Aprender a dormir solo en la cuna sin lágrimas (un cuento para conseguirlo)

Hemos conseguido, a los 21 meses, -que se dice pronto-, que el pequeñín de la casa duerma solo en la cuna y no en brazos, como hacía hasta ahora. Llevamos dos semanas de récord y ya me atrevo a decirlo en voz alta. Hemos sentado rutina. Por fin, una de nuestras batallas pendientes ganada.

Y si no lo hemos conseguido antes es porque no hemos querido dejarle llorando con la cabeza entre los barrotes cada noche. El éxito (tardío) de nuestro método es que apenas ha llorado. Protestó el primer día, claro, porque en brazos y pellizcando a diestro y siniestro se está mejor, pero dos días después, eso era historia.

bañera

Ya tuvimos una intentona en verano, pero apenas nos duró tres días. En esta ocasión, en cambio, nos han ayudado las circunstancias. En un mes ha madurado: entiende todo lo que le decimos y nos vemos con fuerzas de explicarle las cosas (y sin frustrarnos porque aún no habla y no nos puede contestar) Además, lleva casi cuatro semanas durmiendo la siesta en la escuela infantil, solo en su colchón junto a los otros niños, algo que nos parecía impensable. Si allí podía, ¿por qué no en casa?

Como ya no se echa una siesta por la mañana y acaba el día mucho más cansado, era el momento perfecto para volver a intentarlo. Y ahí ha entrado en juego Pepito, la clave de nuestro éxito. Un cuento, inventado por el padre de la criatura, que habla de un niño pequeñito llamado Pepito (es clave decirlo con voz de pito o haciendo algún ruido sonoro con la boca), que no sabía hacer nada solito.

Pepito no sabía comer solito, ni dormir solito, ni vestirse solito, ni jugar solito. Todo se lo hacían sus padres. Hasta el día en que fue al cole y vio cómo los demás niños sabían hacer todo. Un día, uno de ellos le dijo que era Pepito Chiquitito. Pepito le preguntó por qué le llamaban así y le contestaron que porque parecía un bebé. Desde aquel día, Pepito decidió hacer las cosas él solito, porque ya era mayor. Su madre estaba contentísima con el cambio. Desde entonces, Pepito hizo todo o casi todo solo (porque no podía bañarse solo ni cruzar la carretera sin darle la mano a sus padres) y le encantó ser mayor.

dormido1

Haciendo hincapié en una escena diferente para no aburrirnos, este cuento se lo hemos contado cada noche después de dejarlo en la cuna, junto a un cojín muy suave que le gusta acariciar y que hemos estrenado para la ocasión. Con las luces apagadas y el proyector de estrellas encendido (con el temporizador puesto para que se apague, bendito invento), me quedo sentada en el suelo junto a él hasta que se duerme. Y si se despierta a media noche lo repetimos todo punto por punto: brazos, mimos, un poco de agua y a la cuna como Pepito.

Ya no paso media hora como mínimo teniéndolo en brazos hasta que se duerma, soportando más de once kilos encima y con la presión de que dejarlo en la cuna de un modo brusco pueda despertarle, dar al traste con todo, y vuelta a empezar. Ahora apenas me quedo junto a él, se duerme en dos minutos. El siguiente paso será irme de la habitación nada más dejarle y que se quede tranquilo.

El cuento ha sido un exitazo. Y no lo negaré, está inspirado en el pequeño de casa y de su clase (lo malo de nacer en diciembre). Funciona y demuestra lo mucho que aprenden los niños a través de los cuentos y la lectura.

¿Vuestros hijos también aprenden a través de los cuentos?

65 pensamientos en “Aprender a dormir solo en la cuna sin lágrimas (un cuento para conseguirlo)

  1. mamablogger1

    Yo he tenido suerte porque mis peques se duermen solitas sin necesidad de que yo tenga que hacer nada, pero yo de todos modos les leo un cuento antes de irse a dormir y las achucho un ratito, jejeje!!!
    Un abrazo.

