Los segundos usos de los juguetes y las cosas

bebés jugando en la piscina con cubos de agua

Me gusta ver cómo mi hijo no juega con sus juguetes como se indica en la caja. A todo le busca un segundo uso, un segundo camino con rodeo. No le gusta apilar piezas para hacer torres, ni meter las anillas de colores en el palo que las sujeta, eso no le hace la más mínima gracia. Lo que le gusta es darles con su rechoncho dedo en una esquinita para que vuelquen en el suelo y, con un poco de suerte, lleguen a girar. Hace bailar a las piezas, las persigue y las para. Y vuelta a empezar. Los coches no sirven para correr por la carretera, les examina las ruedas, los vuelca… Tampoco aprieta los botones con canciones del caparazón de su tortuga, ni la arrastra de la cuerda, simplemente la mira, da vueltas y se entretiene con ella.

No le pasa sólo con sus jueguetes, también con las cosas de casa. Desde hace muchos meses, todo tiene un segundo uso. Le pasó con el mando de la televisión, que le atraía salvajemente aunque no supiera ni para que servía (eso sí lo usó como coche) pero le ha pasado con más cosas.

Con un año, mi peque se divertía en la cocina metiendo y sacando mandarinas de la malla. En aquel momento no era capaz de concentrarse tanto tiempo como ahora, con 19 meses, cuando ya es capaz de estar largos ratos jugando solo con sus cosas, a su modo. Otro objeto que jamás pensé que pudiera darle tan buenos momentos ha sido la caja de cartón en la que van los tampax. Meterlos y sacarlos de la caja, tirarlos a la bañera, estrujar el papel de plástico de colores… Al menos me aseguraba un rato de tranquilidad en el baño, con el peque vigilado de cerca.

Pero el rey de los juguetes en esta casa han sido los tuppers y recipientes de plástico, los grandes precursores de los cubos de colores que todo bebé debe tener. La acción de meter y sacar cosas de ellos son el mayor entretenimiento de un bebé y de un niño, en todas las edades. La afición por meter y sacar comienza en cuanto ganan destreza con las manos, pero continúa hasta los 3 o 4 años como mínimo, aunque el juego se vaya sofisticando: las clásicas comiditas (con hierba o aire dentro) o meter cosas bonitas y esconderlas.

Si sumara las horas que se ha entretenido mi hijo con el juego de pasar piedritas o agua de un cubito a otro sin duda me sorprendería. Y más aún me sorprende ver que siempre que llevamos el cubo y la regadera de juguete a la piscina, mi hijo se convierte en el rey y le salen amigos de hasta debajo de las piedras para ayudarle en la difícil tarea de trasvasar agua de un recipiente a otro. Ya pueden tener medio año menos que dos años más. Nos queda cuerda para rato.

30 pensamientos en “Los segundos usos de los juguetes y las cosas

  1. Mama Puñetera

    Los niños son geniales! A mi también me encanta ver como juegan a su manera con las cosas mas insospechadas… Lo del mando a distancia tiene que ser bastante común porque la mía se vuelve loca con ellos! Jejeje

    Responder
    1. yademasmama

      No sabes qué guerra hemos tenido con el mando a distancia, le compramos uno para él pero no hubo manera. Hasta que se tomó la venganza por su mano y lo metió al bidé con agua. Ahora se ha quedado como una reliquia y su juguete personal y nosotros nos compramos otro. Y lo curioso es que sigue con el suyo, así que fue un flechazo. Vígilalo de cerca y no se escape al baño con él, jajaja.

      Responder
  2. mamablogger1

    Mi hija pequeña también juega con una botella de agua bacía, le encanta! Y la mayor ya no tiene límites juega con todo lo que os podáis imaginar: cajas, rollos de papel de cocina, macarrones, jejejee de todo!!!

    Responder
    1. yademasmama

      Qué gusto que sean tan originales. Tengo ganas de ver cómo va encauzando esa creatividad en el juego. Aunque si usa sus juguetes para lo que son tampoco me importaría verlo, jaja 😉

      Responder
  3. Pasuco a Pasuco

    Si es que les compramos juguetes pero donde estén las cosas de mayores…Al mío le das el cesto de las pinzas y pasa de cualquier juguete, y como el tuyo, no te digo nada si tiene botes y agua para llenar y vaciar!!

    Responder
    1. yademasmama

      El cesto de las pinzas es otro must, ¡es verdad! Meter y sacar, ahí está la clave. En casa de los abuelos el mío se obsesiona con una cajita de caramelos. El ppobre sólo los cambia de sitio, ni siquiera sabe que se comen. Entonces sí que le gustará ese juego, jaja.

      Responder
  4. nosoyunadramamama

    Jaja, y q me dices de cualq plástico!!! Ayyy, los botellines de agua!!! Aqui juegan al futbol con ellos y hasta con cosas cuadradas!! Lo malo es q los niños son más brutos y cosa q cogen, cosa q acaba rompiendo, en fin….

    Responder
    1. yademasmama

      Las botellas de agua, cierto, me lo dejaba. Es alucinante lo que les gusta, además desde muy pequeñitos. Sí, qué me vas a decir a mí de niños brutos… jajaja. ¡Un beso!

      Responder
  5. Virginia

    No dejan de sorprendernos con su originalidad ehhh me encanta ver cómo intenta pensar para qué utilizar cada cosa. El mando pasa A ser u teléfono, el rastrillo un peí e, la pala una cuchara… Y por supuesto sacar todo el cajas y meterlo en otras es…. Juego estrella.
    Que siga así de entretenido… Buena señal!
    Besos

    Responder
    1. yademasmama

      Me encanta ese juego estrella, no puedo entender cómo es capaz de hacer que se concentre tanto en algo, a veces parece que le sale humo de la cabecita, jajaja. ¡Otro beso para ti!

