Cuentos para leer a niños de dos años antes de dormir

Alrededor de los dos años de edad, -en algunos niños puede ser antes-, los niños siguen atraídos por los cuentos con texturas, pestañas o pop ups o sonidos, pero se interesan cada vez más por argumentos e historias. Gracias a la biblioteca del pueblo, estamos disfrutando tres cuentos muy recomendables a partir de esta edad y que son perfectos para leer antes de dormir.

He seleccionado tres porque es el número de historias que terminamos contando todas las noches en casa. A pesar de que yo ponga el límite en dos, siempre acabo cediendo y leyendo uno más antes de apagar definitivamente la luz, ¿no os pasa? Estos libros, además de una historia divertida y diferente, destacan también por sus ilustraciones.

cuentos para los dos años

→ ‘¿A qué sabe la luna?’, de Michael Grenieces, es un cuento precioso que nos ha conquistado. Habla de cómo se las ingenian unos animales empeñados en alcanzar la luna para probar un trocito. Una bonita historia que explica, en cierta manera, por qué unas veces la luna está llena y otras veces en cuarto creciente o cuarto menguante: un misterio que tiene hechizados a todos los niños. Al menos mi hijo está loco con la luna desde que es bebé, le llama muchísimo la atención y todas las noches tiene que buscarla en el cielo. Y si la tapa alguna nube en ese momento, se enfada y todo. Si no has leído este cuento, te sorprenderá qué animal se lleva el gato al agua y consigue finalmente saborearla. “¿La luna sabe a tortita o a galleta?”, le pregunto siempre a mi hijo y él se parte de risa.

El cuento de ‘La oruga glotona’, de Eric Carle, es un básico en las librerías infantiles de todas las casas y un éxito seguro entre los más pequeños. Además, hay versiones de todo tipo: desplegables, en cartón duro o en láminas, con títere de dedo, troquelado… Y si quieres sacarle más partido a la historia de este bichito tragón, en este enlace tienes unas ideas para contar este cuento de seis maneras diferentes y a través de trabajos manuales. Lo mejor, hacer el teatro de todo lo que come (y lo que se pide cada uno) y lo gorda que se pone. Yo aprovecho también las dos primeras páginas para explicarle y repasar qué animales salen de un huevo y cuáles no.

De este autor hemos leído también ‘La araña hacendosa’, un cuento muy divertido y del estilo donde se ve paso a paso cómo la protagonista va construyendo su tela de araña a pesar de que la interrumpen todos los animales de la granja y una mosca muy pesada. ¿Quieres saber qué pasa con la mosca?

→ El tercer cuento para antes de dormir es ‘Cocorico’, de Marisa Núñez, que relata la historia de un pollito al que le gusta demasiado comer bizcocho y bastante poco compartir, y que se las tiene que ver con un malvado gato, el gato Pelado, que no termina muy bien parado. Habla de este bonito cuento La mamá de Maite, aunque ya adelanto que la parte que más le emociona a mi hijo es cuando se le rompe el colmillo al malvado felino.

Cuentos para leer solos y otros cuentos:

 

cuentos yademasmama

En nuestro rincón de lectura siguen ganando por número los cuentos más manejables y que pueden ojear los niños solos. Cuántas veces habremos repasado los cambios de tiempo gracias a ‘El pequeño libro de las estaciones’, perfecto para los primeros lectores y para explicar que se juega con la nieve en invierno y que nos bañamos en el mar en verano (hay muchos más libros de esta colección). Al enano le gusta desde hace meses ‘¡Mira cómo te has puesto!, de Jeanne Ashbe, sobre todo la parte en la que el descuidado Fermín se mancha de yogur y hay que ayudarle a limpiar el estropicio. Para jugar con las solapas y crear combinaciones locas de animales es el divertido ‘El cerro es un cerdo que habla’, de Guido Vangenechten, escrito en rima sencilla. También se entretiene muchísimo con ‘Mini álbum de la granja’, un libro ilustrado con fotografías reales de los animales, perfecto para aprender sobre tractores, vacas, hortalizas y cosas que pueden hacer los niños en el campo.

