Una canastilla para sorprender en el Hospital: sorteo con Cestaland

canastilla de bebé

¿Cuál es el mejor regalo para enviar a una madre que acaba de dar a luz a su bebé? Los ramos de flores alegran la habitación, pero duran pocos días y a veces, en la vorágine de las compras para el bebé, vienen mejor cosas materiales. En mi opinión, nada mejor que aparecer en casa con una canastilla con detalles para el bebé y unos bombones o un poco de buen embutido ibérico para la madre (por eso de la toxoplasmosis). Y si no podemos esperar y queremos ser los primeros en regalar a los nuevos padres, mejor enviar la sorpresa por mensajero, sin molestar en esas primeras horas en la que padres y bebés sólo tienen que conocerse.

¿Y qué tiene que llevar esa cesta o canastilla? Depende de gustos, pero mi cesta ideal es exactamente ésta que he preparado en colaboración con Ana de cestas para bebés Cestaland, dedicada a productos para el bebé y regalos, y que ahora sorteamos. Está compuesta por una caja de madera lacada en blanco muy práctica y decorativa, dos productos de higiene de calidad para el bebé, una mantita muy suave y ponible, una bandana a juego como detalle y poco más si no queremos que se escape de presupuesto. Continue reading

Se está gestando un hermano mayor

hermano mayor

Siempre digo que en mi útero se está gestando un bebé, pero fuera se está dando una transformación también increíble: la creación de un hermano mayor. Un niño que, a nuestros ojos, va creciendo por momentos y que ha cambiado de papel desde que supimos que estábamos embarazados. Es increíble cómo un positivo le da la vuelta a todo, incluso a esto.

Al peque le dimos la noticia el primero, a los dos meses y medio de embarazo, y antes que al resto de familia. Quisimos que fuera así para que no se sintiera desplazado y no escuchara comentarios o enhorabuenas que vinieran de fuera. Se lo dijimos una tarde en la que estábamos los tres solos en los columpios, enseñándole una foto de lo que entonces, antes de que nos cambiaran el sexo, creíamos que era su hermanito. Nos sorprendió su respuesta, alegrándose de forma natural y mostrando su sorpresa, y cómo a los dos minutos volvió a su juego como si su mundo no hubiera cambiado.

Desde entonces, no dejamos de hablar del bebé. Tratamos el tema cuando leemos cuentos y tenemos presente a la hermanita en los planes de futuro. Para implicarle en el tema como hermano, le hemos dejado que haga tareas sencillas, como que me prepare las vitaminas del embarazo cada mañana (simplemente saca la pastilla de la caja y me la da para que me la tome y el bebé crezca mejor) o que elija cosas que vamos comprando para la nena. Continue reading

Imprescindibles y caprichos del segundo embarazo

El desembolso que hay que hacer en el segundo embarazo es mucho menor que para el primer hijo. A parte de que la gran mayoría de cosas que se necesitan se heredan, hay que tener en cuenta que la experiencia es un grado, y que ya sabemos qué cosas son útiles, cuáles imprescindibles y cuáles se pueden directamente tachar de la lista.

Imprescindibles en el segundo embarazo

Imprescindibles:

Por este mismo motivo, por el de la experiencia, en este embarazo tengo apuntadas varias cosas que sí o sí, tenemos que conseguir. La primera es un buen bolso de maternidad para el carro que jubile al anterior, y que ya tengo en mi poder. Quiero que éste sea plastificado, con más capacidad y bolsillos para organizar las cosas mejor. No se me olvida que, además de las cosas del bebé, tendremos que incluir ropa, juguetes y otras cosas para el mayor. Y también es cierto que le dimos tanto tute al primero, que le he cogido mucha manía (y que está devorado y hasta descolorido del sol)

Voy a renovar el termo para llevar la comida caliente. El anterior papillero (el de la foto) lo usamos tanto que ya está abollado y se nos han ido perdiendo los tuppers o recipientes que venían en su interior. Todavía no le tengo echado el ojo a ninguno, pero esto sí o sí lo tenemos que tener porque nos ha salvado la vida muchas veces en las salidas y vacaciones. Continue reading

Un libro para responder a los superpreguntones

portada superpreguntones

Los niños empiezan muy pronto a hacernos preguntas que, a veces, nos dejan sin respuesta por lo ingeniosas que son o simplemente porque nos pillan de sorpresa. Hace unos días recibimos en casa, gracias a Boolino, un libro que va a solucionar parte de estas dudas: Los superpreguntones para peques, El cuerpo humano, de la Editorial Vox-Larousse.

Un libro que es la versión para más pequeños de la colección Los Superpreguntones, y que está indicada para niños a partir de 5 años, aunque en mi opinión se puede leer para niños de 3 y 4 años simplificado las explicaciones (que de por sí ya está adaptadas a su edad y son sencillas y concretas). Continue reading

Pérdidas de calostro durante el embarazo

calostro durante el embarazo

Me ha ocurrido en los dos embarazos y no deja de sorprenderme, porque es una señal inequívoca de que mi cuerpo sabe qué tiene que hacer y de que lo está haciendo. En el primer embarazo me ocurrió más tarde de la semana 32, pero en éste, en cambio, noté que había segregado algo de calostro (o también lo llaman precalostro) en torno a la semana 20.

La primera vez que noté que manchaba de un pecho estaba en el ultimo trimestre del embarazo y me encontraba ojeando el catálogo de artículos de puericultura de unos grandes almacenes. En concreto, de sacaleches. Aquello me pareció una señal, justo cuando estaba pensando en mi bebé y en que le daría el pecho, hizo acto de presencia la primera “leche” materna, todo un zumo de proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y anticuerpos. Increíble el poder de nuestra mente, ¿verdad? Continue reading

Las primeras veces en el cine: ¿cuándo llevarle?

La primera vez en el cine es todo un acontecimiento. Pero, ¿a qué edad se considera que los niños aguantan sentado hora y media viendo una película? Más que la edad, que importa y mucho, mi opinión es que la elección de la peli es fundamental para que quiera repetirlo. Es la que va a marcar que sea un desastre o una experiencia para repetir de vez en cuando.

Hasta la fecha, el enano ha estado tres veces en el cine. La primera de ellas fue viendo Minions, con dos años y medio de edad. Para esa fecha, algunos niños de su clase ya habían estado y otros, en cambio, tardarían aún meses en ir. A él, le gustó la película, le divirtió y se rió (aunque en momentos en los que nadie más se reía, vete a saber tú de qué) y sobre todo le encantó eso de llevarse a la boca más gominolas y palomitas que de normal.

la primera vez con un niño en el cine

La primera vez que se va al cine con un niño pequeño no se sabe muy bien cuál será el resultado. Nos dimos cuenta de que le podría gustar cuando nos pedía varios capítulos seguidos de sus series de dibujos preferidas y podía verlas sin pestañear. Si no aguanta en la tele de casa, en el cine va a ser parecido. Pero además de esto, para nosotros fue importante estar los tres juntos y elegir una película divertida y que le pudiera enganchar, sin dramas familiares ni un argumento demasiado retorcido. Continue reading