Consejos para un reportaje fotográfico a un niño de 2 años

¿Cuál es el momento más adecuado para hacer un reportaje fotográfico a un bebé? Hay opiniones para todos los gustos, pero todo el mundo coincide en que el menos indicado es sobre los dos años, justo cuando lo hemos hecho nosotros. Y no aposta, sino por ir dejándolo y no encontrar un momento, hasta que se dio la oportunidad en forma de una oferta irrechazable.

Aunque el resultado no fue tan catastrófico como llegué a pensar. El enano me sorprendió aguantando estoicamente sentado sobre un cuadrado blanco marcado en el suelo casi la mayor parte del tiempo de la sesión fotográfica. Soportó cuatro cambios de ropa y de atrezzo, casi sin protestar, aunque hubo que sacar todas nuestras armas de distracción posibles.

La experiencia me ha enseñado que es clave elegir una buena hora para hacer las fotos, de modo que no coincida cuando está cansado o con hambre. Y si se descubre el momento perfecto, ya sólo queda cruzar los dedos para dar con la tecla de algo que le entretenga durante el reportaje fotográfico. En nuestro caso, fue un cubo con unos globos.

En cuanto los vio, allá que se sentó y se dedicó durante más de media hora a meterlos, sacarlos y chuperreatearlos entre disparo y disparo. Y funcionó. Porque los globos de colores le hicieron concentrarse, reírse e incluso hacer monadas, como metérselos en la boca para hacernos la burla. Los recogía y lanzaba al aire mientras hacía un derroche de decenas de gestos muy suyos: ceño fruncido, morritos, mirada de malo, sonrisa pícara, cara de embobado… El fotógrafo se puso fino.

sesión fotográfica a un bebé

Lo malo es que los globos y los cubos tuvieron han salido en todas las fotos. Porque al cambiar el atrezzo de las siguientes fotos (le pusieron una manta blanca y un oso enorme de peluche), volvió a reclamar su juguete anterior y no hubo manera de hacerle cambiar de opinión. Con suerte, le dimos el cepillo que llevábamos encima para la ocasión y comenzó a peinarse mirando a cámara y a peinar al despeluchado oso. La combinación quedó bonita, y fue gracias a la improvisación.

Para las dos siguientes fotos no tuvimos tanta suerte. Y aquí va otro consejo: si uno de los cambios de ropa es un disfraz, mejor probarlo antes. Parece lógica matemática, pero tuve que pedir prestado un traje de casero para vestir al peque para el Olentzero y el que me dejaron era más grande de lo que pensaba. Mucho más. Así que, aunque sentado, quedó feo, feo, y si a un traje que le enterraba le sumas la ausencia de txapela (imposible ponerle gorros ni medio segundo para reirnos) te da un resultado que no es precisamente de postal navideña.

La última foto era la familiar. Y si ya es difícil que salga bien un niño tan pequeño en una foto, aún lo es más que los padres no desentonen. El niño se escapaba en cuanto nos sentábamos y aquello sólo podía solucionarse con un chupachups de urgencia. Y el niño volvió a sonreír, pero la chuchería ha acabado inmortalizada como uno más de la familia. Y de paso, nosotros pringados y yo melena al viento por girar la cabeza para evitar que me manchara. Y ésa es la mejor foto.

Y a pesar de ello, el resultado me encanta. Tercer consejo: aunque ya sea mayorcito, aprovecha para sacarle sólo en body, pañal o desnudo, si se presta. Luce mucho más que con ropa.

¿Cuál es el mejor momento para hacerle un reportaje fotográfico a un bebé?

En las dos o tres primeras semanas de vida es cuando se hacen los reportajes de fotos al estilo de la clásica Anne Geddes: bebés adorables disfrazados y dormidos en posiciones imposibles. Eso sólo se puede hacer en ese momento, cuando duermen muchas horas y lo hacen muy profundamente, como estos ratoncitos.

anne-geddes

Para aprovechar una sesión de fotos a bebés, que no son baratas, es mejor hacer varias fotografías diferentes, y que no cambie solo la ropa. Es decir, que haya cambios de postura. Por eso, se pueden conseguir mejores resultados cuando el bebé ya puede aguantar la cabeza y se le puede colocar boca abajo, o incluso sentado. Además, es un momento en el que son muy expresivos y no tienen la mirada perdida, como de más pequeñitos.

Pero cuidado, porque si gatean o empiezan a andar hay más probabilidades de que se escapen y se complique el proceso. Sobre los dos años, y antes si el niño es muy movido, es mejor hacer un reportaje fotográfico al aire libre, y si se dispone de un teleobjetivo, es preferible dejarles hacer lo que quieran para fotografiarles sin que se den cuenta.

