De la cuna a la cama (y seguimos usando un proyector de estrellas)

¿Cómo hemos podido vivir sin cama antes? Es lo que ronda mi cabeza después de ver cómo el enano sube y baja de su camita, salta sobre ella, se sienta a leer cuentos y la usa como una extensión de la encimera de su cocinita mil veces al día. Lleva unos pocos días sin cuna y ahora me pregunto cómo no se la cambiamos antes.

Hemos esperado hasta los dos años para cambiarle a su primera cama (una pequeña de 70 cm de ancho y con barrera de seguridad) por miedo a que no durmiera bien o no se adaptara. Pero el cambio, de momento, ha ido rodado. Nos sirve como sofá y butaca, hasta como cambiador (nos ha faltado tiempo para jubilarlo y usarlo únicamente como cómoda), hemos ganado espacio en su habitación y él parece feliz de ser un niño que ya usa cama de mayores. La pega, por ponerle una pega, es que por la noche nos sobresalta algún que otro pequeño cabezazo contra la pared, pero como el susodicho ni se inmuta, hacemos oídos sordos. Se ve que, aunque sin patillas, el peque luce una buena cabeza dura navarra.

cama

El mono Chinchajo se ha convertido en un buen amigo por las noches. Será por eso que el peque se duerme contando monos, y no estrellas.

Hay quien pasa a su bebé a la cama alrededor del año, siempre con una sábana fantasma para evitar que se caiga, y quien espera hasta que la cuna se queda pequeña. En nuestro caso, nos daba pena dejar su cuna de bebé y dormía tan bien en ella que no nos arriesgábamos a cambiar su rutina, por miedo a volver a las noches sin dormir de los inicios.

Después de conseguir que se durmiera solo y sin brazos en su habitación, gracias al cuento de Pepito, ahora me enfrento a un nuevo reto: que se duerma sin que yo tenga que tumbarme junto a él en los veinte centímetros de colchón que me deja libres, mientras aguanto pacientemente a que me meta sus deditos en la nariz, me tire del pelo o me acaricie la cara cariñosamente antes de animarse a pasar a mayores y apretar el ojo hacia dentro sólo por experimentar diferentes texturas. Yo aguanto estoicamente sin gruñir para que le entre el sueño antes, pero no es de recibo soportar tantas penurias gratuitas.

El proyector de luz más amortizado

Menos mal que nos sigue salvando las noches el proyecto de estrellas que nos regalamos cuando nació, y que no puede estar más amortizado. Lo llevamos usando desde los primeros meses cada noche. De muy pequeño, le tranquilizaba, y cuando dejamos el pecho (y ya no se me dormía en la teta) volvimos a usarlo para separar el rato del cuento del de dormir. El nuestro es éste de EurekaKids, con sonidos y melodías, un temporizador para que se apague solo y una rueda para regular su luz. Funciona con varios discos con diferentes dibujos (la luna y estrellas, la jungla y el fondo del mar) y pese a lo que pueda parecer, nuestro peque no es de dormirse contando estrellas, sino señalando monos. Allá él con sus aficiones mientras funcionen.

En cuanto apago la luz y enciendo el proyector (lo usamos también como lámpara de compañía) comprende que ya es hora de cerrar los ojos y es muy efectivo. Cuando está muy nervioso, ver los animales girando sobre el techo le calma y le va adormilando. Funciona tan bien que a mí también me consigue dormir, antes incluso. Varias veces ha llegado el padre de la criatura de trabajar y me ha encontrado dormida en la butaca con el peque despierto mirando al techo. Si no se me ha caído de los brazos en esas circunstancias, es porque las madres debemos de tener un sexto sentido.

Ahora, en la mini camita (o canoa, como le llama su padre, que no se atreve ni a meterse en ella) también me duermo, pero la incomodidad es lo que tiene, que a los cinco minutos me despierto y me largo a preparar la cena. Todo ventajas lo del cambio a la cama.

¿Cuándo hicisteis el cambio de la cuna a la cama?

