino paro y eso que tiene dos años y medio lo que nos queda por aguantar, paciencia y bienvenida al club de las madres no molonas.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      ¡Así que ya te ordena que te calles! puff qué jodido lo tenemos. ¿Me haces un hueco en el club? 🙂

      Responder
  4. El mundo de Raga

    jajaj, si te consuela mi hijo con 6 meses de vez en cuando me mira raro, creo que le caigo mal, jajaja o ya se avergüenza 😛
    Por experiencia propia, es tener padres que siguen creyendo que molan y son lo más, prefiero los “modernos venidos a menos” jeje

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, yo creo que también prefiero los segundos, aunque vete a saber en qué grupo terminamos. Espero no caer mal al niño tan pronto, ay cómo cambia esto… jajaja

      Responder
  5. mariaddlor

    Jajajajajaja, mi hija mayor me impedía bailar cuando ella tenía un año y yo 25, así que no te preocupes, mi hija pequeña se sigue deshuesando porque tiene menos sentido del ridículo. Así que… yo lo que si he notado es que no entiendo la moda de ahora, esos moñigos de pelo en la cabeza que llevan los adolescentes..no hay por donde cogerlos, pero chica, es lo que hay. Nosotras seguiremos molando…porque sí. Jajaja.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jajaja, ¿te refieres a los moñetes altos un poco despeluchados? No sé, yo no me sentía tan lejana a esa generación, pero está visto que ellos a nosotros sí. Cómo cambia la vida, ay ay ay, qué rápido va esto. ¡A seguir molando! 🙂

      Responder
      1. mariaddlor

        no tía, esos los entiendo y los llevo, jajajaja. Me refiero a esas bolas de pelo que llevan los niños ahora, con una especie de huevos que hacen que el reaggetón suene como si bajase el mismísimo Thor a martillearte la cabeza… estoy envejeciendo a pasos agigantados, jajajaja, no llego a los 30 y ya soy una carca, jajajaja

        Responder
  6. marifififi

    Jajajajaja, estamos a puntico de empezar a cantar Sabina o Extremoduro y que nos miren con cara de WTF!. Pero mira, entonces empezaremos a decir eso de : ¡Vosotros no sabéis lo que es la música buena, ahora todos los grupos suenan igual!. Besitos

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, Marififi, estamos a punto de eso, qué bajón… ¿En qué momento nos hemos vuelto unas antiguas? jaja. Esa frase es de madre total 😉

      Responder
  7. Una mamá muy feliz

    Ayyyyyyy por dios!!!! pero si yo ya era madre vieja antes de serlo!!! ya me estoy viendo bailando con los pies juntos y meneando solo una miejita las caderas, con los brazos doblados y pegados al cuerpo…ains qué estampa!!!
    Ya me ha dicho varias veces UBMF, tu no cantes, mientras lo doy todo con el Always de Bon Jovi…qué pena que no saben valorar nuestro talento!!!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, Carol, qué buena la imagen de ti bailando ¡como una madre! jaja. Ay no, aún no quiero bailar así, jajaja. El Always de Bon Jovi ¡es lo más!

      Responder
  8. Lydia - Padres en Pañales

    Jaja para no hablar mucho, abre la boca muy oportunamente jiju
    Aquí la beba tb nos manda callar, pero ya dice papa/mama calla. Nooo!
    Y te dice q canción si o no.
    Dejaremos de molar fijo, igual q llegará un día w no seremos idoia o lydia, sino la mama de….
    Bss!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ay qué duro eso de dejar de molar… Este no dice ni pío, pero con ese gesto me lo dijo todo. ¡Anda que no!

      Responder
  9. Mamá Pata

    Ya te lo he dicho pero es que casi me meo en el metro leyendo tu post!!!
    A mi la patita más de una vez me ha mandado callar cuando canto! Lo que nos quedará por aguantar!!!!
    jajaja!