Y, por supuesto, paciencia, creatividad, adaptarse al bebé, preparar el escenario con tiempo pero también dejar espacio a la improvisación. Como hace la fotógrafa y artista Queenie Liao en estas imágenes maravillosas e inspiradoras de aquí debajo. Otro ejemplo más cercano es el de Lydia, de Padres en pañales, como muestra aquí.

wengenn_in_wonderland

wengenn_in_wonderland2

41 pensamientos en “Consejos para un reportaje fotográfico a un niño de 2 años

  1. AnimalitosTuyYo

    Me ha gustado el post! Si es que hay que ingeniárselas con estos peques! 😉 Nosotros tenemos pensado hacerle un reportaje fotográfico cuando ya haya cumplido el año, aunque me temo que con lo movido que es habrá que ir al parque y que no se de cuenta que se le hacen fotos para que salga natural. Lo malo será la foto familiar, a ver qué nos inventamos, jejeje. Espero que el fotógrafo en cuestión tenga gracia y que el horario de la sesión no coincida ni con horas de comida ni siesta y que sepamos encontrar el momento para capturarlo. Besitos!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      ¡Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado! Sí, es clave buscar una buena hora para hacer las fotos. Y si podéis hacerlas en exteriores, ¡mucho mejor! Sobre la foto familiar, ya has visto cómo nos ha ido, jaja, es una tarea muy muy complicada. ¡Mucha suerte y me cuentas! 😉

      Responder
  2. mamaenbulgaria

    Se me han puesto los dientes largos con la idea de una sesión de fotos! Lo malo es que en mi caso no me lo puedo ni plantear; mi enano es de alta demanda y con lo que se mueve es imposible sacarle una sola foto decente, y la mayor odia las fotos y se dedica a hacer caras raras y sacar la lengua cada vez que lo intentamos. Mi álbum familiar está lleno de fotos borrosas jaja! Aiss espero que mejore la cosa con el tiempo.
    Muy chulas las fotos que has puesto, qué gracia esos bebés en los zapatos!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, bueno, hay épocas en las que las fotos son horribles y punto. Tendrás que probar a hacérselas sin que se enteren ninguno de ellos, pero eso también es complicado. Pero oye, que los fotógrafos verán de todo, así que si a ti te apetece, yo te animo a hacer un reportaje fotográfico, y que el profesional sude 😉

      Responder
    1. yademasmama Autor

      De bebés es clave pillarles en diferentes expresiones, y aunque no sonrían, hay muchas posibilidades. Me encantan las fotos de los bebés dormidos, qué gusto da verles descansando tan plácidamente.

      Responder
  3. Un Papá en Prácticas

    ¡A nosotros nos mandaron el finde las fotos de la sesión que nos hicimos en octubre, para el cumple de la peque! Y nos temíamos lo peor, porque Mara no paró quieta ni un segundo y no sonrió a cámara ni una vez, pero han quedado geniales. (Esto es un secreto, que va a ser un regalo para los abuelos) En nuestro caso las hicimos al aire libre. Y la verdad es que el escenario ayuda. Nos han gustado tanto que queremos repetir para cada cumple. Mientras Maramoto quiera… 😉 ¡Un beso!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Qué regalo tan bonito. A mí me pasó algo parecido, que cuando vi el resultado aluciné. No tiene nada que ver las fotos que hacemos los aficionados a las de estudio, impresiona. Y si las vuestras fueron al aire libre, ya no te digo nada, tienen que ser preciosas. Seguro que los abuelos van a estar encantados 🙂

      Responder
  4. pequeboom

    El sábado monté un estudio improvisado en casa para la foto de la tarjeta de Navidad y aunque costó ponerle el traje, un poco de chocolate lo hizo facilísimo!!! jajajjaaja

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ay qué bonito, seguro que quedaron genial, a ver si nos enseñas el resultado. El chocolate, chupachups o chucherías nos salvan de estos apuros, jaja.

      Responder
  5. Sonia (la mamá de Álvaro)

    Jooo, q envidia! Nosotros tenemos una sesión planificada y pagada desde junio y aun no hemos podido!!! A ver si hay suerte y la hacemos en enero.
    Besitos

    Responder
  6. Pasuco a Pasuco

    Me apunto todos tus consejos que tengo cita para un reportaje de embarazo-familiar en un mes, y me van a venir de perlas. Es verdad que cuanto más pequeños también son más manejables. Nosotros hicimos una sesión justo al mes de nacer el Miniser y todo estupendo. Repetimos alrededor del año y ya aquella fue bastante más movida, aunque oye, esas fotos espontáneas tienen su punto, pero claro, como dices con la pasta que vale el reportaje…

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Qué bonito que te vayas a hacer fotos del embarazo, me habría encantado, aunque en su momento me daba mucha vergüenza. Con toda la experiencia que tenéis en hacer reportajes fotográficos, ¡qué te voy a contar! Mucha suerte para el reportaje del mes que viene, os va a quedar precioso y es un recuerdo increíble.