Me pongo tierna para hablar de ese momento en el que el peque se baja de su cama y se acerca andando a nuestra habitación, pasito a pasito y muy despacio, haciendo shhh con el dedito en la boca. Que te despierten así por la mañana no tiene precio.

51 pensamientos en “De la cuna a la cama (y seguimos usando un proyector de estrellas)

  1. Segundos Pasos

    Nosotros también tenemos el.proyector de estrellas! El se pone contentísimo cuando las pongo! A veces pienso que en lugar de relajarse se pone más nervioso porque intenta cogerlas!!! Un abrazo

    Responder
    1. yademasmama Autor

      ¿es el mismo? jajaja. El mío a veces se hipnotiza con los animalejos que giran por el techo. Hemos tenido que inventarnos una historia con lospeces y todo para que le entre más rápido el sueño 🙂

      Responder
  2. Una mamá muy feliz

    Pues nunca hemos hecho el cambio porque no ha dormido así de seguido nunca en a cuna.El sigue durmiendo con nosotros y si es verdad que pienso en ponerle ya en su cama porque estoy segura de que dormiríamos todos mejor. Pero ahora lleva unos días que se despierta otra vez por la noche y con estos fríos no me arriesgo a pillar una pulmonía.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      El tema del frío a mí también me preocupa. A pesar de las mantas que le ponga, se destapa, aunque un poco menos que en la cuna. Al final, he optado por ponerle un pijama fino de dos piezas (camiseta y pantalón) y encima un sobrepijama gordo, como de felpa, de una pieza. Y el body, claro. Yo creo que ya no tiene frío, peeero…
      Ya me contarás si hacéis el cambio definitivo. ¡Besos!

      Responder
  3. Madreyautónoma

    Yo estoy esperando a que sea un poco mayor para pasarlo a dormir solo. Tiene 13 meses y duerme con nosotros en cuna de colecho, aunque muchas veces termina en medio de los dos. Todavía no duerme del tirón, y necesita el pecho para dormirse así que por el momento nada de cambios.
    Nosotros compramos una cuna de IKEA que se convierte en cama y así la aprovecharemos durante más tiempo, en principio pone que dura hasta los 3 años, o 20 kgs

    Responder
    1. yademasmama Autor

      La verdad es que si estáis con el pecho, así es como os vais a encontrar más cómodos, eso seguro. Qué buena idea la cuna que se convierte en cama, así a los 3 años le pasáis a una mayor y punto. ¡Gracias por el comentario! 🙂

      Responder
  4. pequeboom

    Ya me han preguntado que cuándo la voy a cambiar y la verdad es que yo creo que hasta los 2 años nada, por ahora es feliz en la cuna y nosotros también.
    Me encanta la camita!!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      ¡Gracias! Es una de ikea de niño, de las pequeñitas, y está bastante bien. Si estáis así de bien, no le cambies. Yo también he estirado la cuna bastante, era tan mona… 🙂

      Responder
  5. María José Díaz Villanueva

    Manuela tiene ocho meses y duerme con nosotros en la cuna-colecho aunque muchas noches acaba durmiendo entre nosotros;de momento seguiremos así pero cuando hagamos el cambio probaremos con el proyector,nos han regalado uno para reyes,seguro que es una buena idea!
    Bss

    Responder
    1. yademasmama Autor

      María José, suerte con el proyector. Si al principio no funciona, no te impacientes, el mío al principio tuvo rachas en las que le servía y otras no. Espero que os ayude cuando os decidáis a hacer el cambio más adelante. ¡Mucha suerte! 🙂

      Responder
  6. Mamá Pata

    Que guay! Nosotros seguimos con la cuna pero porque esta adosada a mi lado de la cama. Lo que si hemos pensado es en poner una mini cama en su habitación para que empiece a ser una zona de relax y de juego en vez de un almacén de trastos. Pero todavía veo muy lejos el día que se vaya de nuestro cuarto! jeje.
    Y el proyector dejamos de usarlo no se muy bien porque, aunque me pasaba como a ti y me dormía yo antes. Incluso lo ponía para mi cuando ella ya estaba dormida y yo me iba a la cama! jajaja

