Deformaciones craneales en bebés

Entre el segundo y el cuarto mes, a mi bebé le cambió la forma de la cabeza. Se le aplastó por atrás, como en la segunda figura de la imagen, porque siempre dormía boca arriba. Es uno de los efectos que tiene en las cabecitas de los bebés la recomendación de los pediatras de acostarlos boca arriba (para evitar la muerte súbita del lactante).

Nos recomendaron que le pusiéramos a ratos durmiendo de lado, alternándolo, para que la cabeza se le fuera moldeando, y que cuando estuviera despierto descargáramos presión sobre la cabeza cogiéndolo en brazos o teniéndolo en otra postura. Usamos un cojín antivuelco (lo mismo valen dos toallas o mantas enrolladas a los lados) y hasta una almohada específica para la cuna, pero no nos sirvió. Siempre encontraba la manera de dormir boca arriba, como le gustaba, y con los puñitos hacia arriba.

deformaciones craneales

El especialista al que nos derivaron nos dijo que no nos preocupáramos. Durante el primer año, la cabeza del bebé es muy moldeable, y simplemente con el paso del tiempo los huesos se van colocando en su lugar, gracias al cambio postural y a que ganan fuerza los músculos de la cabeza y el cuello. Así fue. Mejoró mes a mes, sobre todo cuando empezó a sostener la cabeza, a girarse y a quedarse sentado. Todavía no se le ha cerrado la fontanela del todo, pero la cabeza ya es bastante redondita.

Únicamente en los casos más graves acaban poniendo a los bebés unos cascos para ayudar a que los huesos del cráneo recuperen su forma. De todas formas, la mejor forma para evitar que se deforme el cráneo es poner al bebé a dormir de lado en los primeros meses (para seguir evitando el peligro de ahogamiento boca abajo). En el caso de que el bebé duerma siempre hacia el mismo, se recomienda girar la cuna a menudo para que la cabeza también descase hacia el otro lado. En algunos bebés la cabeza no llega a deformarse, pero sí que le aparecen calvitas en esa zona por la postura.

¿Conocéis más casos? ¿El tratamiento ha sido el mismo?

 

6 pensamientos en “Deformaciones craneales en bebés

  1. Naiara Olague

    ¿os dijeron que lo pusierais boca arriba para dormir? A nosotros en cambio siempre de lateral, de uno y de uno otro lado, pero siempre de lateral para evitar posibles peligros….a cada uno una cosa… aixxx….

    Responder
  2. Pingback: La terrible revisión de los 15 meses y las vacunas | Y, además, mamá

  3. Pingback: Seis temores de los padres primerizos | Y, además, mamá

  4. Irene

    Los bebés deben dormir boca arriba siempre. Ni boca abajo, ni lateralmente. Debeis buscar otras altenativas.
    Descartar lo primero posibles contracturas en cuello y espalda del bebé. Mantenedlo en posición vertical el tiempo que sea posible.
    Cuando este despierto, Tummy time, tiempo de juego, ponedle boca abajo para que pueda ejercitar la musculatura de cuello y espalda. Por supuesto, siempre bajo la supervisión de los padres.
    Poned una pequeña toalla debajo del colchón en la esquina contraria a donde quereis que el bebé gire la cabeza.
    Poned una cuña que se ajuste totalmente al ancho de la cuna para que no deje huecos y si es posible que tenga tope para no resbalar.. Un peso en un plano inclinado, disminuye la presión en la cabeza.

    Efectivamente, la plagiocefalia si no es grave, desaparece cuando el bebé tiene capacidad para moverse, elevar la cabeza y girarse. Esto suele suceder entre los 4 y 6 meses

    Responder
    1. yademasmama Autor

      Gracias por los consejos, Irene. Sí, lo pusimos boca abajo en momentos de juego pero siempre durmiendo boca arriba (no había manera de que cambiara de postura, además), aunque procurando con cojines antivuelco, toallas enroscadas… que estuviera a ratos de lado. Ahora tiene dos años y no tiene la cabeza completamente redonda, aunque le mejoró bastante por sí solo. Pero si hubiéramos tenido más información en su momento, antes de los dos meses, no habríamos llegado al extremo de que valoraran si ponerle un casco.

      Responder

Déjame un comentario con tu experiencia, ¡gracias!