Mi bebé tiene una fan que le persigue

No es una broma. Mi hijo tiene una fan que lo acosa desde los seis tiernos meses de edad. Es una niña de 8 años del pueblo en el que vivimos, que se ha encariñado con él y aparece de debajo de las piedras para hacerle carantoñas. No soy una desalmada, es que la niña fan es verdaderamente pesada, agobia a mi hijo y ya van dos veranos sin saber cómo quitárnosla amablemente de encima.

Llevaba un tiempo sin verla hasta que el otro día volvió a aparecer en la piscina de la nada llamando a grito pelado a mi hijo, que miraba al horizonte sin saber la que se le venía encima. Y sin darme cuenta, a los diez segundos había vuelto a poner su toalla pegada a las nuestras amenazando con quedarse toda la tarde.

amenaza, piscina, bebé

Este chico y su sombra amenazante me han venido al pelo para ilustrarlo 🙂

Deben de encantarle los bebés, eso dice, y se le ha metido entre ceja y ceja jugar con el mío. Pues ha ido a parar justamente con el niño más independiente de todos y que no quiere saber nada de besos ni abrazos con estraños. De hecho, aunque ella no se haya dado cuenta, él no le hace ni caso y le agobia tanto al intentar cogerle a cada segundo que, a pesar de ser muy tranquilo, ha sabido sacar lo peor de él y ya le ha intentado morder dos veces. Está desesperado perdido.

De nada vale que no le demos bola ni mi hijo ni yo, ahí sigue. Hace oidos sordos si le explico que el nene se agobia y que quiere jugar solo. Si nos vamos a la piscina, ella viene con nosotros como un miembro más de la familia. Sólo nos ha funcionado volver a recoger los bártulos, despedirnos porque nos vamos a casa y escondernos en la otra punta del césped (el verano pasado tuve que recurrir a ello), pero el riesgo de que nos espíe y vuelva a aparecer es muy alto.

Le he cogido tanta manía que cada vez que la veo ya no resuena en mi cabeza la banda sonora de Star Wars (cuando hace su aparición Dark Vader, entiéndase), ahora suena directamente la de Psicosis. Su madre -he aquí el quid de la cuestión-, no hace absolutamente nada cuando su hija (aburrida perdida, intuyo) se pega como una lapa a nosotros. Debe de quedarse la mar de cómoda en su toalla tomando el sol y hablando con sus amigas, porque siempre se la ve así de agobiada cuando la busco con mirada de desesperada. Al final de la tarde lo soluciona diciendo, “Ay, ¿pero estabas aquí?, qué afición tiene con este nene, os ha visto entrar al césped y se ha salido del agua corriendo”.

El miedo se apodera de mí al escuchar esas palabras. ¿Es obsesión? ¿Es que su madre pasa de ella y no sabe qué hacer esta niña para entretenerse? ¿Es que voy a tener que ponerme al final borde y echarla de malas maneras? ¿Es que su madre no se da cuenta de que quiero pasar el rato con mi hijo y no con la suya, a la que ni conozco ni me apetece conocer?

¿O soy tan blanda que no quiero enfrentarme a la pegajosa niña y decirle que salga de nuestras vidas? Si alguien tiene un truco que no sea lanzarle una mirada de hielo para echarla de nuestras toallas, que me lo cuente ya, por favor.

 

30 pensamientos en “Mi bebé tiene una fan que le persigue

    1. yademasmama

      Pues sí, de todo, de verdad. Le da igual que la ignore, ella me da conversación. Y lo de que mi hijo se va a dormir ya no cuela con lo hiperactivo que se pone en la piscina. Difícil solución le veo… ¡Gracias!

      Responder
      1. Lectora, profe y mamá

        Ese es el problema. Lo mejor, en un mundo ideal, sería que hablaras con la madre y ella se encargara de explicar con cariño y tranquilidad a su hija que si le gusta tanto tu hijo, no está mal que se acerque un rato y salude y juegue un poquito, pero que luego tiene que volver a la piscina. Pero claro, en un mundo ideal esa madre ya lo habría hecho sin que tú le dijeras nada. En la realidad, la mujer se ofenderá y explicará mal la situación a su hija.

        Responder
  1. Dos Rayitas

    Uff, qué panorama… Jo, pues a mí me daría mucha vergüenza pero creo que hablaría con la madre… intentando ser lo menos desagradable posible… no sé decirle que el niño necesita estar tranquilo y tal… Es que no puedes dejar que os amarguen momentos tan bonitos… y a veces es mejor una vez roja que veinte amarilla… Ánimo porque leyendo tu post me he puesto totalmente en situación y… ufff

    Responder
    1. yademasmama

      Sí, es una situación complicada, creía que acabaría el verano pasado pero estamos en las mismas. Afortunadamente no son todas las tardes, pero uf… Tienes razón en lo de ponerte roja una vez. ¡Gracias por tu opinión!

      Responder
  2. mamapuede

    La niña estará súper aburrida y su madre tiene un morro que se lo pisa!

    Porque un rato aguantas, pero toda la tarde y todas las tardes es una pesadez.

    El año pasado a mi pareja le pasaba algo parecido con un niño, que andaba sólo por el pueblo (no lo puedo entender) en cuanto lo veía con Leo allí iba él, si mi pareja se iba del parque agobiado, él niño se iba también de paseo, si decía que se venía para casa, él los acompañaba…

    Así que no te puedo dar ni un consejo, porque no funcionaba nada, eso si, a mi me daba una pena el chico… Este año no le hemos visto

    Responder
    1. yademasmama

      Pobre crío, sí, es un caso parecido. Ya veo que no tiene buena solución… A no ser que la niña desaparezca o se busque más amigas…
      ¡Gracias por contar tu experiencia!