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, claro es que durmiendo en el mismo cuarto no puedes poner el proyector porque los padres caen fritos en el momento. Ese trasto hipnotiza, al menos a mí. Aparte de que duerme muy bien en la cama, me gusta porque así me he quitado el cambiador, la usamos para sentarnos a leer cuentos (y he quitado la butaca, que era enorme y no dejaba sitio) y además guardo debajo juguetes, la usa para jugar (saltar, hacer volteretas…) y queda más bonita la habitación. En nuestro caso, que era un cuarto muy pequeño, hemos salido ganando. Ya ves, todo ventajas 🙂

      Responder
  7. Lydia - Padres en Pañales

    Nosotros estamos en ello. lleva 3 noches. Pero duerme igual que en la cama, osea mal. jajaj Es que está con los colmillos y se despierta mil veces, pero ella está agusto, no se queja del cambio, no se pone de pie si se despierta, y no busca la cuna. Además creo que está mas abrigada en la cama porque tiene nórdico. Yo creo que el día que esté bien sin dolores dormirá bien. A mi también me da miedo que se caiga. Y para evitar golpes he puesto la coscorronera de la cuna en la cama! jajajja

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Es que la chichonera de la cuna no me encaja. He probado con cojines pero parece que los mueve, los aparta o yo qué sé, jaja. Seguro que la beba duerme de maravilla en cuanto se le pasen los dolores. Yo también creo que el mío está ahora más calentito, antes no hacía más que girar en la cuna. Ahora, lo sigue haciendo, pero menos. ¡Besos!

      Responder
  8. Paula (Sin Chupete)

    Tengo una amiga con un niño que hará 5 años en 2015 y todavía tiene que acostarse al lado del peque muchas noches para que éste se duerma mientras hace todo tipo de arrumacos a su madre (acariciarle el pelo, pellizcos, etc.). Así que mucha paciencia.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Vaya, vaya, pues nada, a armarme de paciencia. Hay noches que se agradecen las carantoñas del peque, no te creas, jaja. 😉

      Responder
  9. Goizeder Lamariano

    Qué delicia que te despierten así!! Nos estamos planteando ahora que ya tiene un año pasarlo de la cuna a su cama. Bueno, sería mejor decir de nuestra cama a la suya. Duerme en el sofá, la hamaca, el coche, la mochila, la silleta… pero donde menos, brazos y la cuna. Lo más efectivo, la teta y la silleta. El proyector funcionaba hasta que en vez de relajarse se dedicaba a saltar en la cuna para coger los muñecos. Es súper movido y es imposible que en casa se duerma solo. Besos.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Sí que es movido. Pues olvídate del proyector. Una cosa, si se duerme en el sofá podrá dormirse en la cuna, ¿no? A ver cómo os va el cambio, ¡mucha suerte!

      Responder
  10. UnaMadredelSigloXXI

    Me alegro que se os haya dado tan bien. Después de leer tu post, lo mismo me animo a pasar al mayor a la cama, que ya ha pasado los dos años y medio y mi marido no hace más que plantearlo. No lo hago porque no le gusta nada irse a dormir y con la cama imagino que se escapará todo el rato. En fin… tal vez el mes que viene.
    El proyector se lo quité hace un año casi sin querer. Se quedó sin pilas, se me olvidó comprarlas (sí, así de malamadre soy) y cuando me quise dar cuenta llevaba una semana durmiendo sin proyector.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Puede que el mayor te sorprenda cuando le pongas la cama. Yo le estuve varios días con la cantinela de que le íbamos a poner una camita de niño mayor, que la cuna era de bebés… y parece que algo cuajó. El mío, y supongo que el tuyo también, está en esa etapa en la que empieza a sentirse orgulloso de sus logros y de ser un niño mayor. Yo también creía que se me bajaría de la cama por las noches, pero no sé por qué, pero no lo hace. Me siento con él a leer el cuento y él solo se tumba. A ver qué pasa y si os ocurre lo mismo. Seguro que va genial.
      Anda que lo de las pilas… jajaja.

