Pilates para recuperarse del embarazo y el parto

Llevo casi dos meses practicando Pilates y en este poco tiempo no puedo estar más contenta con el resultado. Desde el parto, hace ya dos años, he buscado volver a ponerme en forma sin conseguirlo por problemas de horarios. Los meses de baja maternal me apunté a un gimnasio con horario flexible, y me fue muy bien, aunque tuve que dejarlo al volver a trabajar. Tampoco me llegaron a convencer del todo las palizas que me daba, la sensación de cansancio constante y cómo llevaba todo esto con la lactancia. Un año más tarde empecé a correr, pero lo dejé por el mal tiempo.

Tengo la sensación de que el Pilates estuvo de moda hace un tiempo pero ahora no tanto, y de que se está dejando de lado por actividades como la zumba, por ejemplo. Pero a mí siempre me ha funcionado, y ahora que tengo poco tiempo y una vida más complicada con la maternidad, se ha convertido en mi gran descubrimiento.

Pilates posparto

He tenido la suerte de encontrar un espacio donde se practica Pilates cerca de casa, con muy pocas alumnas y un profesor que sabe mucho y se explica de maravilla. Y en dos meses he conseguido fortalecer mi cuerpo en general, sobre todo la zona del abdomen y mi suelo pélvico, justo donde quería incidir. Pero además, me siento mejor, menos cansada y más relajada, que no es poco. Bendito efecto el del deporte. Desde que empecé con Pilates me siento mucho mejor y estoy recuperando mi figura de forma más evidente.

Este método ayuda a tomar conciencia de tu cuerpo y tu postura, es seguro y preciso y se evitan lesiones. Suelo tener la espalda muy dolorida de coger los 13 kilos de peso de mi rollizo hijo en brazos (y sobre todo por llevarlo a la cadera) en cada vuelta a casa, además de tortículis por dormir mal, pero ahora apenas me quejo. Estos ejercicios me ayudan a estar más recta, a colocar los hombros atrás y a sentarme y coger pesos de forma más segura.

Reconozco que las primeras clases, en las que se incide más en la respiración, son aburridas, y soy consciente de que mucha gente abandona por ello. Pero una vez cogido el tranquillo, dominar la respiración costal viene bien en el resto del día: para relajarse, para seguir tonificando el abdomen… incluso me ha servido para afrontar un pequeño episodio de asma que me pilló sin ventolín.

Es un tipo de ejercicios perfecto para combinar con abdominales hipopresivos y con una alimentación saludable. A menos en mi caso, me está sirviendo para estar más tonificada y ganar fuerza y elasticidad, lo que ha hecho que me encuentre menos cansada y con más ánimo en mi día a día. Otra de las grandes ventajas que le veo es que, como apenas sudas, puedes ir de clase a cualquier sitio, y esto viene muy bien cuando apenas tienes tiempo libre.

Los últimos diez minutos de la clase, en los que practicamos la relajación, son sin exagerar mis únicos diez minutos de calma, los únicos que tengo en ese día. Y aunque siempre corro el riesgo de dormirme (de momento no he caído fulminada, pero estoy a punto), salgo de allí tan relajada que vuelvo a casa levitando.

Lo recomiendo encarecidamente como recuperación posparto, siempre y cuando haya pasado la cuarentena y teniendo cuidado (y consultando a un médico) en los siguientes casos: tensión alta, hemorragia posparto, problemas graves de episiotomía, cesárea… No he probado a hacer Pilates estando embarazada ni con el bebé, pero si tuviera oportunidad, lo haría, más aún después de leer artículos como éste.

¿Os gusta Pilates? ¿Os ha funcionado tan bien como a mí?

Imagen tomada de aquí.

28 pensamientos en “Pilates para recuperarse del embarazo y el parto

  1. Rosalia Sánchez

    Te recomiendo testar como esta el tono de reposo de tu abdomen y suelo pelvico (el q tienes sin contraer ni Meter tripa). Este mejora practicando hipopresivos. No se si los conoces. Con sólo 20 min al día en tu propia casa conseguirás tonificar y reducir cintura. Una vez aprendidos con un entrenador personal cualificado para impartir el método.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Gracias, Rosalía. Sí los conozco, de hecho he estado más de un año practicándolos y gracias a ello recuperé mi suelo pélvico tras el parto. De hecho, he hablado bastante de ellos en el blog. Por si quieres leer mi experiencia, sólo tienes que poner en el buscador de la derecha del blog ‘hipopresivos’ y ahí te aparecerán todas las entradas en las que he hablado de ello.

      Responder
  2. mamaenbulgaria

    Yo confieso que he tenido que buscar en Google en qué consiste exactamente el pilates…
    Los hipopresivos los voy haciendo cuando me da la vida, creo que fue justamente en este blog que aprendí lo que eran y me puse a hacerlos por primera vez. Pero vamos, unos minutos al día. Debería hacer más. Aisss..

    Responder
    1. Rosalia Sánchez

      Buen X probarlos pero no se pueden hacer sólos a menos q techos haya enseñado un entrenador personal. Ahorrarás tiempo y ganarás eficacia. Intentar aprender los en YouTube es una pérdida de tiempo y no te servirán para nada ya q han de ser enseñados con adaptación al cliente . Te lo digo X experiencia y X lo q me dicen las personas q han entrenado conmigo

      Responder
    2. yademasmama Autor

      ¿De verdad no conocías Pilates? Quizá allí no se practiquen mucho. Ánimo con los hipopresivos, a mí también me cuesta ponerme, ¡tú puedes! 🙂

      Responder
  3. planeandoserpadres

    Una vez hicieron una clase gratuita de pilates en el gimnasio al que iba. Me parecía gimnasia para viejas porque se veía muy poco movimiento por todas partes ¡pero por Dios lo que me cansé! Me salieron agujetas en sitios rarísimos. Ya no volví a probar porque me resultó cansadísimo y porque había que pagar una cuota a parte bastante cara. Pero me parece que tiene que ser súper efectivo para las mamás.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ay, ¡no! No es gimnasia para viejas. Las primeras clases son muy tranquilas, porque se aprende sobre todo la respiración, pero es muy muy efectivo. Y conforme más aprendes, más complicadas son las posturas. Supongo que pasa como con el yoga, que nadie puede hacer el primer día las posiciones de pino, por ejemplo. Yo lo veo muy recomendable para las mamás.