      Responder
    1. yademasmama

      La culpa es de la madre pero la niña es una pesada, qué te voy a decir. Y es una lata porque cada vez que aparece se queda unas horas con nosotros y si por ella fuera nos acompañaría hasta el baño. Santa paciencia…

      Responder
  3. Mama Puñetera

    Uf que mala solución tiene eso… La culpa es de la madre, que pasa de esa niña como de comer caca, una pena, y encima si la niña ya es pesadita de por si, pues un horror. Yo tampoco seria capaz de enfrentarme a la madre cara a cara, me daría palo. Pero bueno, puede que un día colme tu paciencia y al fin lo hagas.
    A mi las madres chochonas de ese rollo me ponen de los nervios!
    Suerte y besos guapa!

    Responder
  4. mamiansiedades

    Madre mía, yo flipo con la gente… pobre niña pero sobre todo pobres vosotros, que os tenéis que comer el marrón de la cateta de la madre. La verdad es que es una situación tela de incómoda, no me das ninguna envidia… ojalá reúnas valor para cantarle las 40 a la madre! 😛

    Responder
    1. yademasmama

      Es que me da rabia tener que pasar por ese mal trago. Ella nos erá consciente de que su hija es pesada, pero bueno, no debería dejar que se quede con otra gente así sin más, ¿no? Rezaré porque se vayan de vacaciones a ptro lado 😉

      Responder
  5. creciendoconmicachorro

    Como te decía, es increíble hay madres que tienen una cara… yo le diría a ella directamente, que tengo mi hijo, que ella cuide del suyo. Es ella la responsable, imagínate que se pierde o pasa algo… tu hijo tiene que estar desquiciado el pobre… ya nos contarás a ver si hay pelea o no con la madre jeje. un abrazo

    Responder
    1. yademasmama

      Ay, espero que no lleguemos a pelea, jaja. Pero vamos, que no me veo otro verano más igual, así que sigue así la cosa tendremos que hacer algo. Mil gracias por tu opinión 🙂

      Responder
  6. Lai - Asi como lo pienso

    yo me iría por el lado de ser blanda con la niña…y dura con la madre! invitala a tomarse una cañita…y ahi le dices que gracias por ofrecer a su hija como canguro, pero que no gracias. con ella si tienes permiso para ponerte borde…y dejarle caer que su hija necesita compañia de SU familia!

    Responder
    1. yademasmama

      Uy con esa mujer no me voy a tomar nada, que es una brasas… Espero no volverme a ver en la situación. ¿Y si hacemos una colecta para mandarla de colonias? Jeje

      Responder
  7. Elisabeth

    Y si le dices a la niña algo como: “Gracias por querer tanto al bebe, y jugar con el ahora lo vamos a dejar jugar sólo (por la razón que sea jejej), yo te aviso cuando este listo para jugar de nuevo contigo, aprovecha para ver a tu madre que seguro te extraña” todo eso con tu dulce sonrisa jejeje

    Quizás ya lo has hecho no se , se lo dices varias veces y tal vez , sólo tal vez entiende el mensaje y mejor si escucha eso la madre cuando lo dices.

    Sino igual cuentas como finaliza todo, lo “ideal” es que no te las vuelvas a encontrar jejeje , ¡Suerte!

    Responder
    1. yademasmama

      Muchas gracias por la ayuda, está muy bien planteado. Lo ideal es no encontrármela más, pero si se da el caso, ya tengo discurso preparado, jeje. ¡Mil gracias! 😀

      Responder
  8. mamemimomublog

    Con la niña intentaría ser simpática y explicárselo dulcemente porq creo q no tiene la culpa de nada y debe tener una falta de cariño enorme (q por supuesto tú no tienes q gestionar).
    Yo utilicitaría el viejo truco de toda la vida de ” no eres tú, soy yo”. Iría con una sonrisa de oreja a oreja, en plan divina de la muerte, a hablar con la madre y le diría algo así como “perdona, mira, no es culpa de tu hija, sé que se acerca al bebé con mucho cariño y seguro q a otro niño le encantaría, pero es q mi hijo es súper independiente y se agobia mucho cd no le dejan a su aire, lo conozco muy bien y no está a gusto, así que si le dices a tu hija que solo puede estar 10 min te lo agradecería porq se agobia mi niño y por tanto me agobio yo, lo siento eh? En serio no es culpa vuestra, es mi hijo que tiene este carácter y de verdad que esta mejor solo…Gracias eh? Sonrisa y a tomar viento!

    Responder
  9. Ana Cestaland

    Hola! Te sigo desde hace tiempo pero hoy me decido a estrenarme en los comentarios… A mí me ha pasado parecido con una niña en la piscina… tan pesada era que llego a decirnos cuando íbamos hacia la piscina grande que venía con nosotros pero que le teníamos que cuidar. Está claro que yo fui más borde que tú, pero le contesté directamente: “No, bonita, ya lo siento, pero yo tengo que vigilar a mis dos niños y no puedo responsabilizarme de otro. Vas a tener que decirle a tus papás que se metan contigo al agua”.Y la niña obviamente se fue.
    Mi consejo: dile a la niña directamente que ya lo sientes pero que te gustaría estar sola con tu bebé, que mejor vaya a jugar con su mamá o con algún otro amigo y ya está…
    Si lo dices con educación y respeto, no tiene porqué ser ofensivo…
    Gracias por el post y enhorabuena por el blog!

    Responder
    1. yademasmama

      Muchas gracias, Ana. Desde que escribí esto no la he vuelto a ver, porque con este tiempo veraniego que tenemos no hemos pisado la piscina… Pero sí, tendré que enfrentarme a la situación y hablar con ella… Gracias por compartir tu experiencia 🙂

      Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!