      Responder
  11. Lai - Asi piensa mamá

    yo con la mayor lo hice a los dos años…y ella sigue encantada con su cama pero tiene 4 y sigue necesitando que le lean cuentos para dormirse….y tuvimos que pasar la cama a nuestro cuarto porque dormir sola…no sabe. La enana tiene casi 3 y ella y yo adoramos el colecho…asi que no sabe ni de cunas ni de camas…

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Vaya, Lai, no me das muchas esperanzas, jajaja. Si consigo que el peque se duerma solo en su cama sin que yo tenga que estar acompañándolo, cogiéndolo de la manita o dejando que me torture un poco, te lo cuento. Pero a ver… ¡Besos!

      Responder
  12. nosoyunadramamama

    Qué casualidad!! Rafa empezó ayer a dormir en la cama, en este caso lo pidió él. X ahora muy bien, cdo pasen unas noches más, os cuento en el blog. Lo de los cabezazos en la pared creo q no tiene q ver con la comunidad autònoma, jaja… alfonso sigue dándose mamporrazos y ayer mismo se cayò de la cama x la zona de los pies, jaja.. El proyector es lo mejor delmundo!!!!!!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      jaja, ¿también tiene una buena cabeza dura? Es que éste ni se inmuta, y casi te diría que suena por toda la casa, hasta retumban las paredes con cada golpe, jaja. Coincidimos en lo del proyector. ¡Nos cuentas!

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Sí, hay temporadas en las que duerme del tirón y otras no. A ver si conseguís que Leo se vuelva a dormir solo, ya me dirás cómo. He probado con el truco que me dijiste de decirle que me voy al baño y que me espere, pero no cuela, ¡me quiere acompañar! jaja.

      Responder
  13. marichollos

    Yo también tengo un antes y un después de la camita!
    Te diría que dormía en cuna,pero lo cierto es que nunca le gustó y al final siempre acababa en nuestra cama. Fue este verano,ya tenia 2 años, y en contra de todo lo que nos decían que nos iba a costar pasarlo de nuestra cama a la suya, el está encantado! Es una camita de 90 con barrera y le puse el protector de la cuna para los golpes. Y como tu, también usamos el nana-proyector así que lo estamos amortizando de lo lindo. A el le encanta su camita así que, genial!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Me alegro mucho de que el paso de la cuna (o vuestra cama) a la suya haya sido tan cómodo. Lo que dices tú, que estos niños nos sorprenden. Todo el mundo dice que si lo metes en tu cama ya no sale nunca de ahí (ni de adolescente, no te digo) y fíjate.
      Ahora sólo nos queda el reto de conseguir que se duerma solo en un momento, a ver si lo conseguimos 😉

      Responder
  14. Creciendo juntos

    Nosotros lo cambiamos sobre el año, parecía muy incómodo (como cuando le pasamos del cuco a la cuna) y al principio también se daba con la pared y le pusimos un par de mini cojines, para que al girarse no chocase directamene. También usamos un proyector, siempre espera a que se corte para dormirse y si no lo ponemos ni se tumba. Tiene muy marcadas algunas rutinas desde siempre.
    Buenas noches.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Sí que tiene interiorizada la rutina del sueño y el proyector. Al mío le ayuda muchísimo. He probado con muchos cojines, pero acabaré poniendo algo más para evitar los cabezazos nocturnos. A veces nos da unos sustos… ¡Gracias por contar tu experiencia!

      Responder
  15. creciendoconmicachorro

    Se hace mayor jeje que bien que haya sido tan ameno el cambio. Cachorro empezó a dormir en su cama a los 7 meses, pero porque se golpeaba con los barrotes de la cuna y se despertaba. Es una gozada, aunque de pena dejarlos marchar 😉 si descansan bien es lo mejor para ellos. Eso sí, nosotros ni luces ni nada jeje. Un abrazo

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ole qué gusto con un cachorro tan dormilón. Hay muchos bebés que piden la cama porque en la cuna se sienten atrapados y lo mejor para ellos es hacer el cambio cuanto antes. Por lo que veo se te duerme en un segundo, ¿no? Qué envidia.