    Responder
    1. yademasmama

      El rato del cuento es uno de los más bonitos del día. Nosotros leemos todos los días dos cuentos y le encanta. De momento son libros sencillos donde busca cosas y sin historias, pero lo importante es que le ha cogido afición y se ha convertido en una rutina muy sana.
      Ese momento del achuchón da un gusto,,, 🙂

      Responder
  2. mum_in_troubles

    Que buena idea nosotros hemos probado varias veces que se duerma sóla en la cuna y no tenemos éxito tendré que inventarme un cuento de este tipo haber si funciona, compramos un cuento para dejar los pañales y de momento nos ha ayudado un poco poco a poco lo conseguiremos.
    Bssss

    Responder
    1. yademasmama

      Mira, eso del cuento para dejar los pañales está muy bien. Hay muchos libros para que los niños aprendan a identificar sus sentimientos y supongo que también habrá bastantes para dar pasos importantes, como el cambio del pañal o dormir solo en su cuarto. Suerte y a ver si lo de Pepito funciona 😉

      Responder
  3. goizederlamariano

    El peque a sus nueve meses se duerme al pecho o en brazos en casa si estamos por ahí en la silleta y en la mochila también. Pero lo de dejarlo en la cuna dormido es una maniobra más delicada que desactivar una bomba. Ahora que gatea se pone de pie y no para se cansa y hay días que se duerme solo sin más. En parte esto nos agobia y preocupa pero por otra parte pensamos que ya habrá tiempo. Y desde luego recurriremos a los cuentos. Muchos besos.

    Responder
    1. yademasmama

      El mío se dormía de pequeñito en brazos y después conseguí que se durmiera solo en la cuna (después de la teta y con el proyector en el techo). Pero en ese momento aprendió a darse la vuelta y a empezar a sentarse y ya no hubo manera de que se quedara quieto en la cuna. Y hemos tenido que esperar hasta ahora que nos entiende… Así que ya ves que hay tiempo y que todo tiene remedio.
      ¿A que se nota muchísimo cuando ya gatea y anda porque se cansa mucho más? Pobres, acaban agotados.
      Gracias por tu comentario, Goizeder 😉

      Responder
  4. Montse

    Buff a ver si lo conseguimos nosotros… hemos tenido un retroceso porque estuvimos fuera de casa una semana y tuvo que dormir con nosotros… ¡ahora no quiere cuna de vuelta! La suerte es que duerme del tirón la pobre, es más buena…

    Responder
  5. ¡Y yo con estas barbas!

    La nuestra se duerme sola… (eso sí… el chupete ayuda bastante… pero es el único momento del día que lo usa; para dormir…) Pero está genial que vaya pillando cosas por medio de los cuentos. Me parece una pasada de iniciativa…

    Y… oye… ¡Tienes que contarme más sobre el proyector de estrellas! Que me flipan esos cacharros. He visto algún modelo por ahí, pero no lo he visto nunca funcionando, y no sabía muy bien si merecen la pena. Si por lo que cuentas el invento mola, igual me lo pienso seriamente.

    Responder
    1. yademasmama

      He pensado que quizá escriba sobre el proyector (qué buena idea me has dado) pero ya te adelanto que nos lo regalaron cuando nació y que lo ponemos todas las noches. Ya que lo tenemos… Cuando era más pequeñito, entre los 4 y 6 meses, se lo poníamos y se dormía mirando hacia arriba, o al menos se entretenía. Ahora lo usamos para hacerle ver que es la hora de dormir. Leemos uno o dos cuentos sentados juntos, apago la luz, pongo el proyector (con música o sin música) y entonces sabe que hay que dormir. Cuando noto que está dormido pongo el temporizador a 15 minutos y me voy para que se apague solo y no oiga la puerta ni que se termina el ruido (el que hace al funcionar).
      Nuestro proyector es de Imaginarium, tiene sonidos (lluvia, océano, corazón) y puedes cambiar las imágenes que proyecta (un cielo con luna y estrellas, un mar con peces y ballenas o una selva de monos y loros).
      Nos hemos acostumbrado a él y sobre todo me viene muy bien porque es una luz tenue que programas y se apaga sola. El ruido le tranquiliza y relaja y le ayuda a identificar que hay que dormir. Ahora que lo pienso, no sé si se dormiría igual sin el proyector, supongo que es un paso más de la rutina.