    Responder
  10. planeandoserpadres LTR

    Esto y quedarse desfasado respecto a las nuevas tecnologías son los mayores temores del papá de mi bichilla en la crianza. Ay, yo tengo asumido que por mucho que trate de ponerme al día, mi bichilla me considerará una antigua, así es que no le doy muchas vueltas al asunto. Quiero ejercer de madre y no de amiga molona, así es que espero conseguir el objetivo.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      No, si no hablo de amiga molona, hablo de ser una madre molona, moderna, no una señora de las de antes. Lo de amiga molona lo tengo bastante desterrado… jaja.

      Responder
  11. Un Papá en Prácticas

    jajajajaja Aún nos queda tiempo de padres jóvenes y molones, compañera! Me he partido pensando en la imagen de tus padres en las fiestas del pueblo. Yo me lo paso pipa con el mío en las bodas. Es el alma de la fiesta. ¿No ves? Yo a mis padres los sigo viendo modernos y molones. Están en una segunda adolescencia los tíos!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ay qué gusto ver así a tus padres. No te voy a negar que me río mucho viéndoles en las bodas, jaja. Y pensar que nos terminarán viendo así a nosotros también… uy, uy, uy. ¡Te deseo largos años molando!

      Responder
  12. Segundos Pasos

    tu molas, pues claro que molas! molamos todas a nuestro estilo ajjaja hace poco hice yo una entrada hablando de lo mismo, se llama YO ANTES MOLABA y es que de una forma u otra, la maternidad nos cambia pero seguimos molando!

    Responder
  13. beamamainformatica

    Pues yo creo que seré de las madres que le de verguenza, y no me importa un pimiento! Mi hijo le encanta bailar y cantar conmigo y eso que canto HORRIBLE. Tiene casi 2 años y salió a mi madre en el baile, dá verguenza ajena. El se mueve al ritmo y no le importa nada.
    Yo creo que si quieres molar, molas, no importa la edad, son barreras mentales que nos ponemos.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Eso espero. Está claro que para una misma siempre molamos, otra cosa es cómo nos vean los hijos. Ahí no lo tengo tan claro. Yo pensaba que molaba muchísimo y mira que planchazo. Ya verás en la adolescencia, va a huir kilómetros, jajaja. ¡Besos!

      Responder
  14. Mi SuperBaby

    Tengo asumido que algún día les dejaré de molar, pero lo que no sabia es que empiezan taan pronto. Vaya con el peque. La mía por ahora no hace amago de vergüenza parental, así que aprovecharé el momento para hacer todas las tonterías posibles jajaja.
    Lo que está claro es que molarles, les molaremos, aunque seguramente sea de otra manera…

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ay, espero que sí. Pero esto de verse hecha una carca así, de la noche a la mañana y sin previo aviso es terrible. Al menos me voy haciendo a la idea, jajaja. Anda que no. 😉

      Responder
  15. liokuina

    La de veces que he pensado en mis pobres padres ahora que me veo con un peque. No puedo evitar pensar que ellos también se debían sentir así.
    Eso a disfrutar lo que nos queda de ser papis molones, que en un suspiro pasamos a ser unos carcas de cuidado jajajaja,
    Vaya palnchazo el facepalm, una cortada de rollo que no veas jajajajaja.
    Un saludo!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Un facepalm de libro, jajaja. Y ahora que me has enseñado esta palabra te aseguro que ya no se me olvida. ¡Ay, qué bueno! Vamos a disfrutar, guapa, que esto pasa en un suspiro.

      Responder
  16. Paula (Sin Chupete)

    Jajaja, pero cuánto me he reído con este post. Es el paso inevitable del tiempo del molar al no molar. No tiene remedio así que no te preocupes demasiado. Para nosotros siempre serás molona

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Gracias, Paula, me quedo más tranquila, jaja. Tendremos que animarnos mutuamente, porque ese momento llegará. Ainnn los niños cómo crecen…

      Responder
  17. La cesta de mi bici

    Jajajajajajajaja, Idoia, muy bueno el post!!! No te puedes imaginar lo que me he reído!!! Que bah, tu tranquila, vamos a pertenecer a esa generación nueva, que vamos a molar siempre 😉 Un besazo.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Espero que sí, Irache. Estiraremos los años para seguir creyéndonos molonas, jaja, y acabaremos dando más vergüenza aún, jajaja.

