La fase de los trenes

Hay una fase por la que casi todos los niños pasan, y que puede alargarse más o menos en el tiempo, dependiendo de la afición de cada uno. Es la fase de las máquinas de obra, tractores, camiones y trenes. Una temporada intensa y en la que las madres nos esforzamos por aprendernos la nomenclatura propia: excavadora, dúmper, camión volquete, apisonadora, cosechadora…

Mi hijo entró en esta etapa como cualquier otro niño, casi de puntillas, porque su afición rey es la cocina. Sin embargo, la aparición de los trenes ha provocado que el trono de los fogones se desestabilice. El romanticismo de los trenes ha enamorado durante siglos. Y a mi hijo el tren le tiene abducido desde que, hace quince días, cogimos un Alvia a Barcelona. Porque al pequeñín, cuando le da por algo, le da con fuerza y pasión y nos embauca a todos, claro. Se despierta por la mañana y, antes de saludar con un beso a su madre, te hace el gesto del tren y damos por comenzada la función.

niño en el tren

Desde hace días sólo se ve en nuestra casa vídeos de trenes. Gracias desde aquí a quienes, sin otro quehacer, se han dedicado durante horas a grabar el paso de trenes en los pueblos y estaciones del País Vasco, y que lo han unido en un maravilloso vídeo de 45 minutos que suma sin parar visitas en youtube desde que lo vemos en bucle. Bocinazos, pitidos y el chocar de las ruedas contra los rieles, eso es ya música para nuestros oídos.

Ayer se durmió con el vídeo de los trenes y se ha despertado con él. Y, entre medias, pasó la noche abrazado a su nuevo tren en miniatura de juguete. Para qué quieres un peluche blandito y suave teniendo un tren frío y pinchudo que amenaza a la mínima con sacarte un ojo.

Las tardes las pasamos construyendo recorridos de trenes y túneles con los rollos gastados de papel higiénico. Los cantajuegos han sido sustituidos por un nuevo descubrimiento: el hit ‘Trenes, camiones y tractores’ de Árbol, un grupo de rock argentino que descubrimos por casualidad en Youtube. Al parecer, fue todo un bombazo y es un exitazo entre los niños. Viendo las imágenes de este vídeo, con una sucesión de fotos de tractores, camiones, trenes y otros medios de transporte, no me extraña. Aviso -y no soy traidora-, es terriblemente pegadiza, sobre todo cuando llevas escuchándola por cuarta vez en bucle. (El vídeo original es éste).

Y volviendo al tema de los trenes, y por si algún padre de Barcelona comparte nuestra nueva afición, hay otra forma de espolear aún más el amor de los más pequeños por este medio de locomoción. Hace poco, el mismo fin de semana que el Alvia y el metro de Barcelona abrieron los ojos de nuestro hijo, descubrimos Scopic, un espacio monotemático sobre el tren. Es un lugar pensado para niños y padres donde también celebran cumpleaños y fiestas infantiles, con maquetas de trenes, cafetería, ludoteca y tienda y, lo más importante, un tren en miniatura en el que se montan los niños y que está conducido por un maquinista siguiendo un recorrido con curvas, líneas rectas desde las que saludar a los felices padres y túneles (con bocinazo incluido, para alegría de los enanos).

scopic, trenes

¿Alguna familia más se apunta a nuestro nuevo amor por los trenes?

17 pensamientos en “La fase de los trenes

    1. yademasmama Autor

      Mi hijo salió flipado de allí, jaja. Además tuvimos suerte porque había poca gente y estuvimos muy muy cómodos. Me monté incluso yo 😉

      Responder
  1. Segundos Pasos

    los trenes me encantan! he trabajado 5 años en una empresa que los fabrica y la verdad es que es apasionante.. tengo una foto en casa de mi madre preciosa con muchísimos trenes, a ver si me acuerdo y te la paso!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      ¿Sí? Qué curioso, porque los trenes tienen algo, y quienes trabajan cerca con ellos acaban enamorados. Supongo que será tu caso 🙂 A mi peque le encantaría la foto, jeje

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, tenemos pendiente pronto otro viaje a la estación. Grandes planes de fin de semana, haremos como que despedimos a alguien 😉

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Claro que se le han olvidado los autobuses, no pueden competir con los trenes, jaja. Mil veces más rápidos y largos. Qué curiosa esta fase, ¿qué vendrá después?

      Responder
    1. yademasmama Autor

      La época de los trenes empieza con los coches, me temo, jaja. Ay la cocina, qué ratos nos está dando, ¿eh? 🙂

      Responder
  2. Sonia Martin

    Mi hija tambien tiene esa pasión,por el pueblo pasan los trenes mercancias y desde pequeña ha flipado,montar en el metro le encanta,alucina! y el primer video lo conocemos aunque el otro no jajaja
    Que tendrán,pero ellos encantados!
    Besos

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Qué bueno que hayáis visto el primer vídeo, jaja. No sé qué tienen, pero nos está todo el rato pidiendo ir a la estación a verlos. Tendremos que ir este fin de semana…

      Responder
  3. diasde48horas

    Ay, los trenes! Que por aquí estamos exactamente igual… está con el dinotren a vueltas que le encanta y que reune sus dos pasiones: los trenes y los dinosaurios.
    Te dejo aquí un vídeo que le encanta a Redondo… aunqeu de estos hay cien mil jeje

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ay, no sé si se lo voy a enseñar a mi hijo, jajaj. Ayer se durmió en la cama viendo trenes y yo sujetando el móvil, como tenga que enseñarle varios vídeos…

      Responder
  4. Pingback: Pintando una camiseta de niño - Y, además, mamá

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!