      Responder
  6. Lydia - Padres en Pañales

    que bueno lo del cuento. Yo desde los 4 meses la dejaba durmiendo en su cuna en modo colecho conmigo al lado. Por lo que fue aprendiendo a dormirse tumbada por la noche, aunque había día que necesitaba más bracitos. Ahora es ella la que cuando apago las luces de su habitación se tira a la cuna. Hay días que te llama y hay que pasearla un poco para que se relaje, pero de nuevo se tira hacia la cuna y se acaba durmiendo. Yo quiero buscar un cuento para enseñarle sobre la llegada del hermanit@, a ver si funciona como el tuyo de dormir!

    Responder
    1. yademasmama

      Qué niña tan mona, ella sola se tira a la cuna, así da gusto. Es increíble ver cómo lo de los cuentos funciona. Me suena haber visto alguno sobre la llegada del hermanito, seguro que encuentras uno que os pueda ser útil. ¡Suerte!

      Responder
  7. entremishoras

    Enhorabuena!! Qué bien! Qué tranquilidad cuando se duermen solitos verdad? Yo con el mayor tengo que hacerle compañía, tumbarme con él, pero se duerme. Y la pequeña, un biberón y al carro, la muevo un poco y se queda frita en 10 minutos, luego la traspaso a la cama pero tendré que probar de ponerla directamente a la cuna a ver si hay suerte!

    Responder
    1. yademasmama

      La maniobra del traspaso es terrible. En nuestro caso, unas veces estaba tan dormido que lo podíamos lanzar sin problema, pero otras notaba cualquier cosa y se despertaba como si hubieran pinchos en la cuna… Qué desesperante. De todas formas si lo lleváis bien y os funciona, perfecto. Yo creo que aquí tenemos que ir día a día pasando los obstáculos como podamos y ya está.

      Responder
  8. Mamá Pata

    Ole!!!! Me alegro un montón por vosotros, sobre todo por tus brazos pero ahora te vas a tener que apuntar al gimnasio 😉
    La patita sigue durmiendo a mi lado, pero ahora en vez de quedarse frita con la teta, después de sesion me pide que le de la mano. Me tumbo al lado suyo, me da la mano o me pone un brazo encima y se duerme enseguida. Sigo teniendo que estar ahí, pero la verdad es que no me importa demasiado porque a esas horas suele estar muy mimosa y cariñoso y me gusta ese ratito que pasamos así las dos.
    Lo del cuento es una idea genial 😉

    Responder
    1. yademasmama

      Ay, es que ese rato de mimos y besos es impagable, me encanta. Se ponen tan bebés y tan cariñosos…. mmm qué ternura despiertan. Increíble cómo ha funcionado lo del cuento, de verdad. Y sobre lo del gimnasio, sí, voy a tener que hacer pesas para contrarrestar el descanso, jajaja. 😉

      Responder
    1. yademasmama

      Enhorabuena entonces a ti también, qué gusto cuando ya se duermen solos… se gana de pronto una libertad… Y sobre el rato del cuento es muy bonito, ¿verdad? Estoy deseando que llegue el momento en el que pueda contarle historias más elaboradas y en el que el peque me ayude a terminar los cuentos.