      Responder
  18. mamá puede

    Jaja

    Mujer, todavía es pronto para agobiarte!
    Pero vamos, entre tu y yo, supongo que dentro de unos años nos seguiremos creyendo estar en la cresta de la ola (cómo tu dices) dándolo todo en el pueblo y nuestros hijos haciendo cómo que no nos ven, pero es que PARA ESO SOMOS PADRES!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ay, me va a costar acostumbrarme a estar en el lado de los padres que dan vergüenza, pero no me queda otra. Espero que tarde un poco aún, jaja. 😉

      Responder
  19. Maternideas

    OUCH! bueno pues como dices tu! A molar que tenemos los días contados! El mio aún no habla y le parece gracioso todo lo que hago a pesar de lo serio que es, pero miedo me da eso que dices tú, pero supongo que es inevitable…. y eso de abochornarme de mis padres pues si a veces lo hacía un poco, pero creo que la que doy miedo ahora soy yo jajajajaja

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Uf, todos nos hemos avergonzado un poco de nuestros padres, de cómo bailan, de cómo cantan… Y verse de pronto igual, argggg. Vamos a disfrutar de lo ue molamos que esto se acaba rápido 😛 ¡Gracias, guapa!

      Responder
    1. yademasmama Autor

      El enano sentencia, y tanto. Me dejó planchadísima, jaja. Voy a ir acostumbrándome, visto lo visto.

      Responder
  20. blancablc

    Yo creo que todavía molo, pero sólo es por interés ya que soy la única madre que llega a la guardería o que está en el parque y se pone a hacer el avión, a tirarlos por los aires, hacer volteretas tanto con Pichiflush como sus amigos(a veces desconocidos también, porque hay padres que van a un parque y se olvidan de los hijos), pidiendo permiso siempre claro.
    Veremos a ver que pasa cuando crezca un poco más o cuando me vea bailar y cantar dándolo todo, por ahora las veces que me arranco por bulería se sigue arrancando conmigo…tiempo al tiempo…crucemos los dedos!!

    Un saludo!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, yo también soy una payasa e intento jugar todo lo que puedo y hacer el tonto. Por eso me sorprendió tanto la reacción del enano. Pero vamos, que bien pensado es ley de vida y terminará pasando, jaja. ¡Crucemos los dedos, compañera! 🙂

      Responder
  21. Pasuco a Pasuco

    Tu tranquila, que vamos a seguir molando! Lo de que se avergüencen en muchos momentos será inevitable, peeeeero, es ley de vida, lo importante es que sigamos teniendo ganas de molar y no que nos convirtamos en ancianos prematuros sin ganas de nada.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      No, no, de anciana prematura nada. Ay qué complicado es esto de estar en la ola. Yo que me ví de pronto al otro lado, qué susto, qué disgusto 😛

      Responder
  22. Gen

    Ay amiga…¡ni me había parado a pensarlo! Algún día llegará…así que de momento vamos a aprovechar que seguimos molando y listo jeje 🙂

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Aprovechemos, Gen, aprovechemos. Yo cuando caí en la cuenta tuve un sudor frío… ¡no puede ser!

      Responder
  23. La mama fa el que pot

    Aix, que rápido va esto, no quiero ni pensarlo. Quizás tenía un mal día y no le apetecía música porque estoy segura que para él aún eres muy molona… pero nos tenemos que ir mentalizando.
    Lo bueno es que después de un tiempo de que seamos su mayor vergüenza podemos volver a ser molones.
    Es la esperanza que nos queda.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, espero y quiero pensar que era un mal día sólamente. Que estoy muy joven para dejar de molar, jaja. Pero está claro que no se va a librar ni el apuntador 😉

      Responder
  24. Madre primeriza

    En sociología cuentan que una generación son veinte años… Con nuestros hijos nos llevamos una generación y media…. Jorrrrr!!! (Secretamente me consuelo pensando que fui madre a los 31 en vez de a los 41, pero ay!).
    Besos!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Uf, una generación y media suena a muchísimo, jaja. ¿Cómo no va a haber salto generacional? Ay, ay, ay.

