Cinco imprescindibles de Ikea (para niños)

Ir a Ikea me encanta, pero desde que soy madre, mucho más. Me recreo en sus juguetes de madera, como la cocinita que acabamos de comprar para sorprender al peque en su segundo cumpleaños, en sus camitas tamaño niño o en sus soluciones de almacenaje. Pero sobre todo en sus miles de posibilidades, que aún son más al decorar la habitación de un bebé o de un niño.

Estos son mis cinco imprescindibles de Ikea para las madres, aunque podría haber incluido muchos más. No te irás de Ikea sin…

imprescindibles ikea

  1. Estas toallas pequeñas me vinieron muy bien cuando nació mi bebé. Las tenía a mano en el cambiador, en la bolsa del carro y también por toda la casa. Hacían a veces la función de las gasitas para limpiar el bebé tras la toma, como conté aquí, pero también para secarle el culito tras el cambio de pañal de recién nacido, ya que en las primeras semanas es mejor limpiarle con una esponja con agua simplemente, y no con toallitas húmedas. Después, las he seguido usando cuando le cambiaba, o para secarle si se mojaba o manchaba en la calle… Para el precio que tienen, son toda una inversión.
  2. Aunque si hay un juguete imprescindible de Ikea, son estos vasos apilables. Nunca un juguete tan sencillo dio tanto juego. Para hacer torres, para meterlos unos dentro de otros, pero también para jugar en la bañera, en la piscina o en la calle. No sé qué tienen que han hechizado a todos los bebés.
  3. Sé que cubiertos y platos de plástico los hay en todos lados, pero éstos de colores son muy versátiles. Los cuencos de colores valen para que coma trocitos de fruta o simplemente para jugar o entretenerle mientras come. Los hemos usado para poner gusanitos y aceitunas en los cumpleaños infantiles y, en nuestra última visita a Ikea, nos hemos hecho también con los cubiertos de colores. Un básico para tener en casa y en la de los abuelos, además de en la silleta.
  4. El diván y cama de Hemnes es mi mueble preferido de Ikea. Podría haber metido cualquier cama infantil, como la Kritter que hemos comprado nosotros, pero es que la Hemnes es todo practicidad: como cama de niño no tiene precio, por su tamaño y porque esos tres cajones nos salvan la vida. Pero además es la cama perfecta de invitados. Es una fija en nuestra lista de la compra para un futuro y si no la tenemos ya, es porque no nos cabe en la habitación. Si quieres personalizarla, con cambiarle los pomos, como aquí, listo.
  5. La trona Antilop de Ikea (con bandeja) es la gran imprescindible de la cadena sueca. Ya conté en un post anterior que terminamos cambiando nuestra carísima trona de Stokke por ésta de plástico, pero es que lo importante es que sirva para el día a día. Además, es la trona ideal para cualquier restaurante, por su precio y porque apenas ocupan espacio apiladas. Y si ya les pones un ganchito detrás para colgar los baberos, son la trona perfecta.

¿Coincidimos en nuestros imprescindibles?

51 pensamientos en “Cinco imprescindibles de Ikea (para niños)

  1. nosoyunadramamama

    Ayyy, se ve que no tengo controlado Ikea porque no había visto esos cubos, pero bueno, en nuestra casa los hay de varios tipos,jeje… Esa cama me parece lo más, aún estoy arrepentida de haber comprado otro modelo!!!!!!!

    Responder
  2. Goizeder Lamariano

    Los cinco años que hemos vivido en Madrid hemos comprado muchísimos muebles y cosas de Ikea pero desde antes
    del embarazo no vamos así que al peque no le hemos comprado aún nada. Me gustan los vasos. Muchos besos.

    Responder
  3. ¡Y yo con estas barbas!

    Jejeje… ¡¡Qué buenas elecciones!! Yo, lo único malo que le veo a la trona, por ejemplo, es que es fija; no la puedes plegar. Y fue ese motivo por el que no llegué a comprarla al final, y nos decidimos por una plegable, que apenas nos ocupa espacio en la cocina.

    Responder
  4. Paula (Sin Chupete)

    Ikea es la perdición. Yo tengo esa cama, aunque se me hace un poco grande para pasar a mi enano y le damos vueltas a otras posibilidades. De los cuencos y cubiertos de plástico estamos dando buena cuenta. Te han faltado los baberos gigantes y las sillas mini que son una pasada (al peque le regalaron una mecedora pequeña igual que otra grande que tenemos nosotros en casa y es una monada).
    Besos!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ya sé qué mecedora dices (yo la tengo en grande) y es una monada, muy graciosa. Desde luego, es la perdición si tienes espacio. Los baberos son otro imprescindible y las sillas y mesa mamut también están muy bien. ¡Ya veo que todas decoramos parecido!

