Pensando en San Fermín (I): las zapatillas de Carlotta

A partir de estas fechas, a los de Pamplona nos suele empezar un cosquilleo en la tripa. Sale el sol, se acerca el verano, y ya nos ponemos a mirar de reojo el reloj de Kukuxumuxu de la calle Estafeta. Faltan aún menos de 50 días para San Fermín, pero elegido el cartel anunciador de las fiestas, ya sólo queda ir restando los días y pasar por el mal trago de probarse los pantalones blancos y descubrir que los bajos siguen negros o que no atan ni aún metiendo la tripa como haciendo un abdominal hipopresivo. Menos mal que elegir la ropa de los peques no es tan desalentador y que a ellos el blanco les queda muchísimo mejor.

Este año me he propuesto encontrar el mejor atuendo sanferminero para mi hijo y voy a empezar por los pies. En el showroom infantil organizado en Hegan & Dream el pasado 10 de mayo descubrí las preciosas zapatillas que diseña Carlotta con la imagen de los gigantes, cabezudos y del santo y tenía que compartirlo.

coleccionok

Carlotta es una arquitecta pamplonesa que hace tres años empezó a aficionarse a la costura y, tras probar cosas nuevas, terminó pintando sobre tela. Primero fueron los trajes para bebés, y desde hace un año, se dedica a pintar a los emblemáticos gigantes de Pamplona y al santo en sus zapatillas blancas. Dice que pinta a los gigantes por la pasión que despiertan en los niños y porque su baile es uno de los momentos más emocionantes de la fiesta.

gigantes1ok

gigantes2ok

Aunque en sus dibujos los gigantes no tienen cabeza, se identifica claramente a cada pareja: los europeos, los africanos, los americanos y los asiáticos (árabes). Por cierto que, a modo de curiosidad, no se sabe por qué en la Comparsa de Pamplona no aparecen representados los cinco continentes.

Carlotta acepta encargos (aquí está su página de facebook), personaliza los modelos (con hebilla o lazos, con el nombre del niño o sin él) y las vende a 15 euros (desde el número 21) o por 20 euros si el número es mayor del 32. Yo acabo de encargar unas.

hebillasok

santook

¿También os habéis enamorado de estas zapatillas? ¿Cuáles son vuestros gigantes favoritos?

25 pensamientos en “Pensando en San Fermín (I): las zapatillas de Carlotta

    1. yademasmama

      ¡Jaja! Cuenta, cuenta… Pues venir con niños pequeños es más rollo… Aunque se puede disfrutar más la fiesta de día, siempre hay opciones. ¡A ver si os animáis! 😉

      Responder
    1. yademasmama

      Tengo unas alpargatas de crochet de recién nacido preciosas, pero esas le duraron dos minutos en los pies. Éstas que son más troteras espero que le duren mucho más. Pero sí, con el nombre y todo son un recuerdo muy bonito 🙂

      Responder
  1. Mamá Pata

    Me he puesto nerviosa y todo de leerte!!! Tengo buenísimos recuerdos de las dos veces que he estado en san fermin, pero de eso ya hace mucho tiempo! Como era menor de edad vamos 😉
    Pero creo que este año toca repetir aunque sea con un plan más lasai de día y no de noche, que tenemos que aprovechar que mi hermano tiene pisito en la city!
    Las zapatillas me han encantado. Yo tengo una amiga que en sus ratos libres también hace cositas así.

    Responder
    1. yademasmama

      jajaja, tú vas a estar más en Sanfermines que yo, ¡ya verás! Con niños toca más plan de día, pero se puede disfrutar más. Pintxos, poteo, gigantes… qué buen plan, ¿verdad? Dile a tu hermano que os vaya haciendo sitio 😉

      Responder
  2. nosoyunadramamama

    qué bonitas son!!!!!me encantan!!!! la verdad es que, yo q viví en Pamplona, disfruté algunos años de San Fermín, pero ahora no sé si ya me parece demasiado caos…cómo cambiamos con la edad!!!jajaj

    Responder
    1. yademasmama

      ¿Viviste en Pamplona? Qué bueno. Caos tienes todo el que quieras… Pero también hay mil opciones de plan, más tranquilo, un poco más movido… Yo ya no puedo vivir los sanfermines sólo de noche, como antes, pero de día son muy divertidos, casi más, porque no se ve tanto desfase. Hay cada uno… 😉

      Responder
      1. nosoyunadramamama

        Siiii, estudié allí aunq aquel clima me mataba,mucho frío y mira q soy de Gijón,jeje… Tengo amigas q hacen ya plan de día ( ese no fue el q viví yo precisamente) y otras q huyen esos días xq, como dices tú, hay cada uno…je

        Responder
  3. portakanguritos

    que bonitos! ya los vimos en el showroom, pero de talla creo que son grandes para Haizea, ya le preguntaré a Carlotta. Los San Fermines ya a la vuelta de la esquina…se nos pasa el año de nochevieja a san fermines y de san fermines a nochevieja… 🙂

    Responder
    1. yademasmama

      La talla será grande para Haizea, sí. El mío usa la 20, así que estoy cruzando los dedos para que le crezca el pie un poquito para el 6 de julio. ¿Tendrás un portabebés blanco y rojo preparado, no? Jeje. Si es que ya estamos en San Fermín, cómo vuela el tiempo… ¡Un beso, guapa!

      Responder
  4. Sanferminera 100%

    No pueden ser más bonitas!!!yo le he cogido todos los gigantes! Un par para cada día… y de recuerdo las voy a enmarcar para la habitación de mi ratita! Os animo a tod@s a comprarlas…estoy encantada!y mi hija más!

    Responder
    1. yademasmama

      Mejor ir sin hijos, pero aún y todo hay muchísimas cosas que hacer con ellos: llevarlos a los gigantes y cabezudos, ir de pitxos y de poteo, llevarlos a las barracas, a ver los toros en los corralillos (están pastando y se ven desde un cristal, da impresión y les encanta), a ver los fuegos artificiales… Yo también tengo pendiente redescubrir la faceta familiar e infantil de la fiesta 😉

      Responder
  5. Pingback: Pensando en San Fermín (II): camisetas, alpargatas y accesorios | Y, además, mamá

  6. anacestaland

    Preciosas.
    A mi hijo por supuesto los que más le gustan son el josemiguelerico y la josefamunda… De hecho, él le dió sus chupetes a la reina!!! Así que figúrate si le gustan.
    Son unas zapatillas preciosas!

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Son preciosas, las tuvimos el año pasado y el chiquitín no paraba de enseñarlas orgulloso a todo el mundo 😉 Son muy triunfadoras, ¡besos!

      Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!