      Responder
  16. María {La cajita de música}

    Qué bonita manera de contarnos el cambio de la cunita a la cama!!! Yo había pensado también dejarle hasta los 2 años más o menos, aunque depende de como vayamos igual improvisamos y lo hacemos antes, ya veremos…

    Gracias por contarnos tu experiencia 🙂

    Responder
    1. yademasmama Autor

      A ti por leerla. Nunca me había parado a pensar en qué momento íbamos a hacer el cambio a la cama, la verdad es que ha surgido así y ya ves que hemos aprovechado al máximo la cuna. Al final a todas las madres nos da penita cambiarles, jeje. ¡Besos!

      Responder
  17. Un chupete para mamá

    Yo también tengo una cuna de esas que se convierte en cama así que en breve haremos el cambio. Ahora mi peque tiene 13 meses y nos ha pasado al revés del mundo. Desde el primer mes hasta el sexto dormía del tirón toda la noche entre 10 y 13 horas pero llegó el sexto mes y se nos acabó el chollo. No sé qué es lo que pasó pero ahora se despierta todas las noches por lo menos una vez así que creo que probaré el proyector ese del que tan bien habláis 😉
    Lo de que se duerma tirando del pelo me suena de algo… Temo que llegue el día en que me quede calvita!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      ¡Cómo les gusta tirar del pelo! Qué curioso lo de tu peque, al menos pudisteis dormir de un tirón medio año, y justo el primero, no está nada mal. Pero es curioso que fuera así, al revés. ¿Quizá coincidió con la alimentación complementaria? ¿O con un cambio de cuna, habitación o cama? Supongo que ya habréis pensado todas las opciones… Ánimo con el tema del sueño y suerte con tu melena 😉

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Lo del ojo viene y va, a veces son sólo tirones de pelo, otras me mete la uña por la nariz y rasca… Pero con esos despertares se me pasa todo 🙂

      Responder
  18. planeandoserpadres

    Nosotros hemos pasado de la cuna ¡a nuestra cama de matrimonio! Ya no me planteo ni lo de llevarla a su propia habitación en la cuna porque me iba a pasar toda la noche de un lado para otro. A veces dudo, acerca de si quizás no sería una buena idea probar a hacer el cambio, porque a peor ya no podemos ir. Desde que empezó 2015 ha habido veces en las que se ha despertado más de 16 veces por noche (ahí ya he dejado de contar por desesperación). ¡Con lo bien que dormía cuando nació!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Si estáis con el pecho y las tomas es imposible plantearse el pasarla a su habitación. Mucho ánimo con las noches, el no dormir es lo peor de la maternidad. Al menos piensa que no te pueden quitar lo bailado con el buen sueño de los primeros meses de la bichilla 🙂

      Responder
  19. Un Papá en Prácticas

    jajajajaja Me ha encantado porque Maramoto también tiene toda esa liturgia antes de dormirse. Ahora muchas veces quiere que estemos los dos. Y va girando de uno a otro (tirándonos del pelo, metiéndonos el dedos en los ojos o la nariz, dándonos besos y abrazos…) hasta que por fin cae rendida. Es el precio a pagar por intentar que se duerma antes 🙂 ¡Que siga funcionando tan bien esa nueva camita! Yo siempre que voy a Ikea me voy con ganas de comprarla ya. Y eso que Mara apenas ha utilizado todavía la cuna… 😉

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Seguro que la camita termina cayendo, jaja. Qué bueno lo de la liturgia nocturna, y encima con los dos a la vez, qué paciencia tenéis. Yo lo que peor llevo es que me meta el dedo en la nariz y rasque por dentro, ¡aggg!