      Responder
  9. La cesta de mi bici

    Enhorabuena familia!!! Esta suele ser una de las preguntas mas frecuentes que me hacían en la Escuela, y algo que agobia mucho a los papas, pero no hay ninguna fórmula mágica. La idea del cuento es genial, me ha encantado! Un beso!

    Responder
    1. yademasmama

      Muchas gracias, guapa. Y tanto que agobia el tema. Cuando llevas más de año y medio durmiéndolo en brazos y ves que en clase se duerme solo sin más da un poco de rabia, la verdad. Pero nos ha venido de perlas para hacerle ver que no pasa nada porque se duerma en la cuna, los brazos y los mimos los tiene antes y ya está 😉

      Responder
  10. nosoyunadramamama

    Pues mira, es curioso porque muchas de las cosas que mencionas forman parte del método Estivill con la diferencia de no dejarles llorar, que obviamente es la más relevante. Cayó en mis manos ese libro y, por curiosidad, lo leí. Alfonso dormía 12 horas del tirón desde los 5 meses pero nos costaba 1 hora dormirle, que si acunarlo, que si brazos..y nosotros había días que ni cenábamos. Pues seguí algunos pasos del libro, que coinciden mucho con lo que tú cuentas hoy, y el tío no dijo ni mú al meterlo en la cuna.

    Al final, siguiendo unas rutinas, hablarle antes de dormir (o en tu caso lo del cuento), lo del peluche, el proyector a rafa también le ayuda… y sobre todo, no confundirles…. A veces intentamos por todos los medios que duerman y lo hacemos de maneras distintas, que si un día a los brazos, que si probamos a acostarles antes, o más tarde, que si cambiamos la hora del baño… El consejo con el que yo me quedé de Estivill es: si para que coman siempre hacemos lo mismo (en la cocina, usando unos cubiertos, un babero), ¿porqué para intentar dormirles probamos a hacer mil cosas distintas? Como ves, aunque no sea partidaria de Estivill en casi todos los casos, de todo se sacan conclusiones…
    Y sinceramente, cuando ellos duermen, nuestra calidad de vida mejora y la de ellos, mucho. Cuando no descansan lo suficiente, necesitan estar durmiendo siestas continuamente, y a partir de una edad, les confunde. Para mí sería “implanteable” tener un tercer hijo si rafa no durmiese bien por las noches…
    ¡¡Enhorabuena!!

    Responder
    1. yademasmama

      Muchas gracias, Carmen. Qué interesante tu comentario.
      Las rutinas, como dices, son muy importantes para que los niños tengan tranquilidad y seguridad porque saben qué viene después, qué va a pasar y a qué atenerse. Y al dormir, aún mucho más. Así que hacemos casi todos los días lo mismo (muchas veces solo cambia el baño) y así de momento nos funciona muy bien. Supongo que en esa parte estoy de acuerdo con Estivill. Pero también ha sido clave que ya podemos razonar con él. Esto con 12 meses habría sido imposible y una guerra de lloros terrible. Nos ha costado, pero ha sido un aprendizaje muy cómodo, la verdad.
      Te lo digo siempre pero eres una suertuda con los hijos dormilones que te han tocado. Esperemos que Gabriel siga el camino de sus hermanos y aprenda de ellos en esto, ¿no?

      Responder
    2. mamadesdeelencerado

      Yo para conseguir que durmiese sola también utilice el método de Estivil a mi manera, al principio hacía todo eso de las rutinas pero en cuanto lloraba iba a cogerla, luego empeoró mucho, así que me llené de valor y dije “la voy a dejar llorar” además de hacer todo lo anterior de las rutinas y eso. Pués aunque a mi me pareció una eternidad lloró 7 min de reloj y nunca más. Desde ese día va feliz para cama y duerme 13 horas del tirón. Ahora con 14 meses todas las noches le leo un cuento mientras se toma el bibe y al acabar la meto en su cama, coge su peluche y se pone a dormir. Una maravilla!!!