      Responder
  4. liokuina

    Nunca he pensado en practicar pilates, tampoco es que tenga mucho tiempo para salir de casa a hacer nada :(.
    He de mirar en que consiste, porque no tengo ni idea, pero viendo lo que pones parece que va genial!
    Un saludo!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      ¿No lo conoces? Mira a ver qué te parece, pero es un deporte tranquilo pero muy efectivo. ¡A ver si te gusta! 🙂

      Responder
  5. nosoyunadramamama

    Yo estuve haciendo Pilates el último trimestre de embarazo, junto a zumba y natación, y muy bien las tres cosas! la verdad q solo se me ocurre a mí empezar a hacer todo eso en los últimos tres meses, jaja…creo que me embargó la emoción al tener las mañanas libres desp de varios años, jajaj… Pues mira, yo le entendí a la matrona que Pilates por ahora no, supongo que por la misma razón q te dicen q mejor no ponerse a correr los primeros meses desp del parto. Aún así, yo ya hace mes y medio q volví a zumba! El mes q viene empiezo hipopresivos, y el zumba no me queda otra que abandonarlo xq Gabriel cada vez se despierta más tarde y me pego unas carreras para dejar al niño con mi padre y llegar a las clases a las 10 de la mañana q no me compensa! Le preguntaré a la matrona lo del Pilates, supongo q en cto pase un poquito más de tiempo del parto no habrá problemas… Uffff, no me extraña q te relajes!!! a mí me dan 10 minutos y caería rendida, jaja

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Supongo que te referirás a que te dijo que no hicieras Pilates en el puerperio, ¿no? Porque si puedes hacer Zumba que es más de impacto, me extraña que no te deje Pilates. Pero tú consúltale a ella, a ver qué te dice. Qué bien que vuelves con los hipopresivos, yo los tengo un poco abandonados y debo retomarlos ya. Esos 10 minutos de relax saben a gloria…

      Responder
  6. La cesta de mi bici

    Me ha encantado el post Idoia! Justo ahora acaban de abrir un centro de pilates al lado de nuestra casa y me estaba planteando el apuntarme. Me he propuesto empezar a entrenar de nuevo, pero la pereza me gana la batalla muchos días, sobretodo el tener que hacerlo sola, se que cuando me apunto alguna actividad me motivo mucho más. Un besazo!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Sí, a mí me pasa lo mismo. Si no voy a una actividad es más complicado… Me alegro de que te haya dado la idea, jeje. A ver si tienes suerte y te gusta, ¡me cuentas! Besos

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Hice hace muchos años pilates y después he probado casi de todo. He vuelto a estar en forma, pero nunca de forma tan cómoda y sin lesiones como entonces. Por eso he vuelto, jeje. Si te animas, me cuentas qué te parece 🙂

      Responder
  7. UnaMadre delSigloXXI

    No he hecho nunca pilates, pero tengo varias amigas que lo practican y les va genial. Pero todas tienen problemas de espalda. Yo no los tengo, así que nunca pensé que fuera adecuado para mí. Pero leyéndote parece que también me puede valer a mí. Besos!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Para aliviar dolores de espalda viene muy bien, pero también para ganar elasticidad, fuerza abdominal, corregir acortaciones de los músculos… Yo creo que vale a cualquiera, es muy completo.

      Responder
  8. Paula (Sin Chupete)

    Yo no lo he probado, pero me tengo que poner las pilas con ejercicio porque estoy fatal de la vida.. Lo que sí he hecho es yoga, que me encanta (a ver si retomo) y en los 10 minutos de relajación final me quedaba grogui casi sistemáticamente (pero qué bien me sentaba, porque la clase era en el curro y ese parón con cabezadita incluida me venía de perlas!!).

    Responder
    1. yademasmama Autor

      ¿La clase en el curro? Vaya lujo. Eso sí, yo tendría que tomarme después un café, jaja. Yo sólo he hecho yoga estando embarazada, pero si que tengo las mismas sensaciones al terminar la clase que entonces. Más cansada, porque sehace ejercicio, pero relajada y con el cuerpo destensionado, mmm

      Responder
  9. Pingback: Parando el ritmo - Y, además, mamá

  10. Soymadreyahoraque

    Yo de momento llevó 4 meses haciendo abdominales hipopresivos porque tenía una diástasis abdominal de 4 dedos que por suerte estoy reduciendo bastante rápido. Había pensado hacer también pilates, aunque no sé si será aconsejable teniendo diástasis de los rectos.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Me alegro de que los hipopresivos te estén ayudando. No creo que pilates te vaya mal, pero consúltalo por si acaso. ¡Gracias por el comentario!

      Responder
  11. kunamg

    Llevo ya unos cuantos años practicandolo y sigo ahora que estoy embarazada, creo que si el cuerpo me lo permite lo haré hasta dar a luz. A parte de relajarme y desestresarme me viene genial para preparar mi cuerpo para el parto. Lo echaré de menos cuando de a luz los primeros dias….

    Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!