      Responder
  5. Sonia Martin

    Yo también soy muy fan de Ikea,coincido en el 1,2 y 3 pero nosotros la cama se la cogimos de forja,el modelo Minnen jejeje y también me chiflan todos sus juguetes de madera!!
    Besos

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ese modelo de cama es muy bonito para una niña también. Los juguetes de madera están muy bien y también las cajas de almacenaje 😉

      Responder
  6. Myriam

    A mí me encanta Ikea, pero desde que me quedé embarazada ya no fuimos (no se por qué la verdad. Yo estaba de que mejor con buen tiempo…y después aunque el tiempo no mejoró el cansancio de los dos últimos meses podía conmigo..). Y desde que nació la bebé tampoco, porque no aguanta el coche. Lleva un par de semanas que parece que sí…pero tiene que ser de día…y como dura tanto el día y la luz! Ja ja. Excusas que me pongo porque arrasaría con todo. No tengo ninguna de esas cinco cosas (aun, ja ja) porque la sección de niños la pasaba corriendo corriendo para bajar corriendo al almacén por si me quedaba sin algo, ja ja. Pero ahora creo que iré corriendo corriendo (es literal, yo en 20 minutos he entrado, visto una comoda, bajado al almacén, comprarla, y meterla en el coche…jaja. Es que soy una ansias por si llego y no queda algo!! Es que ya que voy…jaja. Cuando no voy a por nada fijo me recreo en todo y salgo llena de bolsas, jiji) a la sección txikis! 🙂

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Si vas pronto, me cuentas. Eso que dices de correr al almacén nunca me había pasado hasta el otro día, que tuvimos que ir corriendo literalmente a por cuatro sillas de comedor (eran las únicas que quedaban) Y las conseguimos, olé. Es una pena que no se puedan reservar, ¡qué estrés! jaja. Yo tengo la pena de que la habitación del peque es muy pequeñita, si no… le habría puesto una mesita pequeña con dos sillas, un arcón para los juguetes y un tipi de esos de indio para jugar. Algún día… jaja.

      Responder
      1. Myriam

        Jajaja! Así que también has ido corriendo al almacén!! Sí, es una pena que no se pueda reservar ni comprar online (que yo sepa, a ver si estoy haciendo el panoli y tiene ‘carrito’ la web…). Lo tienen bien pensado estos suecos. Te hacen ir sí o sí y de paso picas algo más. Yo tuve que ir en una semana dos veces porque no tenían el sofá que quería (después de probarlos todos durante dos horas voy toda feliciana decidida a por uno y me dice la chica que ya no hay en almacén…jum). Y te hacen ir de nuevo para comprarlo. No puedes dejarlo pagado y que te lo lleven, tienes que ir para hacer solo papeleo porque el sofá ni lo vi (no era de coger en almacén, si no que te lo servían ellos), y como tampoco me lo llevaba en mi txikiticoche, pagué para que me lo trajesen y montasen (sí…pocos muebles de ikea he montado yo…ejem, jaja. Bueno, es que de paso te retiran el sofá viejo…jaja.).
        Lo de la mesica y sillas cógele! Yo pienso cogerle, o es mi idea, y también tiene habitación txikita, pero quiero ponerla aquí en el salón para que pinte y dibuje aquí (como vuela mi imaginación, si aun ni gatea! Ja ja). Ponle en el salón así en un riconcico, así a lo que lees tú algo en el sofá el peque está ahí cerca jugando o pintando. Ya te contaré cuando vaya!
        Besiko!

        Responder
        1. yademasmama Autor

          La verdad es que no estaría mal ponerle la mesa lack para que pinte, porque sillita pequeña ya tiene. Pero mi piso es muy chiquitíny no tenemos ni un rincón libre. Quizá en un tiempo… Vaya peregrinaje por un sofá, jaja. ¡Besos!

  7. Un Papá en Prácticas

    Nosotros tenemos toda la casa made in Ikea, jajajaja La trona, los cuencos y los cubiertos están en nuestro poder. Y el diván también nos encanta. De hecho compramos otro que hay muy parecido para el que era nuestro despacho, pero con el nacimiento de la peque lo empaquetamos para que ella tuviese su habitación. Pero es un mueble del que siempre nos quedamos prendados cuando vamos a Ikea 😉

    Responder
  8. creciendoconmicachorro

    Me parecen cosas muy útiles, pero si te soy sincera he estado en Ikea dos veces, y no compré nada. No soporto estar allí, hay siempre demasiad gente y no encuentro nada jaja. Ojalá abrieran tienda online, me tendrían en la cola a diario jeje. Un abrazo

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Me sumo a tu petición. A mí me encanta ir a la tienda, y eso que me pilla muy lejos, a hora y media de camino. Si tuvieran tienda online, sería la bomba.

      Responder
  9. Irina

    Me requetegusta!!!
    Me encanta IKEA frente a lo que mucha gente dice de «no calidad», yo encuentro que son cosas usables, duraderas y muy económicas.
    A los papas que estamos en situación de semi-crisis nos viene genial.
    Creo que te ha faltado la estanteria con cajones de colores de plástico.
    Mimi la tiene y nos encanta, vale para miles de cosas y es tan customizable…
    Un abrazo desde las Alemanias 😀 😀

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Esa estantería está muy bien, creo que la tienen muchísimos padres en sus casas, jaja. A mí me encantan los estantes Ribba también, para poner los cuentos del peque, y otros muebles de almacenaje. A todo le veo mil posibilidades y me gusta casi todo, la verdad, y no veo que sea de poca calidad. De momento, todo me dura y se mantiene muy bien. ¡Gracias por el comentario y saludos para allá lejos!