      Responder
  7. Una mamá muy feliz

    Jajajajajaj te imagino con esa melena al viento en un giro de cabeza toda velocidad y no puedo parar de reir jajajaj.

    Ayyyy nosotros le hicimos un reportaje navideño precioso a UBMF las primeras navidades, cuando tenía 9 meses y genial, después ha sido imposible, no me he arriesgado, y cada vez peor…si me las veo y me las deseo para hacerle una todo en casa…

    Besosssssssss

    Responder
    1. yademasmama Autor

      jaja, lo de melena al viento es literal. Pues nada, ánimo y a seguir peleando con UBMF para tener alguna foto de él. Pero después, que de mayor no se queje de que no tiene fotazos, ¿eh?

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Ohh, con 18 días, qué pequeñín. Genial la idea de repetir. El otro día me dijeron que los fotógrafos estaban salvando la crisis gracias a los reportajes fotográficos a bebés, ya veo que tú eres una de las mamás que les está salvando los números 😉

      Responder
  8. Virginia (Mamá y su Coquito)

    qué bonitos montajes ehh!! nosotros le hicimos uno a Coquito con 5 meses pero fue pequeño, para tener una foto a forma de lienzo en la pared. Quería hacer uno pero ya tiene más de año y medio así que creo que no es lo mejor…. y menos según lo cuentas!!
    unb eso

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Virginia, si tienes muchas ganas, hazlo. Yo me moría de ganas y por fin lo he hecho, ahora me da pena no haberlo intentado antes, pero lo importante es que ya tengo las fotos. ¡A inmortalizar a Coquito!

      Responder
    1. yademasmama Autor

      ¡Muchas gracias, guapa! La experiencia ha sido entretenida y el resultado muy bueno, estoy muy contenta. Ahora, a ponerlas en un álbum y un calendario 🙂

      Responder
  9. Paula (Sin Chupete)

    Pues parece que salió bastante bien la cosa… Seguro que las fotos son chulísimas, a mi me encantaría tener algo así, pero sé que a mi partner estas cosas no le gustan, así que me aguanto 🙁
    Besotes!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Ay, pero convéncele, ¡que no sea aburrido! O le llevas a escondidas a hacer las fotos y después se las enseñas, seguro que le encantan y se le pasa el cabreo 😉

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Con dos tiene que ser difícil, no te lo niego, jaja. A ver si encuentras un buen momento para el pequeño y con el mayor sólo quedará negociar y razonar. ¡Suerte!

      Responder
  10. diasde48horas

    Pues nosotros también estamos pensando en hacer un reportaje, pero de familia, los tres. Y según dices, nos ha pasado lo que a tí, que escogimos el mejor momento ¿no? los dos años jejejejeje

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Jaja, somos únicas eligiendo el mejor momento. Mira, de perdidos al mar, si es ahora cuando se puede hacer, pues se hace. Es un recuerdo para siempre y se hace cuando se puede, así que anímate, que seguro que no es muy desastroso 🙂

      Responder
  11. Myriam

    Ay lo que me he reido con lo de la melena al viento!! Ja ja. Seguro están geniales todas las fotos!! Vaya recuerdo! Yo me tengo que animar. Esperaremos a que al menos se siente (ejem…y haya pelas) y nos lanzamos. Ja ja. Besiko guapa!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Melena al viento, eso es, jaja. Las fotos están muy chulas, la verdad, aunque algunas no las pienso enseñar a nadie, jaja. Animaros y revisa las ofertas. Yo tuve suerte y pillé una oferta por 30 euros, estaba genial de precio. Si veo otra, te aviso 😉

      Responder
  12. planeandoserpadres

    La semana que viene recogeremos el reportaje familiar que mi bichila y su papá me regalaron para mi cumpleaños y que ha resultad casi una odisea completa. La niña rehuía al fotógrafo, nunca miaba a la cámara, estuvo lloriqueando y quejosa toda la sesión, se durmió una siesta de media hora… Al final sacamos unas 70 fotos de las que sólo 28 son aprovechables y eso poniéndole muy buena fe al asunto. Ha sido un dineral bastante mal invertido ¡con lo que se suele reír ella siempre!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Qué pena que pasen esas cosas, te gastas un dineral y justo la peque no tiene su día… qué rabia, Pero oye, 30 fotos no está nada mal, de verdad. Seguro que de ahí sale algún cuadro, ampliaciones y fotos para los abuelos, ¿verdad?

      Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!