      Responder
  20. Pasuco a Pasuco

    Pues mira que hace como dos meses que cogimos la barrera para la cama, pero en una prueba durante la siesta casi casi se cae, estaba mal anclada, y la cama es de esas tipo nido con cajones y otra cama debajo, vamos, muy alta! Así que aunque ahora esta mas anclada que los cimientos de mi casa, aun no le hemos pasado porque entre una cosa y otra no nos hemos decidido. Pensaba dormir al menos las primeras noches en la cama de abajo con el, por controlar que tal dormía, si la barrera estaba bien fijada (si, ya es un poco paranoia) pero nada chica, que me planto con la Birkiki en casa y sigo teniendo al Miniser con la cuna a mi lado de la cama!!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, pero qué trajín tenéis con la cama y la barrera, no te fías nada, ¿eh? Hombre, la cama tal y como la describes es más alta. Fíjate bien cómo duerme el peque y si se mueve mucho… Siempre tienes la opción de ponerle en la cama de abajo, aunque sea con el colchón al nivel del suelo, ¿no? Así ponemos a mi chico cuando va a dormir a casa de los abuelos y se queda tan contento, de ahí es imposible que se caiga. Besos y suerte

      Responder
  21. Arándana Mayor

    No sé contestar a tu pregunta final, porque aquí la enana es colechadora profesional y su cama es un precioso adorno en una habitación desierta que supongo que tenemos sólo para almacenar sus trastos 🙂
    Me alegro de que os vaya bien y de que se haya adaptado tan felizmente!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, bueno, si al menos la cama es decorativa y sirve para almacenar muchos trastos… Llevamos una temporada en la que todas las noches termina en nuestra cama, pero al menos la primera mitad de la noche dormimos más holgados en la nuestra. ¡Gracias por la puesta al día! 😉

      Responder
  22. Myriam

    Qué bien que el cambio haya sido tan fácil! Me alegro.
    Nosotros la semana que viene (esto de la semana que viene lo llevo diciendo desde antes de Navidad…) le intentaremos pasar a la cuna. Al menos que sepa que existe ese artilugio….Empieza en febrero la escuela infantil y ahí la siesta (siesta??? Es que igual primero debería aprender a echarse siestas mientras sea de día, porque no me duerme nada mientras haya luz natural en casa!…) es en cuna….
    Ella duerme tan pancha en la cama de 1,50, ocupando la mitad (lo cual me da que la cuna no le va a ser lo suficientemente ancha…), y dejando a servidora y ‘al chaval’ de servidora en la otra mitad….(yo en plan momia en medio, y el padre, de canto, en la esquina…)
    Y es que dándole el pecho es lo mejor. Y taaan bonito despertar y ver que me está mirando fijamente a un palmo, mientras sonrie, sin hacer ruidico, pero paciente y alegrándose cuando por fin abro el ojo!
    Qué majico que aun os haga visitas nocturnas y despertares diurnos! 🙂
    Lo del proyector me lo apunto! No tenemos!! Parece soy socia de la eléctrica o algo (esto me suena a tarjeta de monopoly, jaja) dejando la lámpara de la mesilla enchufada!
    Besikos!! :*

    Responder
    1. yademasmama Autor

      ¿Habéis hecho ya el cambio a la cuna? A ver qué pasa en febrero, pero yo creo que podéis seguir así, colechando y durmiendo la siesta en la cuna en la guardería. En mi opinión, siempre nos sorprenden y en la guardería hacen cosas que en casa son impensables… Pero si te apetece pasarle ya a su cuna para que podáis mucho mejor (y hablar un rato al acostaros, por ejemplo, algo que yo echaba de menos cuando dormía con nosotros), me parece genial. Suerte con el cambio. Ah, y si no, consigue una lamparita de compañía, que están muy bien y ahorras dinero con la luz 😉

      Responder
      1. Myriam

        Aun no hemos hecho el cambio…ains…
        Creo que se queda ‘para la semana que viene’.. jejeje.
        Ya, creo que en la guarde igual duerme tan agusto la siesta en cuna..No se. Qué miedo me da (y pena). Estoy un poco triste por tener qué dejarla. Qué rápido han pasado estos meses 🙁

        Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.