En la imagen he incluido dos libros más que serán mis próximas adquisiciones: ‘¿Puedo mirar tu pañal?‘, de Guido van Genechten y Teresa Tellechea, de cara al reto de la retirada del pañal; y el famoso ‘Emocionario. Di lo que sientes’ (Cristina Núñez Pereira y Rafael Romero), para cuando ya hable. 

Estos son los libros que han triunfado en nuestra casa, ¿los conocías?

40 pensamientos en “Cuentos para leer a niños de dos años antes de dormir

    1. yademasmama Autor

      Diana, el de la luna es precioso. Lo estamos renovando cada cierto tiempo de la biblio, jeje. ¡Muchas gracias!

      Responder
  1. Un Papá en Prácticas

    Nosotros estamos consiguiendo captar su atención con una colección de Kalandraka de libros muy sencillos, con poco texto y que invitan a ser cantados. Si no se me adelanta la mamá jefa, escribiré sobre ellos (en casa los temas están cotizados…) 😀 El de la oruga y el emocionario los tengo marcados en rojo para comprarlos en un futuro no demasiado lejano!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Me encantaría leerlo, jeje, no sé de cuales me hablas. El de la oruga lo podéis contar desde ya, para el emocionario me temo que tenemos que esperar un poco más 😉

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Es una editorial muy bonita, la verdad. Los cuentos son originales y las ilustraciones, una maravilla. Yo también he fichado alguno gracias a los comentarios del post 🙂

      Responder
  2. planeandoserpadres

    No conocía ninguno y llevamos leyendo el mismo cuento desde que nació mi bichilla así es que ya podríamos ir ampliando la biblioteca. Lo que pasa es que a ella no le hace nada de efecto esto de que se le lea para dormir. Cuando el cuento se acaba, se lanza al suelo y a seguir jugando.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, ay esta bichilla. Pues no sé, podéis contarlos de día o por la noche con luz tenue y voz bajita, a ver si surte efecto y calma a la bestia… ay ay

      Responder
  3. nosoyunadramamama

    Conocía el de Cocorico! En nuestra casa ya se sabe: manda el mayor! Aún así, conservamos libros de hace tiempo y rafa los va cogiendo y mirando, pero a la hora de dormir, el que elige es Alfonso. Ser el mayor tiene algunas ventajas 😉

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Pero seguro que el pequeño está encantado con la elección del mayor, no me cabe duda. Qué chulo es el de Cocorico, ¿verdad? ¡Besos!

      Responder
  4. La cesta de mi bici

    Geniales Idoia, algunos conocía, pero otros han sido un gran descubrimiento que ya me he apuntado para posibles regalos para los peques que tenemos a nuestro alrededor. El momento del cuento es algo mágico, en la escuela había días que era una gozada verles las caritas y la emoción que sentían. Un beso!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ay, esas caritas de máxima atención valen millones. Me encanta incidir en algún punto de la historia y exagerar, ¡se parte de risa con todo! Me alegro de que te haya gustado la selección. ¡Mil gracias! 🙂

      Responder
    1. yademasmama Autor

      ¡Muchas gracias a ti! Ya verás cómo terminan gustándole los libros. Hay cosas tan bonitas que es imposible que a los niños no les atraigan.

      Responder
  5. nuestrocachorro

    aquí no leemos a la hora de dormir porque en cuanto sale de la bañera empieza a frotarse los ojos cosa fina jaja durante el día me trae cuando el quiere, que suele ser cada 5 minutos los que quiere y los leemos. Tenemos el de la oruga que le encanta, el resto me los apunto!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Qué suerte que sale de la bañera directo a la cama, jaja. El momento del cuento es muy bonito, pero reconozco que a veces se eterniza demasiado… O que estoy tan muerta que la cabeza no me da para mucho más. ¡Besos!

      Responder
  6. Paula (Sin Chupete)

    Me encantan, sobre todo el de la luna. El de la oruga glotona lo tenemos en casa, a Mopito le gusta mucho, y a mí también (algo que también es de agradecer, porque hay algunos cuentos que a él le chiflan y a mi me parecen un coñazo monumental y cuando me pida que se los lea es como… ¿otra vez?). Eso sí, habría agradecido la versión cartón, que tenemos la de páginas y ya está bastante sufrida (sobre todo las páginas de la fruta, claro). El emocionario también lo tengo fichado, pero para más adelante. Besotes!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Nosotros hemos terminando comprando el de la oruga en cartón para manosearlo con más tranquilidad, jeje. El pobre hijo chupa la página del helado de fresa haciendo como que se lo come y el papel estaba ya para poco… El de la luna es precioso, ¿verdad? El final es un poco abrupto, ¿pero cómo iba a terminar si no? jeje. ¡Besos!