      Responder
  10. mum_in_troubles

    Nosotros también tenemos los apilables de Ikea para las casas de los abuelos y siempre la han gustado más que los que tenia ella en casa. Nosotros por el mobiliario no nos hemos decantado por eso de sus medidas especiales que nos ha echado un poco para atras. Otro de los básicos de Ikea son los baberos de plástico que tienen mangas son super prácticos, baratos y duraderos y creo que muchas tenemos en nuestras casas.

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Esos baberos también me gustan. Son otro imprescindible, pero sólo me cabían cinco, jaja. Nosotros los hemos usado mucho, sobre todo cuando el peque empezó a comer la fruta solo a trozos. Y aún y todo se conseguía manchar las camisetas…
      Sobre lo de las medidas especiales, yo también lo veía como un problema, aunque al final, como tienen de todo, compras también el colchón y las sábanas y ya está. Lo bueno es que las camitas infantiles te caben en todos lados, al menos nosotros hemos comprado una por ese motivo, porque la habitación es muy pequeña. Pero para gustos, los colores, claro que sí.

      Responder
  11. diasde48horas

    Quieres saber que no conocía las toallitas? Y me parecen super prácticas, esta vez van a caer seguro!
    En cuanto a la cama, a mi me tiene enamorada también. Redondo tiene ya su camita en la habitación, pero cuando amueblemos la habitación del que viene en camino (si todo va bien), la tendré muy en cuenta 🙂

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Qué suerte que podéis incluirla para la nueva habitación, a ver si cae. En nuestra casa no cabe, es una pena enorme porque me encanta. Espero que no la descataloguen porque si en algún momento nos cambiamos de casa tengo que tenerla, jeje 😉

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Cada vez que la veo en la tienda me derrito, jaja, me encanta, es que lo tiene todo. ¿Alguien le ha descubierto algún fallo?

      Responder
  12. Pasuco a Pasuco

    Aquí no tenemos Ikea, el más cercano esta a una hora en coche, así que por un lado es un rollo porque siempre ando esperando a ver si me acerco un día para comprar cosas chulas como estas (los platos les tengo pendientes, porque aunque haya de plástico en otras tiendas no son iguales) y por otro lado, no veas el dinero que me ahorro porque si lo tuviera cerca ¡seria mi perdición!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Yo lo tengo aún más lejos pero cuando voy, cojo de todo. Otra cosa negativa es que no se puede decir que vas, porque todo el mundo te hace encargos, jaja.

      Responder
  13. María (La cajita de música)

    Ayyy, ¿por qué tengo un IKEA tan lejos? De todas formas en mi última visita compré la trona porque me parecía FABULOSA en relación calidad-precio, y ahí está en el trastero esperando a que el pipiolillo sepa sentarse para poder usarla.

    El mueble-cama desde luego es genial y no descartoi comprarle cuando llegue el momento!

    Y ahora me he quedado con ganas de comprar la vajilla de plástico… jejeje

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Yo también lo tengo lejísimos, así que cada vez que voy me vuelvo con bastante cosas. Ya usaréis la trona, y acabaras comprándote la vajilla de plástico, jaja.

      Responder
  14. planeandoserpadres

    Mi bichilla sólo ha tenido la trona de Ikea. Eso sí, por partida doble: una en casa y otra en casa de la abuela.Luego una marca nos regaló otra que es una pasada y ahora las 2 abuelas tienen tronas de Ikea. ¡Yo creo que por eso la niña me come tan bien en todas partes!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Nosotros la tenemos triplicada, en nuestra casa y en las dos casas de los abuelos, así que siempre come encantado en todos lados.

      Responder
  15. yderepentesomos3

    Yo tengo tres de los cinco!! Jejejeje bueno la cama no es exáctamente la misma, esa la tenía mi sobrino y este verano compramos una muy similar pero que no tiene cabecero digamos, y en lugar de tres cajones tiene dos, pero es una pasada, super práctica porque se convierte en cama de 1,60 y para invitados nos va a venir super bien!! Lo de los cubitos apilables como bien dices es una pasada lo que entretienen a la peque! Besos!!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ya sé qué cama dices, es una parecida. ¿A que los cubos entretienen muchísimo? Es algo que no se puede explicar. jaja

      Responder
  16. Bea

    Lo tengo todo ya! jaja Pero igual siempre hay algo nuevo que comprar en Ikea. Ahora…a vosotras no os pasa que se pelean con sus maridos en Ikea? Nosotros SIEMPRE que vamos! Es que mi marido no le gusta ir y yo lo obligo porque tenemos que ir en coche!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Me alegro de que coincidamos en la selección, Bea. Sí, creo que es algo típico el enfadarse en Ikea, jaja. Generalmente ellos siempre quieren salir ya y nosotras mirar todo un poco más 🙂

      Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.