      Responder
    1. yademasmama Autor

      No, nadie nos ha preparado para ello. Yo caí en la cuenta justo en ese momento en que me hizo el gesto de bochorno, jaja. ¡Vaya jarro de agua fría!

      Responder
  25. Lai - Asi piensa mamá

    jeje, nos va a pasar a todos, pero igual no molamos en un momento, pero después molamos de nuevo (hasta la adolescencia en que seguro no molamos para nada) Pero en el fondo en el fondo, seguro que aunque le bailes y le cantes y esta vez te haya dicho que quería que pararas, en otra ocasión se rie a carcajadas. Almenos, así me pasa a mi. 🙂

    Responder
    1. yademasmama Autor

      De momento ese gesto (que gracias a este post he descubierto que se llama facepalm, toma ya) no lo ha vuelto a hacer. Alguna vez más me ha mandado callar, pero bueno… Espero que no se repita muy a menudo.

      Responder
  26. Myriam

    Jajaja!! Que me meo!!!
    Al visualizar a tus padres dándolo todo en la plaza del pueblo, he visualizado también a los míos, mismo sitio, mismo lugar…y dando aun mas vergüenza ajena, jajaja! Y es que los míos también telita….jajaja! Y aunque haya habido muchas veces que he dicho ‘tierra trágame!!’ en el fondo me molan mogollón cómo son, y a su edad ya me gustaría a mí molar así como ellos.
    Yo a mi madre la tengo tocada y hundida respecto a la edad, después de mi primer día de clase en la uni. Volví a casa diciéndole ‘no te lo vas a creer, pero hay en clase un viejooo, pero un viejo viejo viejoooo. Mas raro que haya un viejo…’ A lo que mi madre me pregunto por la edad de ese ‘viejo’, y le dije ’41!’ Ahí casi le da algo a la pobre mujer!!! Yo no caía que mi madre tenía 42 …(42 cuando se produjo la anécdota, ahora algunos mas, jeje. Yo a mis tiernos 18 pues lógicamente no había visto nunca a alguien como alumno tan mayor en clase). Aun la mujer me recuerda esa conversación. Es que yo a mi madre…como decirlo….siempre la he visto madre! Es atemporal. Sin edad. Ni muchos ni pocos. Es mi madre. Solo me avergüenza haga cosas porque es mi madre. No por la edad. Y creo que a nuestros chiquillos les pasará lo mismo. Jajaja. Es porque somos sus madres. Seguro que si hacen lo mismo otras personas, no se avergüenzan. O esa es mi teoría. Me la quiero creer por la parte que me toca, jajaja. Que aun no se echa la mano a la frente y baja cabeza, pero a veces vuelve cabeza en plan ‘yonoteconozco’ jajaja. A rockanrolear por muchos años más, y que nuestros hijos lo vean! (aunque no quieran, jajaja). Molamos y mucho 😉
    Besikos guapa!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, Myriam, lo has visualizado perfectamente, ¿eh? Qué bueno, la verdad. Cómo se te ocurre decirle eso del viejo estando tú en la uni, mujer… Ponte en su lugar que dentro de poco nos toca a nosotras, ya ves que esto va muy rápido, jaja. Pero tienes razón en eso de ver a tu propia madre atemporal, madre y punto, es muy curioso. No te paras a pensar en si son jóvenes o no, los ves así y ya está. Y creo que también llevas razón cuando dices que nos dan vergüenza porque son nuestros padres, y que si se lo viéramos a otras personas, nos daría igual. Somos terriblemente duros con nuestros padres, jaja. Ay, la qué nos espera…
      ¡Claro que molamos, jaja! ¡Besos!

      Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!