      Responder
  7. Una mamá muy feliz

    Conozco el de puedo mirar tu pañal, que ni aprecio le hace ya!!
    Es cierto, a esta edad, al menos UBMF ya tiene interés por la historia y también es cierto que no se conforman con uno ni dos por la noche ainsssssss

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Tres todas las noches, y mira que los alargo… jaja. En fin, que me voy a volver una gran cuentacuentos. ¿Me recomiendas el del pañal? A ver si me funciona este verano. ¡Besos!

      Responder
  8. Goizeder Lamariano

    No los conocía. Al peque siguen entusiasmándole los tres o cuatro que tiene de agua que además de en la bañera los lee en todas partes y los pop up y un libro puzle pero quiero probar con los cuentos a ver qué tal. Muchos besos.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Es que al principio (y también después) les interesan mucho los cuentos visuales. Pero éstos con historia están muy bien para contarlos antes de dormir. O para sabérselos de memoria y soltarlos en momentos de apuro, como es mi caso, jaja. ¡Besos!

      Responder
  9. La mama fa el que pot

    Me ha encantado esta propuesta de cuentos para leer a niños de dos años que es la edad de la peque.
    Algunos los conocía y otros no así que los buscaré para ampliar nuestras lecturas.
    Me ha parecido muy chulo el de la oruga y me irá genial encontrar el del pañal a ver si nos ayuda con la operación pañal

    Responder
    1. yademasmama Autor

      El de la oruga es un clásico con el que triunfas seguro. A tu peque le va a encantar, sobre todo la parte en la que enumera todo lo que come, verás, jaja. Yo también espero que el del pañal nos ayude, intercambiamos opiniones. ¡Gracias! 🙂

      Responder
  10. diasde48horas

    El de Cocorico nos encanta en casa!! Nos vamos para cama y Redondo quiere que se lo lea una y otra vez…. aunque normalmente a la tercera consigo que pare o se quede dormido jejeeje.
    Tengo pendiente un post con los libros de más éxito en esta casa, a ver si por fin lo publico 🙂

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Cuando un cuento da en el clavo hay que repetirlo hasta la saciedad. Yo procuro variar todas las noches y que los tres que cuento sean diferentes. Dentro de poco tendré que empezar con las variantes… jaja

      Responder
  11. eSpectacularKids

    Qué buena pinta tiene “¿A qué sabe la luna?”. Todo lo que hace Kalandraka es una maravilla… 🙂 Seguiremos tus recomendaciones.

    Nos encantaría que probaras con tu peque los cuentos de nuestra videoteca. Hay dos cuentacuentos que son gratuitos… Quizá os gusten :))

    ¡Abrazo!

    Responder
  12. Mama Puñetera

    Muy buenas sugerencias! A nosotros nos encantan los cuentos, pero Valkiria aún no los disfruta demasiado, por mas que no empeñemos. No tiene paciencia y los acaba destrozando a la mínima de cambio. De momento solo resisten los de paginas duras, sin solapas, ni ventanas y nada de lo que pueda tirar. Pero se cansa pronto!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Los primeros tienen que ser de tapas de cartón, pero poco a poco podrás introducirle otros. Verás cómo se deja contar los cuentos y se ueda simplemente mirando las ilustraciones. El cambio que dan en este sentido es muy curioso.

      Responder
  13. Lai - Asi piensa mamá

    algunos si y algunos no. El de la luna me llama mucho la atención!!! a la peque le fascina la luna. Y el de la oruga me encantaría tenerlo pero aqui no lo he visto (además que los precios de los libros, en chile, son algo desorbitados…)

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Vaya, ese de la oruga tiene que estar, porque es muy famoso… Y el de la luna es precioso. ¿Son tan caros los libros? Qué pena 🙁

      Responder
  14. Pingback: Libros de nuestra infancia para legar nuestros hijos - Y, además, mamá

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!