      Responder
      1. nosoyunadramamama

        Hay muchos niños que reaccionan bien al método Estivill, y creo que es por las rutinas y en nuestro caso ni llorar ni nada, Alfonso hizo amago de protestar pero nada más. Y a partir de ese día se iba feliz a la cuna. Sé que hay madres que lo intentaron pero entiendo que no quieran dejar llorar al niño, otras que ni se lo plantean, al igual q he conocido casos de madres con niños que se despertaban 8 veces cada noche y ellas no eran ya personas ni rendían en el trabajo, ni los niños estaban contentos por el día…asi que entiendo que optasen por dejar llorar a sus hijos unos minutos…Cada caso es un mundo, yo no soy partidaria de métodos (ni xa comer ni nada) pero creo que siempre puedes aplicar las cosas a tu manera, o coger de un método algo que a tu hijo le vaya bien…

        Responder
    1. yademasmama

      ¡Muchas gracias! El cuento está muy resumido, a partir de ahí la imaginación de cada uno para darle más vida, pero nos ha venido muy bien. Algo de poso parece que ha dejado.
      Y paciencia sí, mucha. Para rato me imaginaba yo que iba a ser tan paciente, ¿de dónde saldrá? ¡Gracias!

      Responder
    1. yademasmama

      Y tanto, estaba un poco desesperada porque tardábamos más de media hora y muchas noches me quedaba yo también dormida, sin hacer la cena ni cenar y aquello era un descontrol. Ahora parece que el orden ha vuelto a esta casa.

      Responder
  11. diasde48horas

    Pues yo estoy como mamá pata, nos acostamos los dos juntos en cama abrazaditos y a los cinco minutos se queda frito. Lo paso a su cuna y yo o me quedo ya en cama o me voy a hacer cualquier cosa por casa o a ver la tele un rato.
    Nuestro siguiente paso va a ser pasarlo a su habitación y que se duerma ya en su cama, así que igual pongo en práctica tu idea del cuento 🙂

    Responder
    1. yademasmama

      Si no tienes problemas para pasarlo a su cuna, ni tan mal. Nosotros también estuvimos durmiendo así una temporada, pero yo me quedaba dormida también (sin cenar) y después me despertaba al rato de mal humor y desorientada, jajaja.
      Suerte con el próximo paso, ánimo y a ver si a Redondo le ayuda un cuento 😉

      Responder
  12. UnaMadredelSigloXXI

    Pfff… Las noches con el mayor todavía son un infierno y ya tiene 28 meses. El pequeño, un bendito. A las 9 en su cuna y del tirón hasta las cinco o las seis de mañana.
    Ah y con ellos funcionan cuentos de su propia vida protagonizados por ellos mismos. Les cuento cosas que le han pasado (o las que vamos a hacer) y empiezo con el “Érase una vez un niño llamado X (sus nombres)…”. Al mayor le encanta. El peque no se entera, pero se lo hago igual 😉

    Responder
    1. yademasmama

      Yo también recurro a contarle cuentos con su historia y me parece que le encanta. Así le recuerdo cosas que nos han pasado o que ha hecho y de paso le digo siempre que sus papás le quieren mucho al protagonista del cuento, jeje. Espero que algo se le quede.
      Qué gracia que os dé guerra el mayor en vez de el pequeño, si conseguís que cambie ¡vais a descansar muchísimo! ¡Suerte!

      Responder
  13. Una mamá muy feliz

    Muchas felicidades por ese gran logro!!!
    Yo le leo a UBMF todas las noches y todas las siestas un cuento para dormir, el sigue durmiéndose con la teta, pero mientras le cuento el cuento no mama con el fin de que cuando deje la teta no lo asocie y el cuento me siga sirviendo para relajarlo y dormirse. Una vez que acabo el cuento, mama un poquito y se da la vuelta a dormir.
    Para nosotros el cuento es fundamental y hace mucho que lo hacemos, para separar el juego y actividad antes de dormir del relax.