      Responder
  6. ¡Y yo con estas barbas!

    Jejeje… Recuerdo hace pocas semanas, la peque jugando a colocar sus muñequitos y sus piezas en el hueco redondo de la puerta de la lavadora, como si fuera un estante. Quita, pon… Quita, pon… Quita, pon… (Claro que, lo de querer meterse luego ella dentro, ya fue el remate… jajaja)

    ¡¡¡Son geniales!!!

    Responder
    1. yademasmama

      Ay que ver cómo les atrae la lavadora, es una segunda televisión. Al mío le parece el novamás, jaja. Qué mona tu peque usándola de estantería. Por cierto, el hijo de unos amigos se terminó metiendo dentro de la lavadora con año y medio, así que no lo descartes. ¡Un beso!

      Responder
      1. ¡Y yo con estas barbas!

        ¡¡No, no… si no lo descarto en absoluto!! ¡Año y medio, dices! Si esta niña ya está jugando a meter los muñecos y las cositas dentro del tambor de la lavadora, y ya se ha querido meter!! ¿Qué te crees…? ¡No tenía ni los 10 meses! Me moría de risa viéndola intentando subir la pierna para colarse por el agujero…

        Responder
  7. diasde48horas

    Ains, que él va haciendo amigos por la piscina! Qué bonito ¿verdad? que se ponga a jugar con otros niños.
    Por cierto, a mi me ha pasado algo parecido a lo de los tampones jaja

    Responder
    1. yademasmama

      jaja, bueno, al menos los tampax tienen otra utilidad en casa, no está mal. Sí que da gusto ver cómo juega con otros peques en la piscina, aunque a lo que hace mi hijo no se le puede llamar “jugar con”, sino “jugar al lado de”. ¡Un besito!

      Responder
  8. mamapuede

    Yo creo que a todos los niños les pasa, se entretienen con las cosas más sencillas y con los juguetes juegan a su manera, somos los padres los que no aprendemos

    Responder
    1. yademasmama

      jaja, pues sí, completamente de acuerdo. Mi hijo juega ahora con las cosas que le trajeron los Reyes, no te digo más. Un día le corté de un calendario unas fotos de animales y anda loco con esos papelajos. Nunca se sabe cómo acertar 🙂

      Responder
  9. Un Papá en Prácticas

    Si es que al final se entretienen con las cosas más sencillas de todas. Mara a los juguetes apenas les hace caso. Eso sí, dale un mando de televisión, una caja de cartón o una paletas de madera de cocina, que se monta la fiesta padre 😛

    Responder
  10. Lai - Asi como lo pienso

    que bien que tenga tanta creatividad…yo tengo uno que nunca le ha hecho caso a nada, hasta ahora con 4 que le atrae hacer torres y puzzles, siempre ha sido de ir “de flor en flor” mas que sentarse a jugar. Ahora, la pequeña…ella lo investiga todo, usa las muñecas para recrear lo que ve en casa y en la guarde, juega a cocinitas, pinta, todo lo que no habia visto nunca. Cada niño es unico verdad?

    Responder
    1. yademasmama

      ¡Qué diferentes son! El mío es más parecido al tuyo, jaja. De momento ni torres ni puzzles, pero tiempo al tiempo, ya se aficionará. Qué mona tu niña, a mí también me encantaba jugar a cocinitas ¡y a comprar y vender!

      Responder
  11. Elisabeth

    Así ed nos complicamos eligiendo juguetes y al final se divierten con lo mas sencillo, a la princesita también le encanta jugar con los envases plásticos jejeje

    Responder
  12. Una mamá muy feliz

    Cómo me has recordado a UBMF con darle la vuelta a los coches y darle a las ruedas para que giren, lo hacía constamentemente y aun ahora lo hace con los coches grandes y dice “lo arreglo mamá”…Es sorprendente, el uso de los juguetes, es genial para el desarrollo de su imaginación…ya contaré cual es el juguete favorito en este momento de UBMF…

    Besetes

    Responder
  13. planeandoserpadres

    Me anima saber que aunque de momento tengo un kit de playa bien escaso para la bichilla ¡tenemos regadera incorporada! Me parece muy pequeña para ir cargada de juguetes porque si no mira los que tiene en casa ¿por qué debería hacerle caso a los de agua? Creo que con la regadera y el flotador va a ir bien servida para su primer verano.

    Responder
    1. yademasmama

      Parece mentira pero los juguetes de agua son la leche, cómo les mantienen entretenidos, es alucinante. Pasar el agua de un cubo a otro, o de la regadera al cubo es el mayor de los entretenimientos. A ver qué tal se le da su primer verano 🙂

      Responder
  14. mamiansiedades

    Te iba a recomendar los cubos de ikea porque a Leo le flipan y hace más amigos con ellos que con dos cajas de Donettes, pero luego he llegado a la foto jeje No sé qué tienen!
    Ah y él también es adicto al mando de la tele! 🙂

    Responder
    1. yademasmama

      Jaja, esos cubos de ikea deberían venir en la cesta de regalos de todos los bebés. Son un triunfo seguro 😉 Estoy pensando hasta en comprar otros porque los primeros están muy desgastados. ¡Muchas gracias por tu comentario! 😉

      Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.