Una excursión familiar por el valle de Yerri y el monasterio de Iranzu

Hay veces en las que eso de subirse al coche con ganas de excursión pero sin nada programado termina muy bien. Si tienes una tarde libre y te apetece visitar un pequeño rincón de Navarra, te propongo una excursión familiar que te dejará buen sabor de boca: el valle de Yerri, junto a la sierra de Urbasa.

Nuestra excursión empezó en las bodegas Aroa, en Zurukuain (cerca de Estella) y a unos 40 minutos de Pamplona. Comer en su restaurante Le Naturel es muy recomendable, la comida está deliciosa y te aseguro que no saldrás de hambre (el menú de 25 euros, lleva tres entrantes delicioso y un segundo plato, carne o pescado). Eso de comer divisando sus viñedos ecológicos y campos de cereales de Tierra Estella acompañado de un buen vino lo hace aún más agradable (y que tuviéramos la suerte de que el nene se portara bien y aguantara más de la mitad de la comida royendo un trozo de pan, también).

Los pequeños pueblos del valle de Yerri están llenos de casas de piedra con rincones preciosos. Y cogiendo un desvío por aquí y otro por allá, terminamos en el monasterio de Iranzu, junto a Abárzuza, un lugar perfecto para ir con niños.

monasterio iranzu

Junto a la sierra de Urbasa, el monasterio está rodeado de campos con merenderos, tiene servicios y un bar. Pero lo que más le gustó al enano, que se moría de ganas de salir de coche y corretear un poco, fueron los caballos y las vacas del campo de al lado. Se volvió loco de contento al ver cómo se acercaban para que les diéramos de comer hierba y manzanas a la boca.

caballos

El monasterio de Iranzu, de origen cisterciense y de los siglos XII-XIV es pequeño y lleno de encanto. La entrada sólo cuesta 2,5 euros para los adultos, con descuento a estudiantes y parados. Lo mejor del monasterio es el claustro, pero también se puede visitar el antiguo cementerio, con sus teselas, y las zonas de oración.

claustro

claustro bebe2

teselas

Y a la vuelta del monasterio, camino a Pamplona, nos dimos un paseo por el embalse de Alloz. Se puede acceder desde Úgar o Villanueva o desde Guesálaz por Lerate. Al lado del pantano hay un camping donde se pueden practicar actividades náuticas y donde se puede dar un baño. Esta excursión se puede hacer pasando la mañana en la reserva natural del Nacedero del Urederra, o tras una caminata por Urbasa o la sierra de Andía.

Por cierto que los pueblos de la zona se han unido en una iniciativa para dar a conocer su entorno, Tierras de Iranzu, con rutas de senderismo, jornadas gastronómicas y visitas guiadas por sus pueblos. Gastronomía, cultura y naturaleza, ¿qué más se puede pedir para pasar un día?

33 pensamientos en “Una excursión familiar por el valle de Yerri y el monasterio de Iranzu

  1. Mamá Pata

    Esa zona es preciosa!! A mi me encanta el nacedero del urederra, sobre todo en otoño con las hojas caídas. Mis suegros viven en Allo, muy cerca de Estalla, así que esa zona la conocemos bien 😉

    Responder
    1. yademasmama

      Sí, es que la excursión del nacedero es increíble. A ver si crecen un poco estos enanos para repetirla pronto. ¡Así que familia en Allo! Tú eres medio navarra 😉

      Responder
      1. Mamá Pata

        Yo no, pero mi suegro es del roncal, y aunque siempre han vivido en Donosti se fueron a Navarra hace bastantes años por tema de curro. Así que cuando vamos de visita siempre solemos ir a Allo 😉

        Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!