    Besossssssss

    Responder
    1. yademasmama

      Qué bien funciona el momento del cuento, ¿verdad? Yo creo que es el único rato que se relaja al día, jaja. Nosotros realmente empezamos con los cuentos a los 15 meses, cuando dejamos el pecho. Antes le cantaba canciones, ahora ya sólo historietas. Pero haces muy bien en separar la teta del cuento, por si acaso. ¡Besos!

      Responder
  14. Lai - Asi como lo pienso

    voy a tener que inventarme un cuento a ver si mi hija come… 🙂 ¿como es eso de las estrellas? aqui no lo he visto y la mitad de los dias me dejo la lamparita encendida y como dormimos todos juntos…me molesta a mi a media noche jaja

    Responder
    1. yademasmama

      Es un proyector de imágenes y sonido para el techo. Lo bueno que tiene es que puedes programarlo (15, 30, 45 minutos o 1 hora) y lo dejas funcionando y te olvidas. Como la luz es más tenue (en el nuestro, hasta se puede regular) lo uso para el momento después del cuento, para que sepa que ya hay que dormir, y funciona porque llevamos así casi desde que nació y lo tiene muy asociado. Y lo bueno es que me voy de la habitación y me olvido porque se apaga solo
      Pero cuidado si lo usáis en vuestra habitación, porque puede que os durmáis también, jeje 😉

      Responder
  15. mamapuede

    Pues enhorabuena a los tres!
    Prueba a decirle que vas al baño que ahora vienes, y seguramente cuando vuelvas este dormidito, pero el cuento no dejes de contárselo

    Responder
    1. yademasmama

      Muchísimas gracias, maja. Y muy buen consejo, lo probaré. Hoy me he salido de la habitación para dejar el gato y estaba protestando un poco para que no me fuera pero casi dormido, así que seguro que en unos días se queda tan tranquilo 🙂

      Responder
    1. yademasmama

      Tiene mucho tiempo aún, claro que sí. La verdad es que ha sido un cambio brutal, entre eso y que gracias a la guardería se duerme antes, hasta tengo un ratito para mí por la noche. Estoy que ni me lo creo 🙂

      Responder
  16. Mama Puñetera

    Que suerte!!! Y que buena idea lo del cuento!
    Nosotros aun estamos en fase teta y brazos, pero con casi 9 kilazos mis riñones ya no aguantan tanto como antes. Y luego está el tema dejarla en la cuna, que me pasa lo que a ti, es momento delicado!
    Igual en unos meses me uno al cuento de pepito, jejeje
    Besos guapa! 🙂

    Responder
  17. planeandoserpadres

    Mi bichilla aún colecha con nosotros, pero su papá ya anda preocupado pensando que la niña nunca se irá a su propia habitación. Yo creo que es pequeña para explicaciones y cuentos (aún no ha cumplido los 11 meses) pero creo que a través de estas historias sí podemos enseñarles muchas cosas y conseguir cambios importantes de forma efectiva y sin traumas y llantos. Cuando son un poquito más grandes, eso sí.

    Responder
    1. yademasmama

      Sí, tienen que ser un poco mayores para que puedan entenderlo. Porque si no es imposible conseguirlo sin que lloren. Pero vamos, dile al padre que no desespere, que conseguiréis que se vaya a su habitación, jeje.

      Responder
  18. desireabrazamemama

    Ostras!! pues no conocía este cuento pero me parece super interesante! Gracias por la recomendación. Yo en mi blog suelo hablar del sueño infantil. Si te pasas me encantaría conocer tu opinión…. Mi niña duerme en su cuna y su habitación desde los 4 meses. Así lo decidimos y nunca ha tenido que llorar ni un solo minuto sola para lograrlo

    Responder
    1. yademasmama

      No lo conocías porque es un cuento inventado por el padre de la criatura, jeje. Pero ya ves que la trama no es muy enrevesada…
      Qué suerte que la nena es tan dormilona, con el mío no había manera, y dormir bien es tan importante. Me pasaré, muchas gracias 🙂

      Responder
  19. Paula (Sin Chupete)

    Muchas gracias por este post. Nosotros no sabemos muy bien cómo afrontar el asunto así que todas las ideas son bienvenidas. Este tema la verdad es que me agobia y que me digas 21 meses, uf, me agobia más aún, aunque por otro lado era de esperar porque a mi chatungo no lo veo yo ni medio cerca todavía de tener tanta autonomía.
    Me encanta la cuna y el juego de sábanas.
    Besotes!

    Responder
    1. yademasmama

      Es un tema gordo, el del sueño. A nosotros nos ha funcionado esto pero en este momento de madurez del niño y rodeado de unas circunstancias. Lo habíamos probado casi todo. No te agobies porque los cambios son de la noche a la mañana y nunca se sabe. Mucha suerte. Ah, y gracias por lo de las sábanas y la cuna, es la de Stokke prestada y le estamos sacando chispas, como ves 😉

      Responder
  20. Señor Bebé

    Qué bien!, enhorabuena por haberlo conseguido. Ha sido muy buena idea que tu pareja haya pensado en ese cuento de Pepito, la verdad es que seguro que ha ayudado a que el peque capte el mensaje y pueda dormir solito 🙂
    Besos!

    Responder
  21. mamiansiedades

    Jolín qué gusto da ver luz al final del túnel! Reconozco que este tema me tiene ya un poquito crispada (nótese que escribo a las 5:32 de

    Responder
    1. mamiansiedades

      De un domingo y que le doy a los botones sin querer xDD conste que no es por venir de farra, eh!)
      Felicidades por ese súper progreso y a ver si Leo toma ejemplo!! :*

      Responder
    1. yademasmama Autor

      Espero que tengas suerte. Nos ha costado poco, pero porque ha madurado y el hecho de que haya empezado en la escuela infantil ha ayudado mucho. Con un poquito de paciencia a ver si lo conseguís. Si hace caso a los cuentos y entiende todo… ¡Un beso y suerte!

      Responder
  22. Piezecitos

    Me vienes como anillo al dedo con este post! La piccola solo se duerme al pecho… y como bien dices, ella también va a la guardería y se duerme ahí sola y en casa no. Asi que voy a intentar tu cuento, a ver si le entran las ganas de ser una niña mayor. 🙂
    sobretodo porque en la guarde según la maestra, un día le dijo “Chloe, ya basta de llorar eres una niña ya grande y debes dormir tu solita!” y de ahí dice que se tumbo, cerró los ojos y se durmió.
    Yo obviamente flipando… asi que como bien dices, si lo hace en el cole en casa porque no?
    Voy a aplicar tu metodo…ya e contaré!
    Gracias por compartir!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      A nosotros nos ha funcionado muy bien, ya no hemos vuelto a los brazos. Funciona en la guardería y en casa. Se ha establecido como una rutina y estamos encantados. Es cuestión de explicárselo. Al principio se quejará, pero a ver qué pasa. ¡Mucha suerte!

      Responder
  23. que hacer cuando un bebe no puede dormir

    Buenas tardes!

    Genial aportación, siempre es complicado al principio pero como tu bien dices, lo importante es fijar una rutina, después todo es mantenerla.

    Nosotros tenemos una página sobre salud en la que tratamos el embarazo y al bebé, siempre esta bien compartir información.

    Un saludo y suerte con el pequeño!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Muchas gracias, sobre todo por lo de la suerte, jeje, que nunca viene mal 😉 ¡Gracias por la visita!

      Responder
  24. Pingback: De la cuna a la cama (y seguimos usando un proyector de estrellas) - Y, además, mamá

  25. Pingback: Un cuento para introducir la operación pañal - Y, además, mamá

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!